Las FARC se atribuyen atentado que dejó dos muertos en Bogotá

EFE | LA PRENSA DE LARA.- El Frente 33 de las disidencias de las FARC, que opera en el Catatumbo, en la frontera con Venezuela, y es comandado por alias John Mechas, se atribuyó el atentado del sábado contra un puesto policial del sur de Bogotá, en el que murieron un niño de 12 años y una niña de 5 años de edad.

La Policía confirmó este lunes la reivindicación en un video que circula de las disidencias, diciendo que «coincide con las investigaciones adelantadas por la Policía Metropolitana de Bogotá», y el presidente colombiano, Iván Duque, también lo atribuyó a ese grupo.

En el video, publicado por medios locales, un guerrillero hace un recuento de actividades de las disidencias, entre ellas la «activación de una carga explosiva en Ciudad Bolívar en Bogotá, contra el CAI de Policía».

La Policía está trabajando con el FBI estadounidense para dar con el paradero de Jhon Mechas, por el que EE.UU. ofrece 5 millones de dólares y Colombia 3.000 millones de pesos (casi 800.000 dólares), manifestó el director de la Policía, general Jorge Luis Vargas.

Atentado con explosivos

Al Frente 33 de las disidencias, que supuestamente se esconde en Venezuela, también se le atribuye otro atentado con carro bomba el año pasado contra la brigada militar No. 30, con sede en Cúcuta, que dejó 36 personas heridas.

El atentado se realizó con explosivos hacia un Comando de Atención Inmediata (CAI) de la Policía, situado en el barrio Arborizadora Alta, de Ciudad Bolívar. Este hecho causó la muerte a dos niños de 12 años y de 5 años de edad, a quien se le había diagnosticado muerte cerebral y falleció hoy.

«Nos llena de tristeza el fallecimiento de Ivanna Rangel, víctima del terrorismo cobarde de las disidencias de las FARC. Con profundo dolor, expresamos nuestras condolencias a sus familiares. No descansaremos hasta dar con los responsables de este ataque atroz que enluta al país», manifestó el presidente Duque.

La muerte de la niña se conoció cuando la alcaldesa estaba en un homenaje al niño de 12 años fallecido.

Las autoridades ofrecieron una recompensa de 300 millones de pesos (unos 80.000 dólares) por información sobre los responsables del atentado.

El 5 de marzo ocurrió una explosión similar en cercanías de la estación de Policía del barrio Sierra Morena, que también hace parte de la localidad de Ciudad Bolívar, la cuarta más poblada de Bogotá, con más de 700.000 habitantes, pero solo causó daños materiales.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias