El 2022 acumula 24 criacutemenes en cuatro municipios de Lara

Crédito: Archivo

El 2022 acumula 24 crímenes en cuatro municipios de Lara 

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- Cuatro municipios del estado Lara se tiñeron de rojo, 24 personas fueron asesinadas durante el primer trimestre del año 2022, la mayoría murió por heridas de arma de fuego.

En Iribarren se cometieron 18 muertes violentas, seguido de Morán con 3, Palavecino con 2 y Torres con una, estas muertes ocurrieron durante los primeros tres meses del año, según las cifras que a diario lleva LA PRENSA.

Aunque en la región los crímenes han bajado desde el año 2018, la tasa de homicidio se mantiene y la violencia persistió. En la entidad se registraron tres casos de doble homicidio, además de dos casos de personas desaparecidas y que posteriormente fueron halladas enterradas y otro de los casos que conmocionó al estado fue el atroz crimen de dos mujeres en Palavecino.

Las cifras indican que 20 hombres y 4 mujeres fueron víctimas de la violencia que existe en Lara. El 75 por ciento de las personas asesinadas eran jóvenes, con edades entre los 19 y 35 años de edad.

Según la base de datos que lleva LA PRENSA de los 24 homicidios perpetrados, nueve ocurrieron bajo el móvil de ajuste de cuentas, mientras que cinco fueron por robo, tres fueron por riña, dos pasional, tres se investigan y dos hombres murieron en robo frustrado.

Más de la mitad de las personas fueron asesinadas tras recibir impactos de bala, otro grupo fue por arma blanca y dos fueron quemados.

"Es cierto que los homicidios bajaron porque no hay muertes en manos de los cuerpos de seguridad, pero ahora están volviendo los robos y los hampones les quitan hasta la vida. No hay patrullaje policial en las comunidades", sostuvo Yesenia Meléndez, vecina de Pueblo Nuevo.

Un crimen que conmocionó al estado y que aún hay muchas preguntas sin respuestas, fue el caso de las dos mujeres asesinadas y quemadas en la Intercomunal Barquisimeto-Acarigua. Margian Méndez (24) y Fredmar Meléndez (27) fueron asesinadas la madrugada del 3 de enero.

Fuentes ligadas a las investigaciones indicaron que el homicidio de las dos jóvenes fue cometido en medio de un robo. Explicaron que el homicida no tenía relación alguna con las víctimas, sólo esperaba entre la maleza que pasara cualquier persona para robarla.

Cuando Fredmar y Margian caminaban por la acera del sector Maximino Rojas fueron sorprendidas por el hombre, quien de inmediato las amenazó con un arma de fuego y les pidió sus pertenencias, pero las jóvenes se defendieron y pelearon con él.

En medio de la riña, una de las víctimas logró tumbarle el arma de fuego, pero el hombre tuvo más agilidad y la agarró nuevamente, allí logró neutralizar a Margian, a quien estranguló, mientras que a Fredmar le disparó directo a la cabeza y luego arrastró los cuerpos y les prendió candela.

Robo frustrado

El primer día de febrero el barrio Santo Domingo estuvo alarmado, luego de que delincuentes usaron la fachada de Marketplace para hacer caer a sus víctimas que viajaron desde Apure hasta Barquisimeto, para concretar la compra de una camioneta que vieron ofertada a través de la plataforma de Facebook.

Todo se trató de una estafa, las víctimas fueron sometidas por delincuentes, quienes abordaron el carro de las víctimas y se las llevaron hacia el barrio, pero una de las víctimas logró desarmar al choro y asesinó a dos, mientras que el tercero huyó de la escena.

Desaparecen

En marzo, dos nuevos casos sacudieron al estado, dos personas fueron halladas muertas y enterradas, fue un mismo destino e igual móvil, crimen pasional.

Wilmary Escobar (28) y Deglis Javier Barahona (22) fueron asesinados de la misma manera, pero con diferentes criminales. Los cuerpos fueron hallados por el Cicpc los primeros días de marzo.

La dama, quien era custodia penitenciaria, fue asfixiada por su pareja y este con ayuda de su tío trasladaron el cadáver hasta unos terrenos de la UPEL, ubicado en la avenida Los Horcones.

El caso de Wilmary fue parecido al de Barahona, quien estaba desaparecido desde el 23 de febrero, su cuerpo fue hallado enterrado en el patio de la vivienda de su expareja, ubicado en el sector El Jayo, al norte de Barquisimeto.

La mujer junto a su hija y el novio de ella son los presuntos asesinos. Al parecer, el crimen ocurrió luego de que la hijastra de Barahona mintiera, pues la adolescente de 14 años, presuntamente, dijo que él había abusado de ella, situación que enfureció a su madre y a su novio Yoiker Daniel Vargas (19), quien es GNB.

Al joven le tendieron una trampa e hicieron que fuera hasta la casa de su expareja, al llegar fue sometido y con bolsas lo asfixiaron.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias