Páez: Pasarán más de 15 años para recuperar la economía del país

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- "El 80 % de los venezolanos dice que no va a retornar al país así cambie el sistema político y mejore la economía. Muchos padres que se fueron hoy son abuelos, han logrado hacer estudios de posgrado, están trabajando, han comprado su casa con mucho esfuerzo. Como toda diáspora han sido un aporte al desarrollo de otras naciones, al crecimiento, al emprendimiento, a la cultura". Así lo indicó Tomás Páez, sociólogo, investigador y coordinador del Observatorio de la Diáspora Venezolana, que ha desarrollado estudios de migración en 90 países y 400 ciudades donde hay connacionales.

Asegura que más del 20% de la población hoy se encuentra fuera de Venezuela y prevé que aumente porque existen un millón 200 mil niños y jóvenes que han sido dejados atrás por sus padres.

"Uno de los cambios que se ha producido en el proceso migratorio venezolano es que mucha gente viajó a Colombia, Ecuador o a Perú. Logró recuperar algunos recursos y pagaron coyotes para cruzar la frontera sur de Estados Unidos, y han pasado miles. Por eso la presión de EE. UU. sobre México que a partir del 21 de enero solicitará visa a los venezolanos para frenar el flujo migratorio nacional, porque ya tiene suficiente con el centro americano", destacó.

El Observatorio de la Diáspora viene estudiando la migración venezolana desde 2013, mucho antes que Acnur. ¿Cuántos venezolanos han emigrado?

Según el informe de diciembre, existen siete millones de venezolanos fuera de Venezuela, conformando las dimensiones de una nueva geografía, es decir, las dimensiones de Venezuela del año 1960. Eso es más de un 20% de la población.

¿Cuántos salen del país diariamente por los pasos fronterizos del país?

Más de 1000 por día, cuando uno lo anualiza, hablamos de 400 o 500 mil personas. Utilizamos los datos que construyen los propios gobiernos de esos países, pero así y todo es muy difícil saber la cifra exacta porque hay un flujo migratorio irregular que pasa por una frontera de 2.300 kilómetros, como la colombo venezolana, o todo el Caribe con las islas Curazao, Bonaire, Trinidad y Tobago, ya incluso están apareciendo embarcaciones venezolanas en Puerto Rico.

98 países solicitan visa para permitir el ingreso de venezolanos. La emergencia humanitaria compleja no ha impedido las restricciones del paso. México se suma a estas restricciones a partir del 21 de enero. ¿Acaso este tipo de medidas en vez de frenar la migración no incrementa delitos, como el tráfico de personas?

Todo aquello que concentre el foco migratorio en política de frontera genera mecanismos de distorsión, como los ha creado Estados Unidos. Este país que tiene una frontera enorme con México se ha topado con esa realidad. Hay unos 11 millones de mexicanos en los Estados Unidos, y una fuerte migración irregular de Salvador, Guatemala, Nicaragua y ahora Venezuela. Porque es muy difícil frenar la recepción de personas por las condiciones de guerra, pobreza, hambre, el totalitarismo.

¿Sabe cuántos venezolanos han optado por el asilo político en EE. UU.?

Todo latinoamericano busca EE. UU. como país de destino. Venezuela hasta 2015 lo hizo, era el primer lugar de destino. Luego cuando comienza el problema con el cierre de líneas áreas que dificultaba el tránsito, el incremento en los precios de los pasajes, la gente optó por ir a Colombia, ir a Ecuador, a Suramérica, resolver los problemas e inmediatamente tratar de moverse después a Estados Unidos, que es lo que ha estado ocurriendo. Son más de 50 mil venezolanos que hasta octubre 2021 cruzaron la frontera sur de EE. UU. por México. Hoy hay 550 mil venezolanos que han solicitado asilo o se han apegado al TPS, una protección migratoria que les permitirá trabajar y residir legalmente.

El Gobierno está vendiendo una Venezuela que logró frenar la caída del Producto Interno Bruto, que ha salido de la hiperinflación. ¿Percibe usted alguna migración que esté retornando y se coma el cuento?

Bueno, la decisión de irse o retornar al país es individual. Lo que se está produciendo es ida de venezolanos, estamos hablando de que más de 1000 personas por día salen de Venezuela, es decir, 400 o 500 mil personas anualmente. La decisión de retornar nosotros la preguntamos y el 80 por ciento de la gente dice que no va a retornar a Venezuela. Eso que dice el Gobierno del crecimiento económico, es cierto puede ser de 5% este año, así lo señaló un estudio de una institución financiera en Suiza. Ahora lo que pasa es que nosotros estábamos en el piso, perdimos el 80% del tamaño de la economía. Para llegar a los niveles de 2013 tendrían que pasar 15 años de crecimiento sostenido a esa tasa, 5% anual. Ni siquiera podemos hablar de crecer, es para llegar al terreno perdido.

En el caso de México, los requisitos para solicitar la visa los pueden cumplir muy pocos venezolanos. Deben tener ingresos superiores a los 300 salarios mínimos en el Distrito Federal Mexicano, presentar documentos de propiedad. ¿Son lógicas estas medidas?

Lo que pasa es que los países no están focalizados en Venezuela, los países tienen sus propios problemas. México tiene una situación muy fuerte de droga, asesinatos en frontera, persecución a periodistas, asesinatos, niveles de pobreza y si le agregas una cantidad de gente que llega, y luego la presión que ejerce Estados Unidos sobre México diciéndole, por favor, ponle coto a los migrantes venezolanos y de Centro América.

¿Qué países han creado políticas migratorias para darle oportunidad a los venezolanos?

Colombia la ha regularizado. Ecuador le sigue los pasos con las políticas del presidente Guillermo Lasso, Brasil lo ha hecho con el Proyecto Acogida, incluso con la reubicación de los venezolanos en distintas regiones como Boa Vista, que es el grueso donde llega el primer ejercicio migratorio, se produce entre Pacaraima y Boa Vista. Lo está haciendo República Dominicana. Yo creo que si lo hiciera México aprovecharía todas esas capacidades humanas de formación académica y el emprendimiento de esos más de 100 mil venezolanos que en este momento viven en México, fundamentalmente en el Distrito Federal.

¿En qué nivel de vulnerabilidad se encuentran los venezolanos que ingresan a un país sin pasaporte y sin registrarse en pasos migratorios formales?

El gobierno venezolano no es capaz de reconocer el documento de identidad de los venezolanos, y por eso tenemos fuera miles de niños apátridas que no tienen acceso a los documentos. Entonces el venezolano que sale lo hace empobrecido porque la pobreza está en 95% en Venezuela. Cuando uno ve la pensión que es un dólar 50 al mes. Estamos hablando que un dólar 50 por día ya es pobreza extrema, que eso representa 45 dólares al mes. Los profesores universitarios su ingreso en el máximo escalafón está ubicado en eso de 10 a 14 dólares. Entonces, por supuesto las universidades se están vaciando y tienes una cantidad de profesores en República Dominicana. Se van vaciando los hospitales, las clínicas.

¿Qué tan grave ha sido el hecho que los venezolanos salgan hasta sin un documento de identidad por los problemas que hay en el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime)?

Fíjate en el caso de Colombia, este país tiene 300 mil estudiantes niños y jóvenes venezolanos. ¿Cómo los gradúas, cómo los pasas de un grado a otro sin saber quién son? No tienen cédula de identidad, no tiene documento. Ahora ¿esto es responsabilidad de Colombia?, no, eso es responsabilidad del gobierno venezolano que no ha sido capaz ni siquiera de atender el tema de los pasaportes.

En los últimos años ha habido brotes de xenofobia en países de Latinoamérica contra venezolanos, pero ¿Por qué acusa como principal xenófobo al Gobierno nacional?

Porque el Gobierno no reconoce la diáspora venezolana, los olvida conscientemente que es lo más preocupante. Ahí lo que hay es odio. Porque el Gobierno tiene los datos de quienes salen y quienes entran a Venezuela. Los tiene por la vía de los puertos y aeropuertos. Bueno, tú tienes que llenar algún formulario. Lo tiene por la vía de los puntos de control fronterizo, los tiene por la vía de los pequeños puertos y embarcaciones que salen de Güiria en Río Negro, o de Cumaremo para Aruba y Curazao. Pero es que además los tiene por la fe de vida que piden los venezolanos en los consulados en el mundo, tiene los datos por la gente que está renovando pasaporte en los consulados en el mundo, los tiene por la gente que tiene hijos y lo va a presentar ante el consulado venezolano. Tiene todos esos datos, esa información existe, lo ruin del asunto, lo que indigna más es el odio que tiene hacia los venezolanos, el hecho de no generar esa información.

¿El país se planificaría mejor si se revelara esa información?

Claro, porque no es sólo saber el número, no. Eso tiene consecuencia para los que dejas atrás, para saber cuántos niños y jóvenes quedan en cada estado y localidad, cuántos mayores quedan atendiendo esos muchachos, porque eso tiene implicaciones en educación, en salud, en el trabajo, tiene implicaciones en las remesas. Entonces indigna que se desconozca, así que ese es el primer acto de xenofobia. Cuando a mí me hablan de xenofobia afuera, yo digo no busquemos afuera, el problema se origina en Venezuela. Que el Instituto Nacional de Estadística no haya producido ese dato es realmente terrible.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias