Fuga de detenidos, entre la complicidad y el hacinamiento

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- Lara ha estado marcada por fugas de detenidos que terminan en sangre. En la región se han registrado 17 fugas en diferentes centros de reclusión, donde un total de 45 personas obtuvieron su "libertad forzada", pero en medio de los operativos policiales 11 murieron y 20 fueron recapturados.

Dos años han transcurrido desde que se fugó el primer recluso en Lara y a partir de esa fecha los detenidos han burlado la seguridad y lograron evadirse, algunos ya fueron recapturados, pero 14 se encuentran prófugos de la justicia.

Según los registros que a diario lleva LA PRENSA, la mayoría de las fugas ocurrieron en Centros de Detención Preventivos; es decir, de calabozos del Cicpc, Polilara, Policía Nacional Bolivariana (PNB), Guardia Nacional Bolivariana (GNB), además de los adolescentes recluidos en el Servicio de Atención Integral a la Niña, Niño y Adolescente (Saina), ubicado en El Manzano.

Aunque también en el Centro Penitenciario David Viloria, mejor conocido como cárcel de Uribana se han registrado fugas desde el año 2020, según han informado las fuentes internas.

Durante el año 2022, en el estado han ocurrido cinco fugas con seis privados de libertad evadidos, de los cuales dos fueron recapturados por funcionarios de la PNB en el municipio Urdaneta.

El caso más reciente ocurrió el pasado viernes 29 de abril, dos reclusos aprovecharon el "palo de agua" para fugarse del Centro de Resguardo del Detenido de la PNB, ubicado en la avenida Libertador con Pata 'e Palo.

Sobre la fuga se conoció, que los detenidos José Antonio Pérez Rodríguez y Abraham Jesús Marchán Montero forzaron uno de los candados del calabozo y salieron, como estaba lloviendo muy fuerte sabían que en el techo no había vigilancia por parte de los funcionarios y treparon uno de los muros para huir.

Los detenidos salieron por la avenida Libertador sin que los policías se dieran cuenta y no fue sino hasta un tiempo después cuando, presuntamente, los funcionarios que estaban de guardia hicieron un recorrido por las celdas y se percataron que una de ellas estaba violentada.

Tras lo ocurrido, los funcionarios de guardia notificaron a las autoridades de la PNB y desde el viernes en la mañana los uniformados de la Dirección de Investigación Penal (DIP) están desplegados por varias zonas de Barquisimeto para lograr ubicarlos, pero hasta la fecha ninguno ha sido atrapado.

Los evadidos tienen delitos por homicidio y robo agravado.

Otra de las fugas ocurrió en febrero, Samir Enrique Massad Sawaya, de 38 años de edad, aprovechó la oscuridad de la noche para escaparse. Él era una de las siete personas que cayeron detenidas por estar involucradas con la exportación de más de 14 kilos de presunta cocaína en velones que iban al Líbano.

El árabe se encontraba detenido en el Destacamento 121 de la Guardia Nacional Bolivariana, ubicado en la avenida Morán de Barquisimeto, pero habría aprovechado un descuido de los militares de guardia para burlar la seguridad y huir.

En cambote

Desde que inició la pandemia por el covid-19, en Lara han ocurrido fugas masivas como la ocurrida el 1 de abril de 2020, en la Delegación Municipal San Juan del Cicpc, donde 17 presos lograron evadirse.

Uno a uno fueron saliendo por el ducto del extractor del calabozo que da hacia el techo, saltaron, corrieron y treparon paredes hasta lograr llegar a la calle.

A las 4:00 am, los reclusos del calabozo 1 donde había alrededor de 70 privados de libertad lograron salir luego de que cortaron tres barrotes, de una pulgada. Minutos después, dos detectives, uno de ellos en período de prueba se dieron cuenta que los reos se estaban fugando y los uniformados, que no poseían armamento, trataron de frustrar la evasión y dieron la voz de alto, pero en ese momento los reclusos los sometieron, a uno le cortaron la cara y al otro le dislocaron el hombro derecho para luego huir de la zona.

Durante los procedimientos los funcionarios lograron recapturar a siete reos, mientras que ocho murieron en presuntos enfrentamientos y dos siguen en la calle.

Pero esta no fue la única fuga masiva, en el año 2021, en junio, 10 detenidos del retén de menores de El Manzano se fugaron tras burlar la seguridad de los custodios.

La extinta DIEP de Polilara logró capturar a nueve y el otro murió en medio de un operativo policial en La Sábila, al norte de Barquisimeto.

Pero esa fuga sería la segunda ocurrida en menos de 24 horas, pues en el Saina, donde están recluidas las mujeres, ubicado en la carrera 17 con calle 61, dos jóvenes lograron evadirse durante el almuerzo. Poco tiempo después, los uniformados lograron ubicar y detener a una de ellas.

Meten lupa

Aunque en alguno de los casos de fugas en la entidad las autoridades detienen a los funcionarios que estaban de guardia por presunta complicidad, hay ONG en defensa de los derechos humanos de las personas privadas de libertad, que aseguran que las evasiones ocurren por malas infraestructura en los centros de reclusión, hacinamiento y la nula preparación de los funcionarios.

Desde hace años, el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) ha asegurado que las fugas ocurren, en su mayoría, por el hacinamiento creado por el Ministerio Penitenciario por no otorgar cupos para trasladar a los detenidos a penales.

No sólo en Lara ocurren las fugas, sino también a nivel nacional y con más frecuencia en los Centros de Detención Preventivos, lo que genera "caos y muerte", según el OVP.

"Desde el OVP se ha venido advirtiendo que el hacinamiento, la falta de infraestructuras adecuadas para la permanencia de reclusos en estos sitios, la nula preparación de los funcionarios que los custodian es una bomba de tiempo que podría traer problemas mayores y desencadenar una masacre como ha ocurrido", es parte de un comunicado del OVP publicado en su página web.

LA PRENSA ha conocido a través de reportes policiales las detenciones de algunos custodios o funcionarios tras la evasión de los reclusos.

Uno de los casos fue en febrero de 2022, luego de la fuga del árabe del Destacamento 121 de la GNB, fueron detenidos dos sargentos mayor de tercera y un sargento primero, dos de ellos estaban adscritos a la Unidad Regional de Inteligencia Antidrogas URIA.

Frustran fuga de reo de Fénix

A centímetros del cardán, entre el eje trasero donde van las ruedas morochas, la plataforma de carga de un camión cisterna y agarrándose del chasis iba acostado Yonatan Eduardo Yánez Córdoba cuando lo descubrieron. Así fue como funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana frustraron la fuga de un privado de libertad de la Comunidad Penitenciaria Fénix-Lara, ubicada al norte de Barquisimeto.

Según el reporte militar, el hecho ocurrió el 31 de enero de 2022, al mediodía iba saliendo un camión cisterna del penal y fue cuando los funcionarios hicieron revisión como lo hacen con todos los vehículos que ingresan y así fue como vieron a Yonatan, quien por pocos minutos tenía su "libertad forzosa".

En el procedimiento, además de ser recapturado Yánez Córdoba, fue apresado el conductor del camión, Alexander Antonio Vásquez Véliz, quien tiene 36 años y es propietario del vehículo que también fue retenido.

Tras ese intento de fuga, las autoridades penitenciaria pidieron reforzar más la seguridad en el recinto.

Reclusos toman de rehenes a tres funcionarios de la PNB

Con la excusa de la falta de atención médica y hacinamiento, reclusos del Centro del Comando Policial de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) de Los Guayos, en Carabobo, tomaron a tres funcionarios como rehenes, pero fueron liberados en horas de la noche del 1 de mayo.

En los videos difundidos en redes sociales, se observa a los detenidos dentro de una celda con uno de los rehenes, que es un PNB, el oficial estaba lleno de sangre y con la cara pegada a las rejas tratando de negociar con los demás funcionarios, uno de ellos les decía "no me sigan golpeando al muchacho", mientras ellos responden "si nos vamos a morir nos morimos todos".

En los videos se escucha cómo los reclusos amenazaban con matar al funcionario si no acataban sus exigencias.

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) señaló que los privados de libertad se habían amotinado, luego de que un recluso con diabetes falleciera en su celda por falta de atención médica.

La revuelta terminó luego que ambas partes acordaran el traslado de 72 reclusos hacia el Centro Penitenciario Tocuyito, en Valencia. El OVP indicó que a las 7:50 de la noche comenzó el traslado y que los autobuses irían custodiados por familiares que participaron en las negociaciones.

Liberación

Pasadas las 7:00 de la noche fue liberado el primer policía de apellido Rondón, al cual trasladaron hasta un centro de salud cercano. El PNB presentó politraumatismo generalizado y posible fractura en el cráneo. Los médicos pidieron que se le realizara radiografías y una tomografía para precisar el diagnóstico.

Aproximadamente, a las 7:30 de la noche los presos liberaron a todos los rehenes y fueron trasladados a la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET).

Reos planifican sus fugas

Los privados de libertad estudian cada paso que dan los funcionarios de seguridad, para saber cuál es su "caída" y es allí cuando comienzan a planificar la fuga.

Fuentes policiales han indicado que hay funcionarios de seguridad que tienen algún vínculo con los reclusos, presuntamente, monetario.

"El preso no es amigo de nadie, hay policías que por dinero les permiten muchas cosas. Los presos luego de ganarse la confianza conocen cada paso que dan para poder fugarse", comentó un comisionado, quien pidió no ser identificado.

LA PRENSA ha recibido denuncias por parte de funcionarios y familiares de reos de diferentes CDP, que hay policías que cuando los jefes se van "hacen fiestas" y les permiten visitas conyugales y hasta entrada de licor a los detenidos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias