La basura se viene hacia la alcantarilla y la tapa, los mismos vecinos son los que la limpian.

Saida Vásquez

Afectada

Que no haya drenajes cerca nos afecta porque tenemos que subir los puestos a las aceras.

José Tambo

Comerciante

Cuando llueve se inundan las calles porque no hay un drenaje cerca, es demasiada agua.

Rubén Pérez

Comerciante

Hace falta un plan rector de drenaje porque la capacidad de captación que hay es menor.

Julio Gutiérrez

Ingeniero

Falta de inversión en sistema de drenajes pasa factura en Lara 

Lorena Rojas | LA PRENSA DE LARA.- La falta de inversión para la creación de nuevos drenajes (sumideros) al fundarse nuevas comunidades en Barquisimeto pasa factura cada vez que llueve. Con apenas unas gotas de agua que caen del cielo, las calles quedan totalmente anegadas, un problema que se agrava ante la poca conciencia de algunos ciudadanos que lanzan la basura a la vía pública haciendo que los drenajes existentes se tapen y el agua se quede estancada.

Zonas como el centro, oeste, sur y algunos sectores del este de la ciudad que se encuentran en la parte baja se ven gravemente afectados por esta situación, y es que cuando llueve el agua de otras comunidades llega a estas zonas porque no cuentan con drenajes, lo que hace que las calles se conviertan en ríos que en muchos casos desembocan en las viviendas, como es el caso de la calle 12 de Barquisimeto.

"Cuando llueve de inmediato tenemos que subir los puestos a la acera porque el agua no corre hacia ningún lado, sino que conforme van pasando las horas y los carros se va moviendo. Nosotros también ayudamos llevándola hacia el drenaje", comentó José Tambo, un comerciante informal que tiene su puesto en la calle 25.

Julio Gutiérrez, presidente del Colegio de Ingenieros del estado Lara, explicó que esta situación se presenta porque actualmente la capacidad de captación de los drenajes existentes es menor a la cantidad de agua que está cayendo en los períodos de lluvia.

"Los últimos drenajes que se construyeron aquí se hicieron hasta el año 2004, de ahí no se hizo más la inversión por parte del Gobierno nacional ni la municipalidad, que es la que otorga los permisos de construcción", dijo.

Precisa que la municipalidad tiene una herramienta de planificación importante que es el Plan de Desarrollo Urbano Local (PDUL), el cual tiene una vigencia entre 15 y 18 años en el que se detallan las acciones inmediatas que se deben llevar a cabo para solventar las problemáticas, al hacer un estudio técnico donde se incluye el urbanismo, la vialidad, el factor ambiental, la infraestructura y las zonas hacia donde va creciendo la ciudad, en el mismo se detalla que para dar los permisos de construcción los espacios deben contar con servicios públicos.

Gutiérrez explica que en la ciudad hay un déficit de captación de sumideros de ventanas y de rejillas, tuberías y un plan rector de drenaje. "Tiene que haber una solicitud inmediata de los tres niveles de gobierno si el plan no existe en el PDUL, hacerlo y luego solicitar los recursos, incluso a nivel internacional. Esto está pasando por una mala aplicación de políticas públicas gubernamentales", dice.

Cunetas sucias

El ingeniero explicó que en el caso del puente que conecta a Santa Rosa con Yacural, el cual queda anegado e impide el paso de vehículos pequeños, podría estar fallando la limpieza porque al estar obstruidas las cunetas o torrenteras el agua no desemboca hacia el río Turbio.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias