En la comunidad "Chávez por siempre" viven sin servicios básicos

logo170
En la comunidad Chaacutevez por siempre viven sin servicios baacutesicos

Crédito: Archivo

Tengo poco tiempo viviendo acá, pero lo que más se necesita es agua.

Eliányelis Campos

Vecina

Ningún político se ha asomado por esta comunidad para ayudarnos.

Yasmeli Andrade

Líder vecinal

Queremos el embaulamiento de la quebrada para estar tranquilos.

Yusmeila Soto

Vecina

En este sector de verdad hace falta de todo, pero nadie se apiada de nosotros.

Dalkis Pacedo

Vecina

El tema del agua es terrible, en mi casa debemos gastar 5 dólares.

Flor Luque

Vecina

Sería bueno que nos ayuden con materiales para construir las casas.

Joh Meléndez

Vecino

Aquí tenemos tantas necesidades, que no sé por dónde comenzar.

Yuli Linares

Vecina

Agua es lo que pedimos a gritos todos los que vivimos en esta zona.

Yesenia Saidel

Vecina

Luis F. Colmenárez | LA PRENSA DE LARA.- "Tener el nombre del comandante no nos ha servido de nada", suelta con indignación Yasmeli Andrade, habitante de la comunidad "Chávez por siempre". Haber sido bautizada con el mismo nombre de Hugo Chávez, quien en vida impulso el "Socialismo del siglo XXI" y dio paso al modelo político que rige a Venezuela, ha sido la mayor condena para quienes residen en esta zona ubicada al oeste de Barquisimeto.

Vecinos del populoso sector resumen el calvario que han tenido que vivir durante los 11 años que tiene de fundada la comunidad, pues las fallas en el servicio de luz, aguas blancas, cloacas desbordadas y viviendas ranchificadas están a la orden del día.

Fueron 12 ranchitos que en el año 2011 dieron paso a la comunidad, que paulatinamente fue creciendo hasta llegar a reunir hoy a 201 familias que con esfuerzo y trabajo mancomunado han logrado sacarla adelante y sin la ayuda de ninguno de los gobiernos que han pasado por el estado en la última década.

"Si algo debemos reconocer es que esta comunidad se ha caracterizado por ser tranquila y unida. Todos nos ayudamos y aportamos un grano de arena para verla fortalecida y sin ningún tipo de necesidad", contó Andrade, líder del sector.

Como una de las fundadoras, Yasmeli precisa que en "Chávez por siempre" no ha habido progreso y mucho menos desarrollo, por el contrario, han quedado invisibilizados ante el Gobierno.

"Nosotros relativamente estamos en una zona céntrica y ni así nos han visitado. El único que caminó por estas calles fue el alcalde, Luis Jonás Reyes, nos llenó de promesas y más nunca los volvimos a ver", comentan con indignación los vecinos que afirman sentirse cansados de que les pinten pajaritos en el aire para terminar siendo engañados.

Los dirigentes vecinales han llevado ante los entes competentes un sinfín de proyectos que incluyen luz, aguas blancas, cloacas y viviendas, pero nadie se apiade de su condición de gente humilde.

El principal calvario al cual han tenido que hacer frente ha sido la sequía. Para ellos hablar de agua es como referirse al "oro", y por tal motivo la cuidan como el tesoro más preciado de sus hogares.

"Eso es lo que más necesitamos. Ya basta de tener que andar cargando tobos de casas de los vecinos o pagar a camiones cisternas que nos desangran los bolsillos", dice Yesenia Saidel, quien detalla que un tanque puede llegar a costar hasta $5, y sólo les rinde para una semana.

"A nosotros ni siquiera nos envían el llamado Plan Cayapa. Hace unos días y después de tanto rogar nos mandaron cinco cisternas que a la larga se quedaron cortos, pues no cubrieron la demanda de habitantes. Necesitamos que por lo menos nos envíen ocho cisternas cada dos semanas", dijo con molestia Yasmeli.

En medio de la pandemia de coronavirus que ha azotado a Venezuela desde marzo de 2020, las personas dicen que se les hace muy difícil cumplir con las medidas de bioseguridad que ameritan extrema limpieza e higiene.

Una situación similar es la que viven con respecto al servicio eléctrico. Las constantes fallas que enfrentan se debe a que un solo transformador cubre el 70% de la comunidad, mientras que el 30% restante depende de tomas ilegales que han ido desarrollando, situación que los pone en riesgo.

"Aquí pasa algo con la luz y nosotros mismos lo resolvemos. El alumbrado en las calles ha salido de nuestro bolsillo y si ocurre algo con los cables o con alguna de las fases, lo resuelve mi esposo, 'Chihito'", contó sin titubeos Saidel.

Los electrodomésticos son los que más sufren en medio de esta coyuntura, pues hay vecinos que han tenido que reparar sus neveras en más de una oportunidad.

En la comunidad tampoco gozan del servicio de aseo urbano para poder librarse de la contaminación que emanan sus desechos. Para poder salir de ellos, deben caminar hasta la vía principal y dejarlos amontonados para que el camión que transita por la zona se los lleve.

Hay quienes bajo la inconsciencia vierten los residuos en la quebrada que atraviesa la comunidad, obstaculizando el caudal del agua y poniendo en riesgo a las 14 familias que viven a orilla de la misma.

"Estamos cansados de pedir ayuda para que por lo menos limpien la quebrada y quiten todo el monte que tiene. Esta limita con la de Villa del Sol, la cual sí está en buen estado y embaulada", añade Yesenia, quien afirma sentir suma preocupación, debido a que si llega a llover varias personas podrían quedar sin un techo donde vivir.

"Cuando llueve me toca esconderme porque todos me buscan como si fuese la madre Teresa de Calcuta y aunque quisiera, no tengo el poder para ayudarlos a solventar esa situación", añade.

Otra de las exigencias que tienen en "Chávez por siempre" es la colocación de aceras, pues cuando llueve sufren mucho para poder salir a tomar un bus en la avenida, pues al no tener calles asfaltadas, estas se convierten en piscinas de barro y no pueden caminar.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias