Quería robar y es abatido por militares 

JD Sequera | LA PRENSA de Lara.- La intención que tenía Sabas de Jesús Pérez Adán, de 35 años, para ingresar el pasado lunes en la mañana al Fuerte Manaure de Carora era de entrar y despojar a un funcionario militar de su arma de reglamento, sin embargo recibió un tiro en la cara.

Según una fuente policial, Pérez, oriundo del sector Puente Torres de la parroquia Espinoza de los Monteros, estaba supuestamente bajo la influencia de drogas cuando logró colarse dentro del Fuerte con el arma blanca, mientras apenas salían los primeros rayos del sol.

Estando en el terraplén del batallón 111 de la instalación militar, decidió atacar al militar de apellido Pino para supuestamente arrebatarle de entre sus manos su arma de reglamento: un fusil AK-103. El delincuente le rebanó el cuello por el lado derecho al militar mientras cumplía su labor como centinela.

El militar se defendió al accionar su arma y propinarle un tiro a Pérez en la cara, dejándolo muerto en el suelo. Después dio tiros al aire para avisar lo que acababa de pasarle. En pocos minutos, un funcionario militar de alto rango junto a una comisión llegaron hasta el lugar y vieron al choro muerto y al militar herido.

Al militar lo trasladaron hasta el Hospital de Carora, pero después fue referido al Hospital Militar de Barquisimeto. El equipo reporteril de La Prensa pudo conocer que el funcionario tenía condición estable después de ser atendido por los médicos de guardia.

Según fuentes policiales, el choro tenía un antecedente penal por resistencia a la autoridad. Su cadáver fue trasladado ese mismo día en la noche hasta la morgue del Hospital Central, pero hasta el cierre de esta edición sus familiares no habían llegado para reclamarlo ni dar detalles sobre lo sucedido.

Otras Noticias
Sucesos

Tiroteo en Nueva York deja cuatro fallecidos

| comentarios