Crédito: Cortesía

Extrabases de Alfonso Saer, 25-02-2022

LA PRENSA DE LARA.- EL alto e inusitado volumen de canjes en la LVBP tiene el cotarro beisbolero local muy alborotado. El aumento de los cambios ha sido abundante en los últimos años, pero nunca con la frecuencia de estos días. Los equipos con escasez de lauros recientes son los que auspician la mayor cantidad de transacciones. Así vemos con alta presencia en el mercado a Tiburones, Tigres, Leones y Bravos, sin que hayan dejado de intervenir Navegantes, Zulia y Cardenales... EL club de mejores dividendos en la última década, Caribes, es el menos inquieto, quizás porque en la tienda indígena estimen que sus filas están fortalecidas, aunque su pitcheo ahora mismo necesite --- como la mayoría de sus rivales --- algunos retoques, lo que quedó a la vista en el certamen pasado que los vio perder la final en el máximo de siete encuentros...  EQUIPOS como la Guaira --- huérfano de títulos desde hace 36 años --- y Bravos --- sin alzar la primera copa en su historial con tres franquicias --- hacen operaciones con la intención básica de generar nueva cara, rostro diferente, cuevas con otra mentalidad. Los aficionados inmediatamente sacan cuentas, hacen balances y generan comentarios en las redes sociales. Muchos por ejemplo, van a favor o en contra de Caracas o Magallanes, tras el reciente trueque de cinco peloteros entre los llamados eternos rivales. Una cuenta simple revela que 27 peloteros, nueve de ellos lanzadores, vestirán otra camiseta en la zafra 22-23. El adelanto de carnaval en la liga ha sido de armas tomar. En Aragua salieron, vía canjes, nueve fichas. Este equipo no vacila para recibir y entregar, incluyendo los managers. Hasta la fecha, por cierto, no han citado su piloto para la campaña de octubre venidero.

      MUCHAS ligas de verano han sido fundadas en nuestra pelota profesional. Todas han desaparecido con poco o mediano tiempo de duración. Curioso que la Liga Mayor de Béisbol Profesional que arrancó actividades en el 2021 haya abierto sus puertas en estos tiempos de crisis económica en el país. Sostener una escuadra beisbolera todos sabemos lo que significa en constante erogación, pero la LMBP va con todos los hierros y ya anunció su expansión para el arranque de actividades en menos de dos meses. Fuente de trabajo y de diversión, plazas para tantos peloteros que, en plenitud de sus carreras, aún buscan empleo, este circuito llena un vacío. Ojalá también los aficionados respalden esta gestión que todavía, sin dudas, está en fase experimental... "LO que se hereda no se hurta". Así reza un adagio frecuentemente utilizado para hablar de la transmisión de habilidades y talentos de padres a hijos. Los genes beisboleros se han hecho presentes con insistencia en la pelota venezolana. Así Eliézer Alfonzo ve como escala en las menores su muchacho del mismo nombre, cátcher en clase A de los Tigres. César Iztúris impulsa a su chamo César Jr. también campocorto, defensor por igual de la intermedia. No menos hace Robert Pérez con sus descendientes Hedbert y Robert Jr., fichas de Arizona y Seattle, respectivamente. Yorvit Torrealba habla orgulloso de su hijo Yorvis, jardinero alistado entre novatos y clase A, con una velocidad pasmosa en las bases. Miguel Cairo ve crecer como pelotero a Christian, infielder como el progenitor, y actualmente militante de A baja... AQUEL inédito hecho en el cual Luis Aparicio Ortega le entregó su guante y bate a Luis Ernesto, hoy en día es más frecuente. Jugar pelota no solamente es divertido. Se trata de una profesión de altas rentas. Y si la calidad viene en la sangre todo debe resultar más fácil.

      MLB ha reiterado que el lunes 28 de febrero es la fecha límite para llegar a un acuerdo con los peloteros (MLBPA). Si no hay pacto la temporada no podrá comenzar en la fecha prevista y menos los partidos de entrenamiento el 3 de marzo. Los jugadores no cobrarán por los careos no efectuados, los cuales no se van a reprogramar. En algún momento pareciera que hay alejamiento y no acercamiento, dicen los observadores más enterados. En cada reunión el sindicato ha pedido más que en la inmediatamente anterior. Por ejemplo quiere un aumento hasta 775 mil dólares en el salario mínimo, más de 200 mil sobre el actual (570.500), algo que posiblemente tranque las conversaciones. Piden luego 30 mil dólares de aumento en cada uno de los siguientes cuatro años, lo que arroja un total de casi novecientos mil dólares de mínimo para el 2026... LOS dueños ofrecen 69.500 dólares de incentivo para esta campaña y diez mil por cada uno de los siguientes cuatro torneos, lo que totalizaría hasta el 2026 la suma de 680 mil. A menos que haya un inesperado acuerdo este fin de semana parece que la bola pica y se extiende. Entre lo que ofrece una parte y lo que exige la contraria hay una gran brecha. Y solo estamos hablando de un punto álgido, entre otros, como por ejemplo el impuesto sobre el saldo competitivo, el fondo de bonificación previo al arbitraje, el tiempo de servicio y el tamaño del draft. El panorama está oscuro, muy oscuro. La avaricia puede romper el saco.

@alfonsosaer 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Béisbol

La OFAC quita el veto a Magallanes y Tigres 

| comentarios

Béisbol

Extrabases de Alfonso Saer 30-09-2022

| comentarios