Caos vehicular colapsa entrada a la emergencia del HCUAMP

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- A los lejos se escucha la sirena de una ambulancia y de inmediato anuncia la llegada de una emergencia, es el traslado de un paciente en condiciones críticas, los paramédicos que vienen a bordo se preparan para hacer el ingreso al área más concurrida del Hospital Antonio María Pineda, pero la llegada se retrasa, pues deben maniobrar entre los vehículos particulares que están parqueados de lado y lado.

Choferes y familiares de pacientes denuncian que en el Hospital Central existe una anarquía, pues algunos conductores toman la vía principal de acceso a la emergencia para estacionar sus carros, lo que causa una congestión, pues a veces las ambulancias que vienen a toda velocidad por la premura de los casos, tienen que maniobrar para evitar impactar contra los carros.

"Esto no se arregla con policías, esto debe ser más cultura de las personas. Debes saber que no debes estacionar en un área donde entran y salen emergencias, aquí se estacionan hasta en los puestos en donde dicen "sólo ambulancias", comentó un chofer de ambulancia.

En la redoma que se encuentra a sólo metros de la emergencia, se estacionan vehículos de un lado a otro bloqueando el acceso a la emergencia de adultos, así como la del Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga.

"A veces se paran en la entrada de la morgue, cuando las ambulancias vienen al Pediátrico los choferes tienen que pegarse a la corneta para que aparezcan los dueños, pero si la ambulancia raya a uno de esos carros se arma el alboroto. Las personas no tienen conciencia", comentó Juan Yústiz, familiar de un paciente.

Los funcionarios adscritos a la Brigada Hospitalaria intentan que los conductores despejen la vía para que las emergencias puedan ingresar sin contratiempo; sin embargo, los conductores hacen caso omiso.

Sin puestos

LA PRENSA recorrió las áreas del Hospital Central de Barquisimeto y pudo constatar que uno de los estacionamientos dentro del centro de salud está cerrado. Al consultar con varios trabajadores de la salud, indicaron que tiene alrededor de tres años bajo candado.

"Un día le pusieron un candado y no lo abrieron más. Esto aquí al día parqueaban alrededor de 80 vehículos y era vigilado por trabajadores del hospital, pero nunca dieron información de por qué lo cerraron", comentó un trabajador del centro de salud.

Un grupo de familiares de pacientes recluidos en el hospital explicó que dejan los carros parqueados en las áreas, debido a que no tienen dónde estacionarse y temen que al dejarlo en los alrededores del centro asistencial sean víctimas de hurtos.

"Si dentro del hospital existen hurtos, no me quiero imaginar afuera. Con esto no justifico a los conductores que se estacionan mal en la redoma de la emergencia o en los puestos de las ambulancias, creo que los policías deben tener mano dura", sostuvo Jaime Gómez, consultado.

Funcionarios de Polilara rondan las áreas y piden a los conductores retirarse, pero algunos los desacatan.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias