Vengo de una comunidad cercana y me atienden. Uno tiene el nerviosismo cuando llegan esos cortes tan largos.

Liset Alvarado

Paciente

Los cortes pueden afectar directamente en los productos biológicos. Los conservamos o trasladamos.

Leslie Torrealba

Coordinadora

Menos mal que no perdemos el viaje y hasta han atendido a mi hijo en su control. Ojalá que no sigan los cortes.

Yaraines Ramos

Paciente

Sólo se pide apoyo a Los Olivos para evitar pérdidas. No hemos tenido vacunas descompuestas y seguimos trabajando.

Naileth Samuel

Coordinadora

Ambulatorios improvisan medidas para retener vacunas e insulina

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- La nevera sellada con 3 cintas adhesivas para evitar abrirla tan seguido es una de las medidas que toma el personal de algunos ambulatorios que no cuentan con planta generadora de energía eléctrica, para evitar que se descompongan vacunas o insulina frente a los cortes de electricidad tan prolongados y que superan las cuatro horas.

De esta manera, aprovechan al máximo la refrigeración y aseguran la conservación de la cadena del frío para evitar que la especie de bloque conservante pierda su integridad y asegure la baja temperatura requerida para las vacunas del plan nacional de inmunización, incluso para el tratamiento para los pacientes diabéticos insulinodependientes.

La Prensa recorrió varios centros asistenciales y se confirmó que mantienen la atención médica durante los apagones. De acuerdo a la ubicación, los médicos optan por buscar un lugar con entrada de luz natural y en caso de no comprometer la privacidad del paciente, pueden dejar la puerta un poco abierta para la entrada de iluminación.

"No contamos con planta, pero eso no nos detiene", explica la doctora Leslie Torrealba, coordinadora del ambulatorio tipo I de Santa Isabel, mientras realiza una pausa entre pacientes y aclara que la única previsión es sobre los biológicos, acudiendo a los refrigerantes con gel. Se apoyan con la colaboración del centro asistencial Los Olivos, que cuenta con su planta generadora y en última instancia tienen la colaboración desde la Dirección regional de Salud. "Lo único es que se debe tener en cuenta la búsqueda de la unidad para el traslado", admite de alguna contingencia.

Desde el ambulatorio tipo I de San Francisco, la doctora Naileth Samuel recuerda que resguardan la insulina en la botica y que hasta ahora no han tenido pérdida de biológicos ni han postergado jornadas de inmunización. "Sólo estamos muy vigilantes de que no se nos pierda la cadena del frío", reconoce y admite que en casos extremos entre cortes eléctricos de tantas horas consecutivas, también cuentan con el respaldo del ambulatorio Los Olivos.

Por seguridad, aprovechan al máximo la refrigeración y evitar la fuga de temperatura que pueda comprometer las vacunas, las cuales ubican junto al bloque conservante y mantenerlas con la cadena del frío. En ocasiones compran hielo para mantener la refrigeración en neveras.

Atienden a pacientes hasta donde sea posible

Ambulatorios del oeste están trabajando hasta las 4:00 pm y el personal garantiza medicina general, pediatría y control prenatal. En casos de emergencias como suturas son atendidas durante los cortes eléctricos y sólo cuidan de ubicar al paciente en un lugar visible. 

Pueden atender hasta más de 60 pacientes al día y en casos extremos, simplemente refieren a un centro asistencial que pueda cubrir determinada emergencia.

Sin tantas pérdidas

El personal sanitario explica que lo indispensable es cumplir con la cadena del frío, más aún cuando se tienen pacientes diabéticos. Además de continuar con las jornadas de inmunización.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias