El peligro de los peligros: la psicología de rebaño 

LA PRENSA DE LARA.- El tema que a continuación se tratará, es controversial, en parte, debido a los términos utilizados por su autor para diferenciar la forma de pensar que tienen los seres humanos de acuerdo a su capacidad de auto superación. Friedrich Nietzsche, filósofo y escritor del siglo XVIV, es considerado desde visionario hasta demente. Entre sus diferentes obras se pueden extraer algunas ideas, teorías y criterios que se adaptan perfectamente a los aspectos de la realidad humana de hoy en día. En su libro Genealogía de la Moral, hace referencia a las personas con potencial que se dejan seducir por algo que no les permita crecer, refugiándose en la "trampa del confort" y reduciendo sus capacidades por el temor a tomar riesgos. Planteó en sus escritos que la moralidad es el "peligro de los peligros" ya que somete a las personas a una presión constante, convirtiéndolo en "un animal de rebaño diminuto"

El filósofo coloca al ser humano en dos categorías: SUPERIOR y DE REBAÑO. En el primer caso, el superior, tiene como característica principal, entender que la gratificación a largo plazo es inmensamente superior en comparación con la gratificación instantánea, además, puede controlar sus impulsos desarrollando inteligencia emocional, potenciando al individuo a trazarse objetivos complejos y ambiciosos. En su libro Humano, demasiado humano, Nietzsche considera que "la excelencia implica pasar tiempo en soledad para cultivar las dotes intelectuales y espirituales que el rebaño desechó de antemano", fundamentalmente para no dejarse llevar por las críticas y los elogios que los desvíen de sus metas.

En el segundo caso, de rebaño, considerados por el autor como la amplia mayoría de la sociedad, está dividido en dos tipos, el primer subtipo es "el último hombre", constituido por las personas que hacen a un lado su creatividad y comúnmente no concluyen sus objetivos, se conforma con la posibilidad de sobrevivir. El segundo subtipo de individuos de rebaño, el autor los define como "esclavos". En su obra Más allá del bien y el mal, describe a este tipo de personas como "...sujetos enfermizos, degenerados y fracasados que cuyo único destino posible es el sufrimiento", por ello, carecen de la capacidad para salir del atolladero por sus propios medios, generando un resentimiento e impotencia por su realidad, cayendo en la necesidad de venganza hacia los individuos que decidieron no sufrir como ellos. El peligro de las personas del tipo "esclavos" es que se agrupan para convertirse en un lastre que traiga a las personas que buscan la excelencia, hacia la mediocridad.

Adaptando estas ideas a la realidad venezolana, podemos visualizar cómo las personas débiles de carácter, que son la mayoría, y bajo la influencia del resentimiento y venganza de unos pocos, arrastran al resto de los venezolanos a una vida decadente, bajo consignas igualitarias que están muy lejos de la verdadera igualdad ante la ley. Estos "esclavos" resentidos generan condiciones para hacerle creer que la superación individual y el éxito personal son ideas concebidas por individuos que se consideran superiores a los demás. En pocas palabras, si Ud. busca superarse, es un inmoral.

Le invito a educarse para no caer en la falsa moral del rebaño, el peligro de los peligros.  

*La Prensa de Lara no se hace responsable de las opiniones emitidas en los artículos, suyo contenido es de entera responsabilidad de sus autores*. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

La metáfora del Cocuy…

| comentarios