Daño en ascensor limita el acceso a las terapias en el HCUAMP

logo170

Lorena Rojas | LA PRENSA DE LARA.- Es todo un reto para los pacientes el recibir atención médica en el Centro de Medicina Física y Rehabilitación Dr. Régulo Carpio López, ubicado en el Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp), donde también funciona la Fundación Larense de Ayuda al Incapacitado (FLAI), porque desde hace más de 7 días se dañó el único ascensor que los lleva hasta el segundo piso a recibir su tratamiento, lo que los ha obligado a tener que subir por las escaleras, a pesar de sus dolencias.

Fuentes internas del centro de salud, contaron a LA PRENSA que el ascensor se le había dañado el motor, pues este habría cumplido su tiempo de vida útil haciendo que saliera de funcionamiento, lo que ha causado gran incomodidad en los pacientes y familiares que se atienden en el centro asistencial, porque las terapias las realizan en el segundo piso.

"Es bastante fuerte el no tener el ascensor porque hay que buscar ayuda para poder subir al familiar y asimismo colaborar con los demás pacientes, todos estamos en una situación similar, con el ascensor era más sencillo llegar a las terapias", dijo José Álvarez, quien lleva a su hermano diariamente a recibir tratamiento.

A este centro asisten pacientes que necesitan rehabilitación, clínicas (evaluaciones) de enfermedades neuromusculares, miastenia gravis, espasticidad, espalda, amputados, pie diabético, mano, parálisis facial y electromiografía, entre otros, por lo que es indispensable que el ascensor esté en buenas condiciones, pues debido a sus patologías se les dificulta subir las escaleras.

Familiares de pacientes aseguran que la avería en el ascensor no es nueva, pues siempre presenta fallas, mas esta vez no quiso funcionar nuevamente, por lo que esperan que sea reparado prontamente.

Faltan insumos

Pacientes aseguraron que al centro le hacen falta insumos para tratarlos porque hay máquinas que están dañadas, más personal médico porque los que se encuentran no se dan abasto con la cantidad de personas que atienden a diario y acondicionamiento de las áreas, como es el caso de los baños.

"No nos podemos quejar de la atención porque de verdad es excelente, pero el personal tiene pocos recursos para trabajar", aseguró el paciente José Luis Martínez.

Ver más:
Otras Noticias