17 infantes fallecidos en el J.M. de los Ríos 

Hildamar Chávez | LA PRENSA de Lara.- La negligencia en el sector hospitalario se incrementa cada día más. Al menos 17 infantes han fallecido a lo largo del año.

Andrés Fernández

Murió este lunes cuando le iban a realizar la diálisis correspondiente en el hospital J.M. de los Ríos. Andrés era uno de los cincos pacientes del servicio de Nefrología que recibieron en febrero de 2018, como medidas preventivas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh).

Mariángel Romero 

Mariángel tenía 15 años y era paciente del servicio de hemodiálisis y nefrología.

El 2 de enero, luego de dializarse, dijo que se sentía mal y comenzó a sangrar. Fue trasladada a la sala de emergencias del hospital pero un shock hipovolémico ganó la batalla. 

No había transcurrido un año desde las medidas tomadas por la Cidh cuando ya habían fallecido cinco niñas del servicio.

Fradynson Torrealba

Fue uno de los sobrevivientes del brote infeccioso que afectó al servicio de Nefrología en 2017, por el cual algunos pacientes contrajeron bacterias como pseudomona, klebsiella y estafilococo. 

Su mamá, Leivis Rudas, se movilizó hasta el último instante para conseguir los antibióticos necesarios para su hijo.

El 8 de enero, Fradynson llego a la emergencia del hospital con dificultad para respirar. Tras ser evaluado por los médicos, fue diagnosticado con neumonía y un drenaje en un pulmón. 

Presentaba una enfermedad renal crónica, cono medular anclado y vejiga neurogénica.

Juan Sebastián Arnao 

Con once meses de nacido, Juan era el paciente más pequeño en el servicio de Hematología.

Padecía de una leucemia infantil con mal pronóstico. Su vida concluyó el 10 de enero.

Él bebe cumplió un ciclo de quimioterapias que fueron suministradas por el hospital, al ver que no funcionaba sus padres decidieron buscar por vías alternas un tratamiento de segunda línea.

A comienzos del 2018, se dañó la campana de flujo laminar del J.M de los Ríos, equipo en el que son preparadas las quimios, por lo que Juan no pudo recibir su tratamiento a tiempo.

Diego García

Diego era paciente del servicio de Hematología.

Con 13 años y leucemia, falleció el 25 de enero.

Harold Alcalá 

Harold sufrió un paro mientras recibía su tratamiento en la unidad de diálisis del J.M. Falleció horas más después de la muerte de Diego Alcalá.

El pequeño tenía 11 años y padecía de insuficiencia renal. Las madres del servicio de Nefrología indicaron que Harold tenía el catéter contaminado con una bacteria.

El día que murió, sus familiares esperaban los resultados del laboratorio para confirmar que tipo de infección tenía.

Marianyi Serrano

Con apenas cinco años y había sido diagnosticada con leucemia linfoblástica aguda.

El 29 de enero, Marianyi, se convirtió en la tercera paciente del servicio de Hematología en morir durante el mes. 

Víctor Manuel Pacheco

Era paciente renal y tenía 13 años. Murió el 18 de febrero.

Su padre informó la muerte de tres niños en el recinto a principios de año. Dos fueron en el mes de febrero.

También denuncio fallas en el servicio de hemodiálisis. 

Nohemi Oliveira

Nohemi tenía 15 años, era paciente del servicio de Nefrología.

Murió el 7 de marzo.

Dainer Magdaleno

El mes de mayo comenzó con la muerte de Dainer, un pequeño de tan solo tres años de edad. 

Su diagnóstico era un síndrome nefrótico en estado cuatro.

Asistía constantemente a las consultas médicas correspondientes en el servicio de Nefrología. 

Anteriormente había sido hospitalizado, y el 27 de abril, ingreso nuevamente a la sala de emergencias del J.M con cuadro de diarrea y vómitos que complicó su patología.

La ONG Prepara Familia, solicitó medicamentos para Magdaleno, así como para cada paciente que los necesita.

Raziel Jaure

Con 11 años ya estaba diagnosticado con una enfermedad renal crónica y era dializado desde 2016.una bacteria entró en su cuerpo a través de la misma máquina que purificaba su sangre. 

El 2 de mayo la bacteria ganó la batalla.

Giovanni Figuera

Formaba parte de la lista de 30 niños en espera por el trasplante de médula ósea. Fue el primero en el listado de espera en fallecer.

Tras pasar dos meses hospitalizado, Giovanni murió el 6 de mayo, con un diagnóstico de leucemia linfoblástica aguda de alto riesgo.

En 2017, Fundavene, ente adscrito al Ministerio de Salud, suspendió el programa de procura y trasplantes de órganos.

Samuel Becerra

Falleció en la madrugada del 11 de mayo. Tenía 12 años y durante sus últimos ocho meses se dializaba en el centro hospitalario.

Las bacterias que se propagaron en el lugar por el brote infeccioso del 2017 en el servicio de Nefrología, lo afectaron fatalmente.

Robert Redondo

Fue el segundo en fallecer de los cuatro que murieron en mayo mientras esperaban por el trasplante de médula ósea.

Su madre, Geraldine Labrador, aseguró que Robert murió por la indolencia del gobierno de Maduro. El niño murió de un paro respiratorio, precedido de graves infecciones que no fueron atendidas por la falta de medicamentos.

Yeiderbeth Requena 

Falleció el sábado 25 de mayo, a tres días de cumplir los nueve años de edad. Yeiderbeth era optimista y pensaba en ganar la lucha. 

En el 2016, le diagnosticaron una leucemia linfoblástica aguda. Lo que lo hizo parte de la lista de espera por el trasplante de médula ósea. 

Ese sábado, entre gritos, les imploraba a los doctores que lo ayudaran. Le gustaba tocar el tambor y escuchar música.

Erick Altuve

El 26 de mayo, un día después del fallecimiento de Yeiderbeth, la crisis hospitalaria hizo sumar a Erick a la lista de fallecidos.

Yoider Carrera 

Sus familiares denunciaron que el pequeño de tan solo dos años, no contó con los insumos médicos que requería. 

Tenía un tumor en la cabeza y se encontraba hospitalizado en el área de oncología.  Estaba en la terapia intermedia, donde sufrió un paro respiratorio. Tenía un linfoma no Hodgkin y apenas 11 años de vida.

Fuente Informativa: Caraota Digital 

Otras Noticias