Lluvia se hace presente en la Misa de Resurrección de la Catedral

logo170

Víctor A. Rodríguez | LA PRENSA DE LARA.- En el Domingo de Resurrección, la Catedral de Barquisimeto no pudo resucitar de las malas condiciones en las que se encuentra. Tras el diluvio en la ciudad, la santa misa se celebró en medio de incontables goteras en gran parte del techo, los presentes tuvieron que maniobrar a la hora de caminar para evitar resbalarse. En plena Semana Santa, el templo no recibió un cariñito.

En las primeras filas tuvieron que colocar dos tobos para intentar almacenar el agua que caía del cielo; sin embargo, los esfuerzos fueron inútiles por la cantidad de agua que arreciaba casi o peor que afuera. Por el ala izquierda, también habían goteras que impedían que los fieles pudieran apreciar la Palabra sentados, incluso el altar estaba mojado.

"Más que reparar el techo tenemos que buscar repararnos nosotros mismos. Aquí tenemos problemas en el techo, pero la lluvia son bendiciones. Las circunstancias de la Catedral son estas, pero no hay trabajo en el Señor que no se pueda hacer. Estoy confiado que en un año esto estará arreglado, hay que orar todos por eso", fueron algunos de los comentarios del padre Badoglio Durán, durante la eucaristía dominical.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias