Crédito: Archivo

La falta de medicamentos es uno de los principales riesgos para el retraso de ingreso a pabellón.

Ruy Medina

Exdir. Hosp.

Las fallas en control prenatal y falta de operatividad en el área, terminan de complicar a estas pacientes.

René Rivas

Col. Médicos

Reina oscurantismo oficial en cifras de muertes maternas en Lara

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.-  Como si se tratara de un misterio y sin conseguir manera para saber la data de mortalidad materna, la autoridad sanitaria regional sigue en mutismo. El gremio médico tampoco tiene acceso a esa información y sólo se esperan las denuncias públicas de familiares, que desde septiembre hasta el 27 de diciembre de 2021 se conocen de 15 casos por diversas causas en el Hospital Central Antonio María Pineda.

Una denuncia que guarda ese sinsabor de parientes que aún lloran a esas mujeres jóvenes y en plena edad reproductiva, que dejan a sus hijos en condición de orfandad y sin la responsabilidad que pesa sobre un sistema de salud que, teniendo el esfuerzo del poco personal de salud, continúe con deficiencias en insumos médicos que impiden una atención oportuna de la paciente.

La preocupación está palpitando con más fuerza en diciembre, cuando Ruy Medina, exdirector del Hospital Central Antonio María Pineda, reitera que también tuvo conocimiento de manera extraoficial de la presunta pérdida de un aproximado de 10 parturientas. Especifica de 3 a comienzo de mes, 4 desde el 6 al 12 de diciembre y para el fin de semana de Navidad, posiblemente otros 3 decesos.

"La información oficial está bien guardada y no se determinan las posibles complicaciones de estas pacientes", precisa al recordar que se tienen tantos riesgos que empiezan por la fallas en el control prenatal sin los debidos especialistas o sin cumplir con el debido tratamiento para asegurar el desarrollo del bebé, desnutrición de las pacientes que junto al cuadro de anemia comprometen los niveles de sulfato ferroso o ácido fólico en el embrión. Además de esas patologías que pueda arrastrar la embarazada, que terminan con la hemoglobina por niveles inferiores de 7 tan comprometedora en hemorragias o el ataque de la hipertensión con la fatalidad rondando desde la preeclampsia, entre otras.

La contaminación de la paciente es otro punto que resalta Medina, al referirse al cuidado extremo que se debe tener con asepsia, a partir del área que debe estar libre de gérmenes o bacterias a través de cloro y otros desinfectantes. Una situación criticada por las limitaciones de las camareras y de la exposición por la excesiva visita de familiares.

Pero cita como la preocupación extrema la falta de medicamentos, que también reconoce René Rivas, presidente del Colegio de Médicos de Lara, al denunciar que "no manejamos un número exacto ni las causas específicas. No se conoce desde lo oficial". Al precisar el impacto de la necesidad de insumos médicos lo ubica en 98% cubierto por los familiares, ante un centro asistencial que prácticamente sólo asegura la mano profesional y sin tantas garantías de la infraestructura.

Aplaude el esfuerzo que se realiza desde el personal que se mantiene activo en el servicio de Ginecobstetricia con los residentes de dicha especialidad junto a la supervisión del equipo de adjuntos, pero sienten ese vacío con más ahínco en el 75% de déficit de enfermeras. "El techo de Sala de Partos se cayó y hasta ahora no sabemos qué ha pasado", denuncia de lo que considera como una falta de preocupación por esta área y sin la prioridad entre las autoridades sanitarias.

Los familiares intentan controlarse entre las emociones encontradas de esa alegría por la bienvenida de otro miembro al hogar y termina empañada por el llanto, de retirar al niño en brazos y al cuerpo de la madre de la morgue del principal centro de salud de Lara.

Se debilita y sin respuesta 

Con la lista de insumos que deben ubicar los familiares de las pacientes, se evidencia la falta de operatividad que denuncia René Rivas, titular del Colegio de Médicos en Lara, al considerar que se empieza por las fallas de la Unidad de Cuidados Intensivos Obstétrica, que al seguir sin dar respuestas obliga a las complicaciones de emergencia a esperar por un cupo en la UCI del hospital o en el área de trauma shock.

"Es una alta demanda que recae en este centro asistencial que no sólo recibe pacientes de Lara, sino también de Yaracuy, Portuguesa y Cojedes, mientras se tienen otras maternidades en la entidad", criticó que ni siquiera por esta condición se han tomado las medidas para mantener el equipamiento necesario y garantizar la atención oportuna.

Ignora el impacto del Plan Cayapa de intervención en infraestructura desde la gobernación.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

AMTT busca ordenar el transporte público

| comentarios