Garzón cobró un millón 850 mil euros por asesorar a general chavista

Hildamar Chávez | LA PRENSA de Lara.- Un reportaje publicado por la ABC reveló que la firma legal del ex jurista Baltasar Garzón, recibió un pagó por 1.850.000 euros en 2016 por asesorar a un general chavista.

La mercantil pertenece a una de las empresas del venezolano, Wilmer Ruperti, magnate del transporte marítimo y de los medios de comunicación y del conocido "boliburgués"; los empresarios que hicieron o incrementaron su fortuna con el chavismo. 

El despacho del exjuez Garzón, facturó a la sociedad panameña Maroil Trading 1.850.000 euros durante la segunda mitad del año 2016, según la ABC.

Según informaciones estos pagos corresponden a un contrato cuyo objeto es elaborar un "informe independiente sobre el origen, desarrollo (?) sobre las investigaciones realizadas por Estados Unidos de los casos que afectan a quien fuera director de los servicios de inteligencia de Venezuela, Hugo Carvajal", el gobierno estadounidense acusaba al general retirado por narcotráfico y otros delitos. 

Actualmente, el exjefe de la inteligencia chavista, se encuentra detenido en Madrid, a la espera de que se resuelva la solicitud de EEUU.

El contrato fue suscrito el 17 de junio de 2016 por el propio Wilmer Ruperti, en representación de Maroil Trading Inc., y, el número dos de Garzón, Ricardo Arranz, director de Oficina y responsable del área Civil y Mercantil de Ilocad (International Legal Office for Cooperation & Development).

La firma del contrato

El contrato fue suscrito el 17 de junio de 2016 por el propio Wilmer Ruperti, en representación de Maroil Trading Inc., y, el número dos de Garzón, Ricardo Arranz, director de Oficina y responsable del área Civil y Mercantil de Ilocad (International Legal Office for Cooperation & Development). 

La «hoja de encargo de servicios jurídicos» no consistía en que Garzón o alguien de su equipo se convirtieran en abogado de Carvajal, sino en diseñar la estrategia de su defensa. 

El contrato se dividía en cinco bloques que suman 2,95 millones de euros. 

Solo tres meses después, en septiembre, cuando ya se habían realizado los primeros pagos, la petrolera estatal venezolana, Pdvsa, anunció que adjudicaba a la misma empresa, Maroil Trading Inc, un contrato de 138 millones de dólares, unos 123 millones de euros al cambio actual.

De este modo, en el mismo tiempo ?y en plena crisis venezolana? que una empresa de Wilmer Ruperti recibía un contrato millonario de la petrolera estatal, esa misma compañía pagaba a Garzón la estrategia de defensa del exjefe del investigación oficialista.

Según la información que publicó Reuters, la adjudicación era para "remover una gran cantidad de coque de petróleo ubicado en uno de sus terminales". 

"En 2016, mientras Garzón, el juez ejemplar, cobraba millones por prepararles la defensa a los narcochavistas, @leopoldolopez llevaba ya dos años injustamente preso por Maduro", manifestó a través de su cuenta de Twitter la escritora y política española, Beatriz Becerra.

El informe de Garzón debía cuestionar los métodos de la DEA y la justicia estadounidense para actuar en estos procesos de narcotráfico, y de igual forma, aplicar el mismo procedimiento al caso de los sobrinos de Nicolás Maduro y su esposa, Cilia Flores.

En cuanto a la «hoja de encargo de servicios jurídicos» liderados por Baltasar Garzón a cambio de casi tres millones de euros; 1,7 millones, corresponde a la "investigación y elaboración de Informe Independiente". 

Le sigue la "conformación de Equipo de Trabajo", cifrada en medio millón de euros. 

Las cantidades finalmente ascendieron a al menos 1.850.000 euros de los casi tres millones presupuestados. 

La primera factura girada por Ilocad a Maroil Trading data del 20 de junio de 2016 y asciende a 500.000 euros para «formación grupo de trabajo y actividades y fondo de desplazamiento». 

El 30 de agosto de ese año Ilocad emitió dos facturas más: 1.025.000 euros divididos en "formación grupo trabajo, elaboración informe y estrategia comunicación" y otros 250.000 para la "formación grupo de trabajo y actividades y fondo de desplazamiento". 

Por último, el 1 de diciembre de 2016 el bufete de Garzón facturó 75.000 euros, que correspondían a un trimestre de "estrategia de comunicación".

Fuente Informativa: ABC

Otras Noticias