Cuatro niños migrantes venezolanos han muerto en lo que va de año

LA PRENSA DE LARA | Agencias.- Al menos cuatro migrantes venezolanos menores de edad han fallecido en lo que va de año por diversas circunstancias. La mayoría de las muertes han ocurrido en medio de las travesías que asumen los padres para llegar a sus nuevos destinos.

El caso más reciente fue el de un bebé que murió en brazos de su madre el sábado durante un operativo de la Guardia Costera de Trinidad y Tobago. Los funcionarios interceptaron a disparos una embarcación con migrantes que zarpó desde el estado Delta Amacuro.

Los oficiales trinitarios detectaron en horas de la noche una embarcación ilegal que había cruzado la frontera. Alegaron que la embarcación se negó a detenerse y, por lo tanto, comenzaron a disparar hacia los motores en defensa propia para que se detuviera.

"Se utilizaron todos los métodos disponibles, incluido el uso del megáfono, el reflector de la nave y las bengalas, para intentar que la embarcación sospechosa se detuviera; sin embargo, continuó intentando evadir el TTS Scarborough", afirmaron.

La madre resultó herida de bala entre su pecho y la clavícula, informó el activista por los derechos humanos venezolano Orlando Moreno a BBC Mundo. Fue internada en el hospital Sangre Grande en la isla de Trinidad, a la espera de un traumatólogo que confirmara la gravedad de sus lesiones.

"Nos pasó una gran desgracia"

Un niño de 2 años de edad, identificado como Keiler Eduardo Vargas, falleció en el autobús cuando sus familiares se trasladaban desde Perú hacia Chile. El hecho ocurrió en la ciudad fronteriza Desaguadero.

Sobre este caso existen pocos reportes, pero en un video difundido en las redes sociales una mujer contó que a la familia le ocurrió "una gran desgracia" porque uno de los dos pequeños con los que viajaban había fallecido.

"Llegando a Desaguadero el bebé de 2 años falleció en el bus. Estamos acá en este hospital —Centro de Salud Desaguadero—, estamos pidiendo una gran ayuda, lo poquito que puedan ya que estamos solas. No conocemos, no sabemos qué hacer", manifestó.

Al niño, presuntamente, le faltó el oxígeno.

Ahogada en el río Bravo

El 18 de enero la niña venezolana Victoria Lugo, de 7 años de edad, murió ahogada cuando intentaba cruzar el río Bravo desde México hacia Estados Unidos. Estaba junto a su madre, quien perdió el control y no pudo sostener la mano de su hija, que fue arrastrada por el agua.

La niña fue sepultada en Estados Unidos luego de una labor de coordinación entre los representantes de Juan Guaidó, reconocido por al menos 50 países como presidente interino de la República, y las autoridades de mexicanas y estadounidenses.

"Cuando escuchen que Venezuela se arregló, piensen en esa niña de 7 años que murió ahogada en su intento por llegar a Estados Unidos. Piensen en los caminantes que han deambulado por todo un continente o recuerden a los náufragos de Güiria. 6 millones de personas no huyen de un país que se arregló", lamentó David Smolansky, comisionado de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos.

Presunta mala praxis

Un niño de 2 años de edad falleció el 13 de enero en un hospital de Santiago de Chile por presunta mala praxis. Sus padres denunciaron la situación. Aseguraron que el ingreso al centro asistencial el 23 de diciembre para una cirugía ambulatoria en el meñique derecho luego de caerse con un bombillo en la mano.

La herida que sufrió fue profunda, por lo que requería una intervención ambulatoria para reconstruirle el tendón.

Los padres aseguraron que el médico cirujano les había informado que el proceso culminó con éxito. "El niño fue ingresado a las 7:00 am, lo pasaron a pabellón como a las 9:30am, como a las 10:30 am, sale el traumatólogo diciendo que la operación fue un éxito, que estaba esperando que el niño despertara", narró Krisle Colmenárez.

El doctor también les comunicó que iban a poder ver al niño cuando despertara. Pero eso nunca ocurrió. El mismo día de la operación el anestesiólogo le dijo a Colmenárez que había que practicarle unos estudios a su hijo porque no despertaba y el 24 de diciembre les comunicaron a los padres que presentaba un edema cerebral.

El 4 de enero le informaron a los padres que Kristopher Emmanuel sería desconectado porque tenía muerte cerebral.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias