Centro deportivo se cae a pedazos en el sector Andrés Castillo 

logo170

Luis F. Colmenárez | LA PRENSA DE LARA.- A pedazos se ha desmoronado el centro deportivo de la comunidad Andrés Castillo, ubicada al oeste de Barquisimeto. El populoso sector alberga en su interior un total de 420 familias que han visto cómo el paso del tiempo ha sido en vano y ha arrasado con todas esas maravillas que en su momento los hicieron sentir felices.

Desde hace más de tres décadas, la zona cuenta con un espacio en donde niños y jóvenes se reunían a diario para dejar el alma en el deporte, practicando disciplinas como fútbol, béisbol, softbol y kikimbol.

Sin embargo, hoy en día sólo queda el recuerdo de aquellos instantes de diversión y esparcimiento que hacían de las tardes el momento favorito del día de todos esos chamos que salían de clases con ganas de botar energía y pasar un rato agradable rodeado de todos sus amigos del barrio.

La situación es sumamente crítica. El espacio no es ni la sombra de lo que en aquellas épocas era el lugar predilecto para realizar torneos y festivales deportivos que daban vida a la comunidad y llenaban de alegría a sus residentes.

Las personas relatan que si bien el campo tiene años sin recibir un "cariñito", fue alrededor de 2010 cuando el mismo se vino abajo y paulatinamente fue desapareciendo frente a los ojos de todos.

Los vecinos que viven en los alrededores exponen que algunos "amigos de lo ajeno" comenzaron a desvalijar poco a poco los diferentes materiales que daban forma a la estructura. En varios casos, fueron tomados para hacer techos, construir paredes de ranchos o simplemente venderlos y obtener algo de dinero extra.

La cerca fue arrancada en su totalidad, junto a ella los tubos que la sostenían. Hoy día sólo quedan pequeños trozos pegados al suelo que hacen ver que en algún momento hubo algo que restringió el ingreso y protegió el espacio.

La cantina por su parte, está en su peor etapa. Las rejas fueron arrancadas junto a la puerta y dejaron el paso libre hacia los baños, donde además decidieron tomar por la fuerza las pocetas y grifería.

"Es un riesgo para nosotros porque cualquiera se puede meter ahí y ponerse a hacer vagabunderías", comenta la señora Gloria Linares.

El abandono es tan grande, que hoy por hoy el espacio, que sigue siendo utilizado por uno que otro muchacho, ha quedado enmontado, convirtiéndose en la guarida ideal de culebras y ciempiés que amenazan constantemente el bienestar de todos.

Con respecto a las gradas, para ellos es doloroso ver cómo se encuentran resumidas en óxido y abandono. Ninguna de las dos cuenta con techo, pues fueron de las primeras cosas que desaparecieron.

Los dugouts donde se resguardaban los equipos se han venido abajo. En su interior permanecen los trozos de bloques que han dejado las paredes como un colador ante la abrumante cantidad de huecos que han aparecido con el paso de los años.

Denuncian que parte de la problemática se debe a "vagos sin oficio" que se han dedicado a terminar de acabar con lo poco que queda del lugar, sin mostrar sentido de pertenencia.

Piden a los entes competentes una mano amiga para recuperarlo.

"Por favor publiquen este problema a ver si viene el Gobierno y nos ayuda para ponerlo pepón y así todos los chamos podamos venir a jugar todos los días", dice entre risas uno de los niños, que a diario se acerca a dicho punto para juntarse con sus amigos.

Balones pasan a ser ollas

Constantemente, las familias del sector son golpeadas por la falta de gas doméstico. Las pocas bombonas que les llegan cada cierto tiempo no dan abasto, por lo que muchos deben recurrir a otras alternativas como cocinas eléctricas o los tradicionales fogones que los hacen sentir en la prehistoria.

En los patios de varias viviendas decidieron construir algunos; sin embargo, los habitantes de Andrés Castillo están conscientes de que dicha medida puede resultar perjudicial para vecinos que presenten problemas respiratorios, debido a la cantidad de humo que fluye hasta los hogares adyacentes.

Muchos decidieron construir dichas cocinas artesanales en las instalaciones del campo deportivo.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias