Hasta la dirección se filtra, no se espera nada mejor para el resto de la escuela.

Luis Ramírez

Obrero

Se necesita de la recuperación de la escuela. Es un peligro tantas filtraciones.

Alexis Álvarez

Profesor

El comedor se inunda. Uno saca y saca agua. Cuando llueve, se convierte en una fuente.

Yajaira Mujica

Cocinera

Uno ha solicitado recursos, pero nada. Se tienen más de 5 años sin pintura. Estamos graves.

Darsy García

Docente

Infraestructura de la escuela Pablo Canela se viene al piso

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- La semana aniversaria por los 32 años de la unidad educativa Pablo Canela de La Lucha no tiene la algarabía de sus alumnos, sino salones vacíos y lagunas producto de la lluvia que se filtra del techo. Una situación que denuncia el personal porque les impide atender a los alumnos en períodos de lluvia, ante el riesgo de que se termine de derrumbar o sufran algún resfriado y afección respiratoria por la humedad.

En un recorrido por las instalaciones, ayer el equipo de La Prensa confirmó los daños en el comedor transformado en piscina, así como en 8 salones que también quedan anegados. Sólo se salvan dos salones porque en el resto se evidenció la pérdida de mobiliario como pizarras acrílicas, escritorios que se desmoronan, trabajos manuales de alumnos que deben exprimir y hasta la madera de los pupitres que no soporta la despiadada humedad.

El obrero Luis Ramírez y la docente Darsy García señalan que les da miedo que los niños se enfermen por asma y que aún esperan la intervención desde la Fundación de Edificaciones y Dotaciones Educativas (FEDE). Los recibieron hace un mes, pero no hay respuesta del acondicionamiento.

Confirman que se trata de una matrícula cercana a los 500 alumnos, y por falta de áreas óptimas no pudieron seguir impartiendo maternal. Era un riesgo sin las condiciones mínimas de seguridad. Además que el resto de los niños ni siquiera cuentan con bebederos porque la delincuencia les robó las plumas, aparte que de los siete sanitarios apenas está funcionando una poceta y sin agua directa. También les robaron la batería que permitía el acceso directo del agua al plantel educativo.

Piden la atención inmediata de las autoridades para que llegue esa "gota de amor" a esta institución, en el oeste de Barquisimeto.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias