Crédito: Cortesía

Pavia empañada de sangre por rivalidad de bandas

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- Cada paso que daban era una familia enlutada. Dos bandas delictivas que operaban en Pavia, al oeste de Barquisimeto, tenían un solo objetivo, apoderarse de la zona para convertirla en plaza de droga y sitio para "picar" carros. A lo largo de los años, uno a uno de sus integrantes fueron cayendo, algunos murieron y otros están tras las rejas.

La banda de los "Mechupa" era una banda que se dedicaba al robo de vehículos, venta de droga y homicidios. Operaban sólo en Pavia, ubicado en la parroquia Ana Soto y por casi siete años mantuvieron azotada a la población.

Aproximadamente, en el año 2010 la organización delictiva comenzó a operar, los líderes reclutaban a adolescentes, a quienes no les temblaba el pulso para halar el gatillo y asesinar.

Los delincuentes se "fortalecieron" y se apoderaron de gran parte de Pavia, los robos en las comunidades fueron aumentado y con ello el terror de los habitantes, quienes pedían más seguridad para el sector, pero no eran escuchados. "Era como una tierra de nadie", sostuvo un habitante de la zona.

En marzo de 2012, la banda de los "Mechupa" asesinó a un joven árabe cuando estaba metiendo al estacionamiento una camioneta. El objetivo de los criminales era llevarse la camioneta.

Anuar Ismail Shirm (18), resultó muerto tras recibir un impacto de bala en el sector La Orquídea de Pavia. Pocos días después atraparon al responsable del crimen del joven y se trató de un menor de 17 años de edad.

Los funcionarios del Cicpc iniciaron las investigaciones y luego de varios allanamientos lograron dar con los responsables, además ese día detuvieron a cuatro personas más que estaban junto al chamo y los uniformados les incautaron sustancias estupefacientes.

Rivalidad

Tres años después, desde que comenzó a sonar la banda los "Mechupa" comenzaron los problemas entre los integrantes y líderes, pero no fue sino hasta el año 2013 cuando un crimen de un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) desató la rivalidad entre dos hampones, y uno de ellos decidió formar su propia banda delictiva.

Alias el "Fresa" y el "Leonardito" pasaron de ser compinches y aliados de una misma banda a ser enemigos a muerte. Tanto era la rivalidad de ambos delincuentes, que donde se veían se caían a plomo.

Para el año 2013, luego del crimen del PNB, se supo que alias el "Fresa" lo habría ejecutado; sin embargo, el "Leonardito" no estuvo de acuerdo y hubo rencillas.

El "Fresa" se quedó con su banda los "Mechupa", mientras que el "Leonardito" reclutó a varios jóvenes de Pavia y le dio vida a la organización delictiva los "Betas".

La enemistad fue tan fuerte, que el "Fresa", presuntamente, asesinó a varios de los hermanos de "Leonardito".

Crimen PNB

En agosto de 2013, dos criminales a bordo de una moto llegaron hasta la vivienda de Yoelvis Moreno (25), funcionario de la PNB, lo llamaron por su nombre y él salió tranquilo.

Caminó hasta donde estaban los motorizados y el parrillero cargaba una escopeta, a lo que de inmediato el policía, quien estaba franco de servicio, le pidió que la guardara, pero el hampón lo que hizo fue apuntarlo y a Yoelvis no le quedó de otra que correr para evitar ser alcanzado por la descarga, pero el delincuente disparó en su contra.

Tras lo ocurrido, los criminales huyeron de la escena en la moto, dejando al oficial muerto en su casa.

Por el crimen de Yoelvis comenzó la rivalidad entre el "Fresa" y el "Leonardito". Ese mismo día, la banda de los "Mechupa" comenzó a sonar como la responsable en el crimen y los cuerpos de seguridad se fueron tras la pista de los involucrados.

El primer enfrentamiento entre las dos bandas delictivas ocurrió el 24 de agosto de 2014, ese día los "Mechupa" abrieron fuego contra sus adversarios para marcar su territorio.

En medio de la plomazón, una bala perdida le causó la muerte a una niña de dos años.

Esa fue la primera vez que el Cicpc se metió de lleno a Pavia, el objetivo era acabar con los grupos hamponiles, pero sólo ubicaron a dos pistoleros apodados el "Chanto" y el "Perrendengue", quienes le seguían los pasos al "Fresa", estos murieron abatidos en un enfrentamiento cuando protegían a su líder.

Ambas bandas estaban involucradas en varios homicidios, entre esos se encuentra la muerte de dos funcionarios de Polilara, quienes fueron acribillados por delincuentes cuando estos lo sorprendieron "picando" un vehículo en Lagunita El Roble, al oeste de la ciudad.

Matan a hermanos

Pocos días después de ese enfrentamiento murió el primero de los hermanos Trejo Torín, de quien se decía era la mano derecha de los "Betas". El joven murió a manos del "Fresa", quien le propinó un disparo en la cabeza.

Luego de ese crimen, Pavia se calmó hasta pocos días antes de Navidad. Los "Betas" resurgieron atacando a los familiares de sus adversarios y asesinaron al primo del cabecilla de la banda rival.

Los "Mechupa" no atacaron de inmediato, se aguantaron cinco meses. En mayo de 2015, la banda atacó de nuevo, esta vez se fue en contra de los hermanos Trejo Torín.

La venganza fue doble. A punta de balazos asesinaron a "Chuchi", el hermano menor de los Trejo Torín, quien era un aprendiz de los "Betas". Con tan sólo 16 años fue señalado como el autor de diversos crímenes y la gente de Pavia decía que portaba un arma de fuego más grande que él.

El "Fresa" lo vio caminando por las calles de Pavia, se bajó de su moto y le disparó varias veces, dejándolo muerto en el sitio.

Tan sólo pasaron 72 horas de la muerte de "Chuchi", cuando el "Fresa" mató a otro de los hermanos Trejo, esta vez era Yohan Trejo Torín.

La venganza ya era familiar, Yohan era estudiante de la Escuela de Policías (Escupol) y, según los habitantes el muchacho no tenía nada que ver con la banda los "Betas".

Yohan estaba en casa de unos amigos junto con sus primos, ese día habría llegado la novia del "Fresa" y, supuestamente, fue ella quien "pichó" a Yohan con el hampón, quien se llegó junto a dos de sus aliados y abrió fuego contra él.

Presuntamente, a los "Mechupa" no les convenía que el hermano de su última víctima, dentro de pocos meses, tuviese el poder de enfrentarlos uniformado, con pistola y ganchos en mano.

Tras la muerte de los hermanos, los familiares estaban desconsolados y preguntaban a Dios qué pasaba y por qué debían sufrir tanto.

Cuatro de los hermanos Trejo Torín murieron de forma violenta, según los archivos de LA PRENSA.

Abren archivo

Luego de este episodio, los funcionarios del Cicpc abrieron nuevamente el archivo de Pavia e iniciaron la búsqueda de sus integrantes.

En 2015, la OLP llegó a Pavia y los funcionarios tenían entre "ceja y ceja" ubicar al "Leonardito", líder de los "Betas" y a los demás integrantes, pero no dieron con él.

Poco a poco fueron acabando con los integrantes, unos murieron en enfrentamientos y otros cayeron presos, sólo quedó el "Leonardito"

No quería la cárcel

Leonardo Rafael Vargas Rosendo, de 33 años, apodado el "Leonardito", huyó de Lara porque no quería estar en la cárcel. El hombre, quien fue líder de la extinta banda los "Betas", tenía tres años "enconchado" en el estado Cojedes, andaba "chapeado" (identidad falsa) por el sector La Floresta, del municipio Tinaquillo, para pasar desapercibido ante los cuerpos de seguridad.

En mayo del año pasado, alias el "Leonardito", uno de los "eternos" más buscados del estado Lara fue detenido por la Dirección Contra la Delincuencia Organizada (DCDO), adscritos a la PNB, en Cojedes, el hombre estaba solicitado por el delito de homicidio calificado.

Presuntamente, desde ese estado seguía delinquiendo y ordenaba a los integrantes de su banda para que cometieran los delitos, como robo a mano armada y venta de droga, que en su mayoría se perpetraban en Pavia.

Tras la detención, cuando los funcionarios le pidieron su cédula de identidad el hombre presentó una con la identidad de Jerson Antonio Torres Rosendo, pero lograron constatar que se trataba de una identidad falsa.

Según fuentes policiales, en 2015 el "Leonardito" figuró entre la lista de los delincuentes más buscados, por ser el líder de la banda los "Betas", organización delictiva que tenía rencilla con la también extinta banda los "Mechupa", que mantenía azotada a Pavia y estuvieron involucrados en crímenes y múltiples robos.

Buscan vínculos

Buscaban vínculos con las bandas delictivas. En el año 2018, funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) llegaron a Pavia, el grupo élite de la PNB tenía poco tiempo establecido en el estado Lara y buscaban al "Leonardito".

El 24 de octubre de 2018, un grupo de funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) llegó en la madrugada al kilómetro 5 de Pavia, según información de ese momento, tenían detalles de que en esa zona estaba su "objetivo", pero no fue así.

Por el paso de las FAES en la zona murió José Antonio Rivera Rosendo, alias el "Chungo" en manos de los uniformados, quienes alegaron un presunto enfrentamiento a tiros.

Tras la muerte de José Antonio, sus familiares refutaron la versión de las FAES y su madre sólo dijo que el apellido llevó a la muerte a su hijo, pues el joven era hermano del "Leonardito".

El "Leonardito" arrastró a muchos de sus familiares a la vida delictiva; sin embargo, la madre de José Antonio aseguró que él no era un delincuente.

El año 2020, la banda de los "Mechupa" volvió a sonar, las FAES mató a Amado Junior Colmenárez Urriola (25) y lo señaló como un integrante de la banda que azotaba a las zonas oeste de Barquisimeto, cometiendo delitos como robo de vehículos, extorsión, rapto, robo y homicidio.

Para ese año, la fuente señaló que este supuesto hampón delinquía en Pavia y luego se enconchaba en la Ribereña, donde murió.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias