Estando en el CLEL, desde junio de 2021 exigía los créditos adicionales y no había respuesta.

Grace Lucena

Consultada

Es un sistema vulnerable por falta de mantenimiento y lo que se realiza es por improvisación.

Adriana Díaz

Consultada

Se olvidan de detalles importantes, como mantener la presión que debe ser entre 9 y 12 libras por tubería.

Julio Gutiérrez

Consultado

Barquisimeto solo recibe el 38% del servicio de agua potable

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- En un escenario vulnerable, así califican los especialistas el estado de Hidrolara frente al déficit del servicio de agua de sólo 38% para Barquisimeto, cuando se conoce que de los 3.100 litros por segundo que deberían llegar sólo se percibe 1.180, frente a la condición de contar sólo con tres motores de bombeo (de los 5 en total) y con 1, de los 2 correspondientes a la planta de tratamiento. Precisan causas que empiezan desde la falta de mantenimiento trimestral, poco personal capacitado y la pérdida de autonomía económica, sin percibir las tarifas que permitían cubrir gastos operativos.

Según Julio Gutiérrez, vicepresidente de Colegio de Ingenieros de Lara y quien prestó servicio en la empresa hidrológica con respecto al Sistema Alto Tocuyo, sólo se perciben 1.180 litros por segundo y prácticamente se trabaja por rebote, cuando el agua empieza a rebosar, el agua enciende los motores. Una de las consecuencias directas a las fallas del mantenimiento preventivo necesario en cada trimestre, el cual se estima del seguimiento a la cronología de la vida útil de cada motor, para tomar la previsión de evitar el desgaste y hasta llevar a la debida intervención en empresas de Maracaibo, Valencia, Maracay y demás ciudades con empresas de tecnología especializada y segura.

Así se tiene la garantía de las 5 líneas operativas con el motor de reserva, reiterando que 4 trabajarían en paralelo y así evitar un colapso. "Al no abocarse al mantenimiento, la hidrológica sólo se está dedicando al tema correctivo, al presentar alguna falla o avería", precisa. De allí, la necesidad de la planificación y terminar de salir de la situación que empezó a complicarse en febrero de 2021 con los daños de los motores y que sólo deja en evidencia una situación de contingencia, que se refleja en el Plan Cayapa en distribución de agua al suministrar hasta 40 cisternas en comunidades.

Criticó que las políticas en esta materia se desglosan en estos últimos 21 años en los que no se ha construido o culminado embalses, comparando con ese lapso de 40 años entre 1959 - 1999, que se tuvieron 77 embalses de los 95 existentes. De allí, que ni siquiera se ha considerado la culminación de Sistema Hidráulico Yacambú, siendo una de las opciones que podría ayudar a abastecer con el servicio fijo del agua en la entidad.

Gutiérrez precisa que el descenso en la mano de obra calificada tuvo como principal amenaza la inflación, cuando cita como ejemplo que un técnico ni siquiera llega a cobrar $10 y se compara a lo lineal con otro personal que no tiene las mismas exigencias. "Al nivelar los salarios, prácticamente desde un técnico hasta un profesional de alto nivel pasaban a ganar lo mismo", criticó.

Cuando se consulta a Adriana Díaz, expresidenta de Hidrolara, confirma que las obras que se han realizado parten de la improvisación, cuando no se cuenta con las condiciones técnicas. "Se requiere del dragado y cubrir 4 puntos críticos del tubo matriz, con la amenaza de filtraciones", señala al proponer intervenir las tomas clandestinas y mantenimiento de autotransformadores.

Requiere mayor autonomía

"Una de las consecuencias por la desidia de no contar con la formalidad del pago de tarifas, que sólo llevan a depender del ente gubernamental", denuncia Julio Gutiérrez, vicepresidente de Colegio de Ingenieros, acerca de la caída de la autonomía financiera para asegurar ese 80% que compensa la cancelación de nómina, inversión en planta, mantenimiento preventivo y hasta en la dotación de los insumos químicos para el tratamiento del agua.

Refiere la importancia de comprar productos para potabilizar el agua y además de conservar las cuadrillas que hagan seguimiento de las filtraciones de aguas blancas y servidas.

En ese tema de los méritos entre el personal, advierte la necesidad de reconocer el esfuerzo que realizan desde los maniobreros, quienes son personas que deben andar a altas horas de la noche o madrugada abriendo las llaves en las comunidades. También merecen una salario, acorde a sus responsabilidades.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias