Banda del "Orejón" derramó sangre por años en El Tocuyo

logo170

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- El Tocuyo vivió por años bajo la sombra de la delincuencia. Homicidios, robos y extorsión a manos de la banda delictiva de Roberth el "Orejón", que operaba en Morán, marcaron al municipio y varias zonas quedaron teñidas de sangre.

A Roberth Enrique Mujica, alias "Roberth, el Orejón" no le temblaba el pulso para matar. Era uno de los delincuentes más sanguinarios que tuvo el estado Lara y que derramó más sangre en El Tocuyo, entre los años 2010-2016.

El rostro del "Orejón" estuvo en varias carteleras del Cicpc, pues lo señalaban como uno de los delincuentes más buscados en Lara y es que al criminal lo acusaban de estar involucrado en más de 20 homicidios, quince habrían sido comprobados por los funcionarios del cuerpo detectivesco.

La banda del "Orejón" fue creada en el sector El Bosque de El Tocuyo, pero operaba en varias comunidades de la capital del municipio Morán. Tenía fuertemente azotados a los agricultores y habitantes con robos y extorsiones con cobro de "vacunas", y quien no pagaba era amenazado de muerte.

El delincuente mantenía una rencilla contra el "Catire", otro hampón pesado de El Tocuyo y que no quería que el tipo se apoderara del municipio.

"No le temblaba el pulso para matar. Él llegaba, si era de quitarte la moto te la quitaba, pero por pura maldad asesinaba. Llegó a matar hasta a una pareja de casados", sostuvo un habitante de El Tocuyo.

El "Orejón" infundió tanto terror en la zona que pocos querían hablar y pocos decían en dónde se encontraba y así fue como por años logró evadir a la justicia.

Uno de los tantos crímenes que cometió el "Orejón" fue el de Henry Rafael Flores (39), conocido como el "Pirulo". En enero de 2011, Roberth llegó hasta la urbanización Santa Eduviges de El Tocuyo y disparó al menos catorce veces contra el hombre.

Para ese año, el "Pirulo" se convirtió en la víctima número nueve de una guerra entre bandas y que estuvo desatada por un tiempo, pues el hombre era amigo del "Catire", el enemigo de "Roberth, el Orejón".

Era 14 de enero, el "Orejón" llegó hasta el sector a bordo de una moto negra y llamó al "Pirulo", el hombre salió y cuando se percató que era Roberth trató de esconderse, pero ya estaba acorralado y fue acribillado.

Pero esa no fue la única muerte sangrienta, en Morán se registraban hasta tres homicidios diarios, los habitantes de El Tocuyo vivían en vilo y les daba miedo hasta salir de sus casas.

El "Orejón" poco a poco fue creando su banda delictiva y reclutando chicos para que integraran el grupo hamponil. El criminal, que para ese entonces no llegaba a 25 años, recibía pagos por "vacunas" de comerciantes y productores que por miedo decidían cancelar a cambio de que no atentaran contra sus vidas.

Golpe a la banda

La Navidad de 2011 se le acabó al "Orejón", funcionarios de Polilara lograron capturar al delincuente más temido de El Tocuyo. Eran las 12:00 de la ma­dru­ga­da del 25 de diciembre, cuando al "Ore­jón" le llegó su hora, fue de­te­ni­do luego de una persecución.

Para ese momento, se supo que todo comenzó en el punto de control de la avenida Fra­ter­ni­dad, cuando los policías observaron una camioneta Toyota 4Runner gris, que trató de evadir la alcabala de forma brusca y esto alertó a la comisión y llamaron refuerzos.

Una docena de funcionarios se fueron detrás de la camioneta y aunque dieron la voz de alto, uno de los hombres que iba a bordo de la 4Runner abrió la ventanilla y comenzó a disparar contra los uniformados y los policías confirmaron que se trataba de un delincuente.

Los hampones trataron de huir hacia El Bosque, zona donde ellos operaban, pero lograron acorralarlos, no tuvieron escapatoria y bajaron del carro. Entre los pasajeros de la camioneta estaba Ro­berth el "Ore­jón", además de su hermano, Ro­dol­fo Mu­ji­ca (18), Ro­sán­ge­la Yé­pez (29) y Eli­yer­mo La­me­da (25).

Los funcionarios lograron incautar dentro de la camioneta una pis­to­la Glock, ca­li­bre .40, que además por la parte posterior tenía in­ser­ta­do un se­lec­tor, (he­rra­mien­ta que per­mi­te dis­pa­rar en rá­fa­ga), de allí concluyeron el por­ qué las muer­tes en El To­cu­yo siem­pre eran con más de 10 dis­pa­ros.

Robert, el "Orejón" estuvo por un tiempo en la comandancia de Polilara, pero por su alta peligrosidad fue llevado hasta la cárcel de Uribana, ubicada al norte de Barquisimeto y luego lo trasladaron hasta la cárcel de Tocuyito, en el estado Carabobo.

Fuentes policiales indicaron que el "Orejón" tan sólo tenía un antecedente por droga del 2009 y luego múltiples solicitudes por homicidios, aunque se habla de su participación en más de 20, fuentes consultadas informaron que se comprobaron 15 de ellos.

Tras la captura del "Orejón", dos de sus aliados agarraron el "mando". El "Yova" y el "Emilio" estuvieron al frente del grupo hamponil; sin embargo, su líder era quien los dirigía a cometer sus fechorías.

Un año después, el nombre del líder de la banda volvió a sonar, pues aseguraron que desde la cárcel de Uribana encargó el crimen de un comerciante de El Tocuyo que se negó a pagarle "vacuna".

El "Orejón" habría durado al menos tres años tras las rejas, pues se fugó del penal Tocuyito.

A kilómetros

En el año 2014, Giovanny Antonio Orellana García (28) apodado el "Yova", murió tras un enfrentamiento contra funcionarios del Cicpc en el sector El Bosque.

Luego de la muerte del "Yova", el "Emilio" tomó las riendas de la banda; sin embargo, decidió operar desde otro sector para así evitar que lo detuvieran.

Emilio José Pérez Carrasco (30), alias el "Emilio" huyó de El Tocuyo y se escondió  en el norte de Barquisimeto. En la zona nadie lo conocía y no sabían que era un peligroso delincuente.

Los habitantes del sector Andrés Bello de El Cují lo conocían como el vecino "rumbero", pues todos los fines de semana ponía música a todo volumen y no fue sino hasta el 8 de septiembre de 2015 que se enteraron que tenían como vecino a un hampón.

La intención era llevarse detenido a tres hampones que estaban en la vivienda, entre esos el más buscado del estado Lara; sin embargo, los criminales abrieron fuego contra los uniformados y se originó un enfrentamiento que duró más de dos horas y que acabó con la vida de un funcionario del Cicpc.

Los criminales lanzaron una granada fragmentaria en contra de los funcionarios y así continuó la balacera, pidieron refuerzos de más funcionarios del Cicpc, así como el Sebin y Polilara, luego de un par de horas lograron ingresar a la vivienda y lograron abatir a tres delincuentes.

Lo tomaron como rehén

Moisés Porras tenía 31 años de edad y era un funcionario destacado del Eje de Homicidios del Cicpc, el día que fueron por el "Emilio" fue tomado como rehén y murió tras recibir un disparo en la cabeza.

Para ese momento se supo, que los delincuentes al ver que estaban acorralados lanzaron una granada en contra de los uniformados y Porras quedó desorientado por el fuerte sonido, además algunas esquirlas lo impactaron, fue justo en ese momento en el que los delincuentes lo tomaron como rehén.

En ese instante, los funcionarios continuaron con las estrategias para lograr liberar al funcionario y fue así como lograron entrar, en medio de la balacera cayó el "Emilio", luego alias el "Yosman" y otro chamo. A pocos metros observaron al uniformado tirado en el suelo, aún estaba con vida y de inmediato lo trasladaron al Hospital Central Antonio María Pineda, pero murió pocos minutos después de ser ingresado.

Funcionarios del Cicpc le rindieron honores y lo ascendieron post mortem, de detective jefe a inspector. Durante el acto velatorio, fue trasladado a la avenida 20 con calle 34, donde está el Eje de Homicidios, sitio donde trabajó por varios años, al igual que a la Delegación del Cicpc, ubicada en la Zona Industrial I, justo en los pasillos donde inició su carrera.

El eterno más buscado

Roberth Enrique Mujica, de 29 años, apodado el "Orejón" es uno de los eternos delincuentes más buscado en el estado Lara. Su rostro aparece en todas las carteleras del Cicpc.

El "Orejón" no sólo figura en las carteleras del estado Lara, sino que a nivel nacional en la página de "Los Más Buscados" del Ministerio de Interior, Justicia y Paz, aparece su foto.

Según el ministerio, al "Orejón" lo vinculan con los delitos de droga y homicidio. Detallaron que el delincuente opera en zonas del centro de El Tocuyo, El Bosque, Guarico y Anzoátegui, del municipio Morán en el estado Lara.

De este hampón poco se sabe, pues algunos habitantes de El Tocuyo aseguraron que está fuera del país, mientras que otros aseguran que sigue en Venezuela, pero lejos de Lara para evitar ser atrapado.

Al "Orejón" lo señalan de ser responsable en muchos homicidios perpetrados entre 2010 y 2013, según fuentes policiales.

En el año 2011, Roberth fue detenido por funcionarios de Polilara, pero duró poco tiempo tras las rejas, pues el tipo se fugó de uno de los penales de Venezuela.

La banda operaba en varios sectores del municipio Morán y el "Orejón" tenía más de 10 hombres, quienes integraban el grupo hamponil y que una vez él cayó preso, continuaron delinquiendo.

El "Orejón" sigue siendo uno de los hampones más buscados en la región larense.

Otras Noticias