¿Y entonces? Maite Perroni reveló que nunca se sintió cantante

LA PRENSA DE LARA | Agencias.- La mexicana Maite Perroni reveló que nunca se sintió cantante, sino que «se pudo desenvolver» en el papel que la catapultó a la fama, señaló EFE.

La artista señaló que lo logró debido a las herramientas que manejaba. «Me permitían estar en muchos campos, pero nunca me sentí cantante», confesó en entrevista con la agencia española.

«Con veinte años, mi vida explotó como cantante y actriz, y luego tuve mi proyecto como solista, pero cerré ese ciclo en mi vida, lo agradecí y continué con lo que realmente me apasiona, que es la interpretación y, a partir de ahora, también la producción», dijo

«Hay mucho por hacer desde este lado creativo donde también me estoy involucrando», reconoce la actriz sobre los nuevos proyectos que incluyen a España, sin desvelar más detalles, porque «del plato a la boca se cae la sopa», se ríe Perroni, que admite estar «en pláticas» para trabajar aquí de las que hablará cuando sea posible.

Un nuevo thriller

Perroni se encuentra en Madrid promocionando el estreno del viernes 27 de mayo de «Sin ti no puedo», un «thriller» dirigido por Chus Gutiérrez. Allí interpreta a una joven que ha pasado casi 10 años en la cárcel por un delito que no cometió y que, nada más salir, busca por todos los medios recuperar a su hermano (su única familia), que interpreta Mauricio Ochmann.

«Es que la familia es nuestra base, pero esa lealtad, ese amor, esa incondicionalidad (…) se vuelve dolorosa cuando ella ve que es traicionada». Y, a pesar de ello, explica Perroni, «cuando puede vuelve a buscar al hermano, vuelve al lugar tóxico que ha sido su familia. Se supone que busca justicia, pero deja esa sensación de que lo importante es el fundamento de la familia porque es su fuerza en el mundo».

Explica que su rol (Blanca), es «un personaje que, por el simple hecho del discurso interno que tiene, es complejo, lleno de matices», una mujer con todo tipo de adicciones «que recorre todo un viaje interno que la lleva de un lugar a otro, un trayecto que es confuso incluso para el espectador -reconoce Perroni-, porque nunca sabes bien qué te está contando. Pero lo que si tiene claro es su objetivo».

Un incendio, un asesinato y la aparente búsqueda de justicia envuelven esta trama que protagonizan Ochmann (David, el hermano) y Perroni, junto a los españoles Alfonso Bassave (Álex, el novio de David), Pedro Casablanc (abogado y ex de David) y Elena Irureta (madre de Álex).

El valor de la privacidad

Aparte de ser una de las mujeres latinas más poderosas e influyentes (es una de las pocas que tiene una «Barbie Maite Perroni»), tiene diez millones de seguidores en Instagram, 4,8 millones en Twitter y más de dos millones de suscriptores en Youtube.

«Pues no creas que soy tan fan, a mi las redes me conflictúan, creo que son una gran herramienta para comunicar, pero al tiempo es necesario que haya un límite. Sigo valorando mucho mi privacidad, mi espacio, mi intimidad. Compartir, por supuesto, para comunicar y extender nuestros proyectos, pero veo supersano distanciarse; si no, todo queda alrededor de este mundo que puede también ser tan tóxico», señaló Maite.

Después de las series «Juego de llaves» (Amazon) y «Oscuro deseo» (Netflix) y la película «La octava cláusula», que irá a Amazon directamente, la actriz tiene pendiente de estreno la serie «Triada», también para Netflix, aunque lo que más tiempo le va a llevar es su nueva labor de productora, que -confiesa- le ilusiona «mucho». 

Fuente informativa: Chévere.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias