Mecánico fue detenido por trabajar con repuestos robados

logo170

José D. Sequera | LA PRENSA de Lara.- Diógenes Eliézer Ortega Paredes (32) tenía gran habilidad para arreglar camionetas Toyota "machito" en su taller, pero lo que muy pocos sabían es que las piezas y partes que él utilizaba en estas reparaciones provenían de vehículos pertenecientes a empresas públicas del Estado venezolano.

Toda la patraña se acabó el pasado martes a las 9:00 de la noche cuando fue detenido saliendo de su taller, ubicado en la avenida Libertador entre calles 29 y 30 luego de una acción policial realizada por funcionarios del Servicio de Investigación Penal de Polilara (Sipel) en conjunto con el Cicpc.

Informó una fuente policial que Sipel estaba tras la pista de Ortega desde hace aproximadamente tres meses, después de recibir varias denuncias sobre las presuntas trampas que él hacía en el taller con las camionetas.

Todos los vehículos Toyota que Ortega arreglaba en el taller, precisó la fuente policial, tenían piezas que él, supuestamente, sustraía de vehículos pertenecientes a empresas públicas que en la actualidad estaban fuera de servicio y por medio de cómplices caían en sus manos.

Fue así que los funcionarios policiales comenzaron a realizar patrullaje de inteligencia cerca de su taller, pero este siempre tenía apariencia de desolación porque el portón siempre estaba cerrado; incluso el lugar tampoco tenía un aviso con el nombre del negocio.

Todo cambió el martes cuando Ortega estaba saliendo en una Toyota "machito" chasis largo blanca del taller. Se bajó de su camioneta para cerrar el portón con rapidez y allí fue abordado por los funcionarios de Sipel, quienes estaban cazándolo desde temprano.

Mientras unos funcionarios de la comisión le pedían los documentos de la camioneta a Ortega para verificarlas por Siipol; otros vieron por el portón a medio cerrar que dentro del taller habían otras camionetas y piezas de carros repartidas en un espacio de aproximadamente 400 metros cuadrados.

"Yo soy propietario del taller y unos carros son míos y otros los arreglaré", fue lo que supuestamente respondió a los policías, pero estos no quedaron muy convencidos de esta versión.