Loacutepez- Maduro espera un revocatorio para liquidar a la oposicioacuten

Crédito: Cortesía

López: Maduro espera un revocatorio para liquidar a la oposición 

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- "La estrategia de Nicolás Maduro siempre ha sido jugar a la división de la oposición, ya estamos viendo eso. Él trata de maquillarse un poco y decir bueno, yo hice el revocatorio y fueron ellos los que no se pusieron de acuerdo". Ese es el análisis que hace la historiadora, doctora en ciencias sociales y analista político, Margarita López Maya, sobre la situación política tras la decisión de un grupo de ciudadanos de movilizar al país en torno a un Referendo Revocatorio (RR), que permita sacar a Maduro antes de 2024.

"Si tú vas a plantear un RR velo dentro de un contexto: ¿Eso te hace ganar o te hace perder en un momento en que no tienes capacidad de coordinación y de alianza, estás debilitado, no tienes un buen trabajo adentro del país? Te vas a dar cuenta que es preferible ir más gradual, ahorrar esos esfuerzos, y tratar de hacer más organización abajo, democratizando las organizaciones, creando puentes en los gobiernos locales entre los diferentes actores políticos, llamando a primarias para revivir a los partidos", expresó.

Considera que mientras la oposición no resuelva el problema de las divisiones internas y vuelva a conectarse con la gente, y mientras el CNE decida llevar adelante un RR, no ve condiciones para que el Gobierno vuelva a una negociación.

¿Le conviene a Venezuela meterse en el desafío tortuoso de lograr un revocatorio contra Maduro?

En principio el revocatorio es un derecho que tienen los venezolanos porque está en la Constitución. Pero ahora bien, nosotros venimos de varios procesos electorales en donde el desempeño de la oposición ha sido mediocre. Cualquiera que esté siguiendo la coyuntura política sabe que las fuerzas políticas de oposición pueden estar en uno de sus momentos de mayor fragmentación y debilidad. Además, han estado muy erráticos en cuanto a qué estrategia hacer frente a la dictadura de Maduro, al autoritarismo. Bueno, al darse esa situación que es el escenario de fondo, y piensa también en las elecciones del 21 de noviembre y las del 9 de enero en Barinas, uno se da cuenta que en verdad la desorientación de los partidos políticos es muy grande, su incapacidad de coordinarse para ir a una estrategia conjunta.

¿En este momento a quien le conviene el revocatorio es al Gobierno?

El Gobierno se ha fortalecido tremendamente en los últimos años. El Gobierno deja hacer ese RR porque piensa que con esa situación de debilidad, con esa falta de organización y de capacidad de coordinarse en esa oposición puede sacar ventaja de eso y terminar de liquidarla. La estrategia de Maduro siempre ha sido jugar a la división de la oposición, ya estamos viendo eso, como hay bastante división en cuanto a qué hacer, y la otra estrategia es tratar de maquillarse un poco y decir bueno, yo hice el revocatorio y fueron ellos los que no se pusieron de acuerdo.

¿No tiene capital de votos la oposición para movilizar a más de 6 millones de electores que podrían revocar a Maduro?

El RR es una carrera de obstáculos, porque tú tienes que recoger 20% del RE, como te decía los partidos políticos no tienen capacidad organizativa para recoger el 20% en este momento del Registro Electoral, que son más de 4 millones de firmas, y después tendrían que ganar con más de 6 millones de votos. Entonces, allí hay varias cosas que me hacen a mí pensar que también el oficialismo siempre ha jugado con mucha más habilidad y creo que en este momento está pensando que las tiene para ganar.

La oposición asegura que más del 80% del país no quiere que Maduro continúe. ¿No se puede valer de eso para darle fuerza al revocatorio?

Yo creo que ese es un argumento repetitivo, desde 2015 dicen que Maduro es minoría, entonces bueno vamos a sacarlo, vamos a desconocerlo, vamos a participar, vamos a decirle a la Comunidad Internacional que ya vamos a salir de él. Y la verdad es que aunque sea minoría, lo cual es cierto, el oficialismo está atornillado en el poder en Venezuela, porque mientras la oposición exhiba las debilidades que hoy exhibe, los factores que apoyan al oficialismo en el poder y principalmente los sectores militares no van a dejar de apoyarlo, aunque sea minoría. Qué pasaría que en el supuesto que ese referendo se ganara y al mes se hicieran elecciones presidenciales, ¿con cuántos candidatos iría la oposición?, ¿qué candidatos son esos?, ¿qué propuesta tienen?, ¿qué gobierno se va a mantener sin el apoyo militar? Entonces, eso implica reflexión, estrategia, organización.

¿Cree que este año se retomen las negociaciones Gobierno y oposición en México?

Yo creo que se va a demorar mucho tiempo, en este momento yo no veo condiciones para que Maduro vuelva a una mesa de negociación. Creo que este referendo revocatorio él va a esperar que esto pase, porque si él puede liquidar a la oposición con esto, para qué va a negociar.

¿Cómo evalúa al chavismo tras los resultados de Barinas? ¿Por qué Maduro está cerrando el círculo a su alrededor?, saca a los Chávez de Barinas, con las elecciones también aleja a Jorge Arreaza.

Bueno, eso forma parte de su consolidación en el poder, que él está emergiendo como el jefe del chavismo y en este momento a Maduro le hace ruido la familia Chávez, porque la familia Chávez no se va a someter a los designios de alguien que consideró un subalterno del comandante.

¿A Maduro no le está importando las pugnas internas y las divisiones que sus decisiones están dejando dentro del PSUV?

Maduro ha ido eliminando a cualquier adversario peligroso dentro del chavismo para él. Hoy en día, Diosdado Cabello no tiene el poder que tenía en el pasado y este golpe que se da en Barinas en una dimensión también favorece a Maduro, porque debilita a la familia de Chávez y la saca del camino, que yo pienso que él pueda pensar en designar un sucesor que pueda ser familiar de él como Chávez. Entonces, yo sí creo que en este tipo de régimen, Maduro esté emergiendo como el jefe de este movimiento y hasta ahora él ha logrado surfear con éxito. Defenestró a personas como Rafael Ramírez, que en algún momento le hizo sombra y al mismo Diosdado Cabello, que estuvo al mando no solamente del partido, sino de la Asamblea Nacional, hoy en día eso está en control de Maduro. Hoy en día, incluso está echando base para un culto a la personalidad al estilo de Chávez, con este Súper Bigote y este tipo de cosas.

¿Hay algún temor en el oficialismo con el tema de las sanciones internacionales y de que se haya iniciado una investigación formal contra el Estado venezolano en la Corte Penal Internacional?

Yo creo que esas cosas como el RR, el cambio de los magistrados en el TSJ, sí muestra que hay una cierta preocupación. Las sanciones comienzan a ser fuertes desde 2017, ya entramos al quinto año de sanciones y él la ha logrado surfear. Está incómodo con ellas, pero puede vivir con ellas. Irán le ha enseñado a surfear eso, Turquía, hoy en día logra sacar y meter gasolina, petróleo, oro y ese tipo de cosas a través de estos socios con los que se ha ido comprometiendo en estos últimos años, particularmente Rusia, China. En relación con la CPI, ellos sí han mostrado temor, y yo creo que esos son los dos elementos que tiene la oposición para tratar de jugar a una negociación. Porque son elementos que si ellos pudieran aliviarlos, yo creo que ellos estarían dispuestos a dar algunas concesiones.

La oposición en cada mesa de negociación ha solicitado como propuesta central la salida de Maduro del poder. ¿Eso puede estar en discusión con un Gobierno de corte autoritario?

La oposición tiene que ser madura para pensar que en esas concesiones Maduro no está dispuesto a dejar el poder. Entonces, lo que está sucediendo en la CPI puede comenzar este año y puede prolongarse, puede ser como ha pasado en el pasado con la gente de Pdvsa que decidan sacrificar a algunos de sus bases de funcionarios, militares, claro eso hay que aprovecharlo para saber cómo se hace esta negociación con los militares antes de que los conviertan a algunos de ellos en víctimas de la Corte Penal Internacional, porque la CPI juzga es a autoridades, a personas que han estado en cargos de responsabilidad donde se violaron, donde hay crímenes de lesa humanidad. Esas son las cosas que ayudarían a un proceso de negociación, pero hay que saber moverse en esas negociaciones. El juego es de suma cero, si estuvo el grupo de los 4 y particularmente Leopoldo López y Juan Guaidó, ya eso se acabó. O sea, el golpe de abril de 2019 donde Juan Guaidó con Leopoldo López. Ellos perdieron toda posibilidad de hacer un juego suma cero, entonces hay que ser más maduro.

Maduro ha logrado evadir sanciones a costa de perder territorio. Rusia, en sus provocaciones a Estados Unidos y a Occidente, ha amenazado con incrementar su presencia militar en Cuba y Venezuela. ¿En qué riesgo está el país a nivel geopolítico?

Venezuela tiene lo que las Naciones Unidas reconocieron en el 2017, una crisis humanitaria compleja. Venezuela es un país fracasado en su capacidad de hacer país desde hace ya muchos años. El petro Estado murió, Venezuela ha perdido esa condición de petro Estado. Ya el Estado no tiene recursos petroleros con qué financiar prácticamente nada, salvo la depredación de algunos de los grupos que están sosteniendo a Maduro, grupos civiles y militares. En esas condiciones donde tiene muchos rasgos de Estado fallido, el Estado Venezolano pues no tiene capacidad de controlar su territorio y lo ha estado entregando, dejando que sea ocupado por fuerzas irregulares, por actores criminales, por el crimen organizado.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias