Ahora es que el problema sale a flote, pero el personal aún exige protección adecuada.

Dr. Ruy Medina

Exdirector regional de Salud

Buscamos el resguardo por tratarse de una variante muy contagiosa y así evitar tanta aglomeración.

Dr. Javier Cabrera

Secretario de salud en el estado Lara

La ómicron no perdonó al hospital y eleva más contagios, aún sin protocolo de protección.

Dr. René Rivas

Presidente del Colegio de Médicos en el estado Lara

Extreman medidas en el Hospital Central por casos de covid-19

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- La suspensión de las cirugías electivas por 3 semanas, más el control en las visitas y ajustar un cronograma para la asistencia de los estudiantes son algunas de las medidas asumidas en el Hospital Central Antonio María Pineda señaladas en un comunicado "en vista de los múltiples contagios del personal". De manera extraoficial, sería un aproximado de 50 especialistas infectados, en el que el gremio médico desconoce la data precisa y sin negar la posibilidad que se trate de una cifra más alta. La autoridad sanitaria admite que se trata de una medida de prevención ante la posibilidad de varios asintomáticos, debido a la rapidez de diseminación del virus.

Dicha medida fue tomada luego de la reunión entre el personal y directivos este 28 de enero, que fue entendida por Javier Cabrera, autoridad regional sanitaria, como "a resguardo en este principal centro asistencial. Estamos frente a una variante contagiosa y con muchos asintomáticos". Recalcó que serán más estrictos en reorganizar las visitas para evitar tanta reflujo de familiares y para evitar exponer a los estudiantes que se forman en este hospital, se reunirán con autoridades de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), Unefa, Francisco de Miranda y otras que establezcan el cronograma para los bachilleres. Esto no aplica para los cursantes de posgrados, cuyo grupo es más reducido.

Cabrera no confirmó los casos positivos ni el aproximado en sospechosos, sólo reconoció de 20 trabajadores sanitarios infectados del ambulatorio Don Felipe Ponte de Cabudare. Pero ofreció seguir en vigilancia para apoyar este tipo de medidas de prevención ante la rapidez de propagación de la variante ómicron, aún siendo leve tiene un alto impacto comunitario.

La preocupación se percibe desde el personal, al escuchar que una fuente interna señaló que de manera extraoficial conocieron del alza desde el pasado jueves, cuando sabían de 25 médicos afectados y al día siguiente otros 10 y hasta el domingo se acercaban a 50 contagiados. Les ordenan suspender el servicio y deben empezar el aislamiento por 5 días, de acuerdo a cada caso. Los síntomas han sido leves y se incluyen especialistas de medicina interna, medicina general, urología, otorrinolaringología, entre otros.

"Este repunte en el hospital central se ha dejado colar y sin contar ese incremento de pacientes. Ya es un centro de infección", denunció René Rivas, presidente del Colegio de Médicos de Lara, sin la intención del Estado por proteger y dejando a los trabajadores expuestos. "No hay cifras reales, pero incluso podrían ser más elevadas, considerando que se trata de más de 2.800 personal sanitario de este centro asistencial", lamentó y recordó que no han sido permanentes con los protocolos de protección a casi 2 años de pandemia.

Criticó que hasta se ha abandonado el uso de las cámaras de desinfección para ingresar a centros asistenciales y "la ómicron no perdonó al hospital central, para elevar la cifra de contagiados".

El control de visitas es obligatorio, según Ruy Medina, exdirector del hospital, porque terminan siendo un foco de contaminación para pacientes y familiares. "Ahora sí vemos este problema a flote, cuando seguimos teniendo al recurso humano sin la protección y ni tienen cómo asegurarles tapabocas", advirtió, así como reconoció ese avance que se tuvo con la vacunación anticovid, pero sin la debida prevención les arrastra la alta transmisibilidad del virus.

Las emergencias serán atendidas, así como oncológicos por turno y hasta se cuidará acceso y salida del personal.

Lara, también entre los afectados

"Sabemos que Lara es de total magnitud y figurando entre los más contaminados con Yaracuy y Mérida", advierte René Rivas, presidente del Colegio de Médicos de Lara, ante las alarmas encendidas en el principal centro asistencial de Barquisimeto y de ingreso de pacientes de estados vecinos.

Se refiere a la incidencia de casos comunitarios en ascenso por la ómicron y que este 30 de enero obtuvo un nuevo récord a nivel nacional de 2.642 contagios en 24 horas, donde Lara figuró de quinto lugar con 242 casos y dejando atrás a Zulia con sus 67 infectados.

Llamó la atención de las autoridades para que garanticen la dotación permanente de implementos de bioseguridad para todo el personal que empieza desde el portero, administrativos, médicos, enfermeras, camareras, choferes y hasta directivos de centros asistenciales. "Desde el comienzo de la pandemia lo hemos exigido y sólo se espera tener este tipo de repuntes", lamentó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias