Dieta en sectores vulnerables de Lara es escasa de proteínas 

logo170
CaritasPrensa

Ajuro nos llega la bolsa, el combo de proteína es algo con lo que no contamos, porque llega poco.

María Castillo

Consultada

CaritasPrensa

En enero vino el combo pero lo que trajo fue dos mortadelas, vino muy poquito, no trajo pollo.

Nelly Castañeda

Consultada

CaritasPrensa

Las proteína que consumo es pata de gallina porque es más económica y tiene nutrientes.

María Quero

Consultada

CaritasPrensa

Me tocó criar mis propios pollos en la casa para contar con la proteína de la postura de gallina.

Amarelis Colina

Consultada

Lorena Rojas | LA PRENSA DE LARA.- Una dieta basada en granos y carbohidratos es la que consumen habitantes de sectores vulnerables, debido a que el combo de proteína animal que debería entregarse mensualmente con las bolsas CLAP les llega cada tres mes y a veces con poca variedad.

En comunidades como La Batalla, El Bolívar y El Tostao aseguran que este combo no es frecuente y cuando llega apenas trae sardinas y mortadela, cuando este debería incluir pollo, carne y huevos.

"La proteína es algo que no consumimos porque no se tiene dinero para comprar, en enero llegó ese combo a la comunidad y lo que trajo fue dos mortadelas, no fue suficiente, la bolsa a veces trae sardina", contó Nelly Castañeda.

Ante esta necesidad de ingerir proteínas, habitantes de algunos sectores han resuelto sus comidas, comprando ocasionalmente un poco de carne molida porque rinde y patas de gallina porque son más económicas.

"Cuando logro tener dinero compro patas de gallina porque además que son más baratas, tienen bastantes nutrientes, también intento comprar huevos y mortadelas, pero eso es esporádico", aseguró María Quero.

Aunque hay algunos que pueden comprar proteína esporádicamente, hay otros que han optado por tener su propio criadero de gallinas para contar con huevos a diario.

"Todos los días las gallinas ponen y eso es lo que comemos, gracias a Dios siempre ponen uno o dos huevos y nos podemos alimentar, porque a los frigoríficos en mi caso no he vuelto a comprar, porque no alcanza", dijo Amarelis Colina, quien vive con seis personas en su vivienda.

Colina relató que como comenzó a criar las gallinas hace unos meses, cada vez que va aumentando el número de pollos puede sacrificar uno y preparar un sancocho, pero esto lo hace esporádicamente, pues debe esperar que los animales crezcan y que además es un proceso largo porque deben velar que estén sanos.

Habitantes de sectores como La Batalla aprovecharon para denunciar las condiciones en las que llegan los alimentos de la bolsa CLAP, donde la harina y el arroz tienen mal olor y sabor que comparan como el de una cucaracha o el gasoil.

Destacan que muy poco les ha llegado la harina blanca, que a sus bolsas solo le incluyen la harina marca Del Sur, la cual no se compacta y el arroz tienen que colarlo, porque hay algunos que además de cocos traen gusanos.

Otras Noticias

Locales

| comentarios