Extrabases de Alfonso Saer 09-02-2022

LA PRENSA DE LARA.- LOS canjes están a la orden del día. El mercado avanza con inusitada abundancia. Equipos con poco o ningún éxito en años recientes buscan sacudirse la orfandad de triunfos con cambios que les den nueva vida porque las satisfacciones están vacacionando. Hablamos, claro, de la LVBP y específicamente de escuadras como Aragua, Zulia y La Guaira, las que precisamente no han podido llegar a instancias culminantes en los torneos cercanos. Las transacciones no siempre tienen relación con el rendimiento de cada jugador. Se ventilan aspectos como la relación en el dugout, el trato con la oficina y el aspecto económico. Hay cambalaches que sorprenden, como el de José Martínez a los Tigres. En la tienda litoralense saben que para sacudir la mata, renovar las filas y hacer una nueva imagen deben entregar material de alta calidad. "Cafecito" fue una especie de líder, de figura tradicional, ensamblada además con la de su padre, Carlos, ambos vistiendo siempre esa franela guaireña. Encontraron los Tiburones mercado en Maracay, entregando, además del espigado utility, a su hermano Teodoro y al pitcher Jorgan Cavanerio. Recibieron de vuelta al jonronero Wilson García, capaz de encontrar un parque todavía más amigable en el Universitario, luego de botarla once veces en el torneo pasado. Un cátcher como Francisco Arcia debe ser de invaluable ayuda. Al Zulia, desde la carpa aragüeña, enviaron hasta cuatro fichas, destacando el torpedero Deiner López, quien tuvo una campaña por encima de lo esperado. Pero además entraron en la operación pitchers de buen oficio como Francisco Carrillo e Ismael Guillón. Las Águilas tenían como carnada anunciada a Humberto Arteaga, finalmente remitido al cuadro maracayero. Entonces hubo una barrida audaz en la tienda felina, satisfecha con el aterrizaje de los Martínez y Arteaga, capaces de redondear una alineación tan potente como la que ya mostraron en la campaña anterior. Seguramente en la casa rayada tienen planes para darle nuevos bríos y caras jóvenes al pitcheo, falencia sobresaliente en la zafra que acaba de ver sus últimos lances.

     CADA transacción hace sonreír a los participantes, pero solo el tiempo da resultados y ganadores. Los equipos más exitosos del quinquenio actual, Caribes y Cardenales, han encontrado en los cambalaches su mayor esplendor. Una simple revisión de sus nóminas ofrece respaldo a lo afirmado. Se ganan o se pierden campeonatos en las gerencias. Muchas veces ofrece más un veterano de números discretos que un prospecto de alto bono. El primero no tiene problemas para jugar, mientras el otro probablemente no verá acción nunca en estos lares. Los Tiburones necesitan un nuevo rostro, un cambio de mentalidad, un derrotero distinto. Han pasado 36 años huérfanos de campeonatos, muchos para una camiseta linajuda, muy exitosa hasta mediados de los ochenta. Zulia cayó eliminado con facilidad en los torneos más cercanos y Aragua no ha podido ensamblar una escuadra victoriosa pese a tantos movimientos que han operado y la variedad de pilotos que han probado... HASTA hace varios años las negociaciones entre conjuntos eran raras, escasas, en la liga venezolana. Ahora la dinámica es otra porque las circunstancias son distintas. Fortalecer el pitcheo es tarea de todos y logro de pocos. Los brazos escasean, muchos veteranos van de salida y los jóvenes no siempre están disponibles por restricciones diversas. La base del juego, ya dicho hasta la saciedad, es el pitcheo. Y lo ideal es disponer de aquellos a quienes no les cuentan tanto los lanzamientos ni les limitan su participación. Lamentablemente esa especie es de baja cantidad... LAS noticias no van a parar en esto de las transacciones. Desde el territorio león, el nido cardenal, el hogar de los campeones magallaneros y la casa de los Bravos deben registrarse movimientos interesantes en cualquier momento. El puente está más abierto que nunca. Lara ya se hizo de los servicios de Adrián Almeida, doble A, zurdo de bola meteórica que la despacha a 96-97 millas, pero su descontrol no le ha permitido un mejor desarrollo. En trueque con los Bravos entregaron a Leonel Aponte, 22, tirador de buen futuro, cinco años más joven que Almeida y con rango clase A. Veremos quien saca la mejor renta. Una buena apuesta.

                     

     LUIS Dorante está en deuda consigo mismo. Ha dirigido a seis equipos en Venezuela y el cetro le ha resultado esquivo. Con experiencia en República Dominicana, si tanto lo pretenden en estos lares debe ser por su capacidad para manejar clubes de pelota. Comandó a Pastora, Zulia, Caribes, Cardenales, Magallanes y Bravos, divisa esta que lo acaba de ratificar como su estratega para la 22-23. Se trata precisamente de la única escuadra que no ha logrado titularse en nuestro beisbol, desde que la franquicia surgió en Cabimas (1991) y luego siguió como Pastora en Maracaibo y Acarigua-Araure. Buen reto para el falconiano, alejado de nuestro torneo anterior por problemas de salud, luego de haber sido designado como el piloto del club insular. Ya lo anunciaron oficialmente. Está planteado, de paso, que los Bravos vuelvan a su casa en Margarita, detalle que será revelado en su momento por la LVBP. O, en caso contrario seguirán en su sede temporal de Macuto... DESDE tierras norteñas nada halagüeño llega. Trancado el serrucho entre dueños y jugadores. No hay arreglo inmediato ni promisoria es la espera. MLB quiere un árbitro oficial, preferiblemente un juez activo. Veremos.

@alfonsosaer

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Béisbol

La OFAC quita el veto a Magallanes y Tigres 

| comentarios

Béisbol

Extrabases de Alfonso Saer 30-09-2022

| comentarios