Cultura vuelve en otros formatos y escenarios

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- La lucha fue titánica en 2021 debido a las restricciones por la pandemia, pero aún así los espacios para la cultura tuvieron que reinventarse. Se inyectaron fuerzas del seguimiento de un público cautivo que mantuvo su lealtad en ese cambio de presencial a virtual, dejando el confort de las butacas del teatro y disfrutar de una función en algún pasillo de un centro comercial de Barquisimeto.

Una tarea que llevó a reprogramar un contenido de acuerdo a los espacios. Los narradores —alguna vez— tuvieron que reprimirse de ese contacto directo con el público, de esas energías e interacción directa contenidas tras una pantalla. Algunos grupos de teatro optaron por mantenerse activos con la formación de nuevos talentos y en números limitados, además de no poder repetir o estrenar obras sin actores de reconocida experiencia. Mientras la música cambió esos recitales íntimos, con una invitación desde la plataforma virtual o insistir desde la cabina de una estación radial.

Elienay González, productor de la Unión de Narradores Orales y Escénicos (UnoEs), reconoce que gracias a la constancia han podido mantenerse en pie y la reciente edición 28 del Festival Internacional de la Oralidad lograron concretarla en diciembre. Tuvieron la presencia de participantes de Colombia, quienes contaron sus historias desde diversas plataformas virtuales y lo presencial mantuvo su brillo desde las mesas de un café Delicias Venezuela al centro de la ciudad, pasillo de la librería El Clip y hasta del nuevo espacio cultural desde el Club Canuto.

"Uno se sobrepone de esos recursos con ediciones con hasta 25 invitados. Pero seguimos activos", exclama y suelta el lema que los llena de fuerzas: "A la oralidad no la para nadie". La flexibilidad de sus presentaciones, también llevaban incluidas las condiciones de los participantes. Una agenda que llevaba 32 años en el auditorio del Colegio de Médicos, además del Teatro Juares y en reconocidos hoteles de Barquisimeto.

Las tablas del Teatro Profesional de Lara (TPL) también convida a sus espectadores. Su director, Nelson Pérez, confiesa que aún en los momentos más difíciles seguían impartiendo los talleres de formación y sin exagerar de los 15 a 20 participantes por grupo, para respetar el protocolo de bioseguridad. "La producción estuvo difícil y sólo logramos algunas comedias", admite que no pudieron estrenar ni repetir aquellas obras con elenco de larga trayectoria, porque sólo quedan 3 de los 15 actores de vieja data en esta agrupación emblemática. El público disfrutó el talento desde "El secreto de las mujeres", "Soliloquio en negro tenaz", "Cuaimas" y otras.

Aspiran este año retomar con los dramas y estrenar una pieza inspirada en la vida del poeta cubano, José Lezama. Además de prepararse para las próximas invitaciones a festivales nacionales, los cuales estuvieron silentes durante 2021.

Las sublimes notas desde el saxofón tampoco estuvieron ausentes. El ciclo de jazz "Música oculta" que siempre tuvo reconocidos escenarios y ahora se limitaba al programa sabatino de radio por la emisora 94.1 FM, que mantiene las complacencias de sus seguidores. Su productor, Omar Aguirre, recordó el éxito rotundo el pasado 30 de abril por la celebración del Día Internacional del Jazz y que fue vivido a través de un concierto virtual por Instagram con el pianista Benito González junto al grupo de venezolanos "La Escena" en Panamá.

También se abrió el telón del Teatro Juares y desde el equipo productor, Merly Colmenárez, confirmó que son estrictos con la prevención y las solicitudes de espectáculos deben tener el permiso de la Comisión Anticovid-19. Estos ánimos desde el hecho cultural tienen una ventana para seguir ganando espacios para el sano esparcimiento.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Tendencias

Conoce los resultado del Triple Gordo 16-08-2022

| comentarios