Las autoridades regionales están al tanto de la situación, pero no hacen nada para ayudar a esta gente.

Manuel Mendoza

Vecino

Esto es terrible. Debemos dar gracias a Dios, porque para la magnitud del problema, no hay una epidemia mayor.

Claudioris Medina

Vecina

Ojalá y las autoridades nos escuchen porque estamos cansados de ser ignorados con tantos problemas que tenemos.

Yelitza González

Vecina

Aquí hay cloacas desbordadas por todos lados, ya me han salido ronchas en todo el cuerpo por culpa de este problema.

Gerardo Rivero

Vecino

Sector Santa María de Curarigua sumergido en aguas negras

Luis Felipe Colmenárez | LA PRENSA DE LARA.- La fetidez y la contaminación son dos elementos que se han apoderado de las calles del sector Santa María de Curarigua, municipio Torres. Desde hace cuatro años, la laguna de oxidación que se encarga de tratar las aguas residuales de la zona ha sufrido un colapso, desatando todo un caos que mantiene con un eterno dolor de cabeza a los pobladores.

El agua luce verde y con una consistencia viscosa. Además, la tubería está tapada y necesita atención urgentemente.

A diario, el problema se siente con más fuerza en las calles. Los colapsos en las vías son cada vez más y dejan sobre el pavimento un río de agua fétida que los agobia día y noche.

Yelitza González, vecina del sector, comenta que la situación se ha tornado sumamente crítica, pues las casas han comenzado a ver cómo de los inodoros brotan las aguas negras.

"Todo es terrible, nadie hace nada para ayudarnos y ahora la gente ha tenido que regresar a la prehistoria y abrir pozos sépticos en sus casas, porque las cloacas no sirven", comenta.

Relata que Hidrolara los visitó hace dos años y les informó que no contaban con la maquinaria tipo oruga para llevar a cabo los trabajos, y aunque la comunidad les ofreció una solución, pareciera que no les agradó.

"Les dijimos que un vecino tenía la máquina y que estaba dispuesto a prestarla para que ellos hicieran el trabajo, quedaron en regresar, pero ni por la silla volvieron", dice.

La situación amenaza, incluso con dejar sin educación a los jóvenes del sector, y es que ya ni siquiera pueden acudir al liceo "Manuel Torrealba Ramos", dado que las aguas fétidas comenzaron a invadir los espacios de la institución.

"La semana pasada nos reunimos los padres y representantes para hablar de la situación, pero el olor era insoportable. Además, una doctora dijo que el comedor no puede funcionar por los altos niveles de contaminación que hay en el sitio", detalla Yelitza.

Cuenta que muchas han sido las personas que comenzaron a presentar enfermedades estomacales y erupciones en la piel. También reportan casos de hepatitis.

"No sé mucho de política, pero intuyo que no nos ayudan porque el alcalde es opositor y quizás no lleva una buena relación con el gobernador", afirma mientras intenta encontrar una explicación a la grave desidia bajo la que están viviendo. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Comunidad

Arreglan vía en San Jacinto

| comentarios