Exigen sanciones para Licorerías por fiestas callejeras

Rafael Piña | LA PRENSA de Lara.- Las calles en Barquisimeto son una discoteca. Habitantes de comunidades y zonas comerciales de la ciudad ya no aguantan los "bochinches" que se forman en las licorerías todos los fines de semana donde el consumo de bebidas alcohólicas y el daño a los espacios públicos es el pan de cada día a pesar de las sanciones que están estipuladas en la Ordenanza de Convivencia Ciudadana y Sanción de Infracciones Menores del Municipio Iribarren.

Carros con música a todo volumen, borrachos haciendo sus necesidades en el frente de las casas es lo que viven las comunidades que están rodeadas de bodegones, licorerías y casas dedicadas a la venta ilegal del alcohol. El señor Gustavo Guédez quien vive a escasos metros de la licorería "El Balurdo" que funciona en la carrera 18 con calle 54 descargó todo su enojo debido a los problemas y discusiones que ha tenido con los clientes del local. "Todos los fines de semana esas personas arman su fiesta al frente de mi casa y me han dañado las luces que iluminan mi porche", dijo con mucha rabia.

La prefectura del municipio Iribarren aún no ha publicado en Gaceta Oficial el rango de las multas a raíz de las infracciones de los dueños de las licorerías y bodegones que permiten que los consumidores ingieran las bebidas al frente del local lo cual la Ordenanza de Convivencia Ciudadana y Sanción de Infracciones Menores del Municipio Iribarren en el artículo 7 señala que las personas que consuman bebidas alcohólicas en calles o vías públicas serán sancionados con una multa de cinco unidades tributarias, (A la espera de la aprobación de la alcaldía).

Otra de las multas se basan en trabajos comunitarios como pintar, limpiar y reparar algo que dañaron los infractores en la comunidad. El equipo reporteril del Diario LA PRENSA realizó un recorrido por las licorerías de la avenida Andrés Bello, avenida Libertador y centro de Barquisimeto constando la anarquía que a diario denuncian los vecinos a través de las redes sociales. Aseguran que la presencia policial es nula y cuando logra pasar una patrulla supuestamente les pagan y se van. destacan que los bochinches que se forman afectan la convivencia ciudadana.

Exigen igualdad

Los dueños de los bodegones y licorerías señalaron que desde hace años ya no se aplican las multas monetarias y solo prevalecen los trabajos comunitarios. De manera anónima un encargado de un bodegón ubicado en el centro de la ciudad señaló que muchas veces los fiscales municipales.

Licoreros del barrio La Peña de forma anónima señalaron que muchas veces los mismos fiscales para evitar aplicarle la fuerte multa les piden que les entreguen material de papelería.

Otras Noticias
Locales

Conductores tardan horas para surtir gasolina

| comentarios