Crédito: Archivo

Muchos profesores se van y abandonan porque con lo que ganan no les alcanza para vivir.

Gonzalo Meléndez

Apunexpo

Están desmantelando la academia y todos los decanatos de la UCLA se ven afectados.

Déborah Velásquez

Apucla

Los profesores no tienen un buen salario y tampoco les dan condiciones mínimas para laborar.

Blanca Terán

UPEL

Fuga de profesores universitarios en Lara trepa hasta en un 50%

María B. Jordán | LA PRENSA DE LARA.- Inexistentes condiciones laborales, sueldos por el piso y beneficios sociales que fueron olvidados son algunos de los motivos que hace que los profesores universitarios abandonen las aulas de clases. Hoy la fuga alcanza entre un 40 y 50%, según cifras de manera extraoficial en universidades como la UCLA, UPEL y Unexpo.

Para muchos esta situación es preocupante, tomando en cuenta que algunos salones de estas universidades están quedando vacíos desde el 2019, porque cada vez la lista de profesores está más reducida. Gonzalo Meléndez, presidente de la Asociación de Profesores de la Unexpo (Asounexpo), explicó que la fuga de los docentes ronda en un 50%, cifra que se maneja de manera extraoficial; explicó que hasta el mes de diciembre que fue el último censo que hicieron quedaban 1200 profesores, pero regularmente luego de las vacaciones decembrinas renuncian muchos. "Y hay que esperar estas semanas para ver si se incorporan o no". Algunos sólo abandonan el cargo sin previo aviso.

Meléndez explicó que las áreas de metalúrgica, química y electricidad están siendo golpeadas porque se van profesionales especializados en esas áreas y los estudiantes quedan en el limbo; sin embargo, tratan de llenar esos vacíos.

En el caso de la UCLA, la cifra extraoficial ronda por la misma cantidad de deserción de profesores universitarios. Déborah Velásquez, presidenta de la Asociación de Profesores Universitarios de la UCLA (Apucla), dijo que hasta el mes de diciembre se contabilizaban 2400 profesores. "Están desmantelando la academia, porque los profesores tienen poco reconocimiento, no hay significación", pero aseguró que a pesar de esa situación quienes abandonan las casas de estudio lo hacen con mucho pesar, porque en ellos prevalece la vocación de servicio.

La profesora explicó que los siete decanatos de la UCLA y los núcleos se ven afectados por la fuga de profesores, pues cada uno está dejando espacios que otros, a pesar de ser especialistas no pueden cubrir.

Blanca Terán, presidenta de la Asociación de Profesores de la UPEL (Aproupel), afirmó que en esa casa de estudio también hay fuga de profesionales "porque no tienen un buen salario y ninguna condición para laborar", precisó que la deserción alcanzaría un 29%, según cifras extraoficiales, pues en 2018 habían 373 activos y hoy quedan 265 profesores en la UPEL.

La realidad de las universidades en Lara, también arropan a las del resto del país. Jessy Divo, rectora de la Universidad de Carabobo y miembro de la Asociación de Rectores Universitarios, dijo en una entrevista en un portal web que en el caso de ellos podrían hablar de un 40% de éxodo de profesores y que el mayor número lo tienen en la facultad de Ciencias de la Salud, además de ingeniería, ciencia y tecnología; con menor incidencia se registra en odontología.

Divo precisó que ellos han tratado de cubrir vacantes con nuevas contrataciones y con concursos, situación que hasta los momentos ha sido favorable; sin embargo, no dejan de destacar que sí hay una fuga de profesores universitarios. En el caso de la Universidad Central de Venezuela (UCV), la deserción profesoral alcanza un 40%.

Sin incorporar

De acuerdo a la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios (Fapuv), hicieron el llamado a los profesores a que no se incorporen a las actividades académicas hasta que no les brinden condiciones mínimas y aclaran que ellos no se están negando a trabajar, pero sin un salario digno y equipos no lo harán.

Deserción los sigue golpeando

Entre un 40% oscila el porcentaje de deserción de alumnos y profesores en Universidad Central de Venezuela (UCV), de acuerdo a Jesús Mendoza, consejero universitario.

"Hay que tomar en cuenta también la deserción de profesores por los sueldos y salarios que no superan los 15 dólares", señaló Mendoza, por lo que explicó que prácticamente la fuga de estos profesionales está alcanzando un 40%, lo cual ven con mucha preocupación.

Agregó que la falta de presupuesto ha golpeado en todos los sentidos a las universidades y una de ellas es que los espacios, infraestructura y condiciones laborales de los profesores no están en óptimo estado, por lo que solicitan que las autoridades busquen una alternativa para que la universidad no se venga al piso y puedan seguir formando profesionales, como lo han hecho hasta el momento. La pandemia y la falta de clases presenciales afectó mucho la deserción.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias