Crédito: Artemio Sequera

Cerca del 70% de los medicamentos que se venden en el país son importados y están sin controles del Instituto de Higiene.

Omar Álvarez

Col. Farmacéuti

Hemos exhortado a los agremiados de Fedecámaras que no importen mercancía falsificada del gigante asiático.

Pablo Chirinos

Fedecámaras

Los productos que no tengan la etiqueta del registro sanitario venezolano no deben ser comprados.

Ruy Medina

Médico

Esos productos no son realmente leche, ingresan al país normalmente y las autoridades no hacen nada.

Roger Figueroa

Cavilac

Cavilac alerta sobre el ingreso de productos adulterados al país

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- El 70% de los medicamentos importados que ingresan a Venezuela no tienen registro del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, así lo alertó el presidente del Colegio Farmacéutico en Lara, Omar Álvarez. La Cámara Venezolana de La Industria Láctea (Cavilac), también encendió las alarmas sobre la comercialización de dos marcas de leche en polvo "Nido y Coolechera", que son falsificadas y atentan contra la salud de la población.

"Desde el 2016, cuando la escasez de medicamentos rondaba el 85% Venezuela se convirtió en caldo de cultivo para el ingreso de medicamentos importados y se relajaron los controles sanitarios. En la actualidad, aunque la escasez de medicamentos ronda tan sólo el 10%, las farmacias siguen vendiendo fármacos cuyas etiquetas están en otro idioma, y en vez del número de registro sanitario venezolano lo que tienen es un permiso de importación a través de una casa de certificación. Cualquier persona que vaya a una farmacia y compre un medicamento hipertensivo, como losartán potásico se dará cuenta que las indicaciones son en portugués, uno ya no tiene certeza si es efectivo", exclamó Omar Álvarez, del Colegio Farmacéutico.

Afirmó, que incluso en las farmacias móviles que controla la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se consiguen medicamentos sin los debidos controles sanitarios del Ministerio de Salud.

El exdirector Sectorial de Salud en Lara, Ruy Medina, manifestó que las personas pueden correr el riesgo de comprar un medicamento, creer que lo va a curar de una dolencia y resulta que no le haga ningún efecto para tratar su enfermedad, y en el peor de los casos que compre un producto contaminado que puede estar infectado con la bacteria Salmonella.

Peligro en niños

Roger Figueroa, presidente de Cavilac, contó a LA PRENSA que han aparecido dos marcas falsas con los empaques de la leche Nido, fabricada mundialmente por Nestlé y de la leche colombiana Coolechera, y aunque han hecho las denuncias a las autoridades no han restringido su venta.

"Sabemos que la leche 'Coolechera' es falsificada en Colombia, porque nos reunimos con los fabricantes reales y confirmamos que ellos no la hacen, incluso tienen un procedimiento judicial contra los estafadores. También ocurre con la leche Nido que es de la Nestlé, pero está ingresando una con etiqueta de Egipto que no es la real, la Nestlé lo ha denunciado y no se hace responsable de los daños que puedan causar en la salud de los venezolanos", advirtió.

El presidente de Fedecámaras Lara, Pablo Chirinos, precisó que desde hace cuatro años el país está lidiando con los productos falsificados, adulterados o que imitan colores y letras de marcas tradicionales. "Se da en mercancía que se importa desde China. Hemos solicitado a los comerciantes que no importen productos que sean imitación", expresó.

Roger Figueroa, también manifestó que hay una competencia desleal con estos productos que están llegando importados y que se comercializan en bodegones y negocios asiáticos. "La industria de alimentos nacional no puede competir con los precios de los productos importados que llegan sin permiso sanitario, no pagan IVA ni tampoco aranceles aduaneros", dijo.

Explicó que la Nestlé está compitiendo en Venezuela con sus propios productos que importan los bodegones y los venden mucho más económico, sin acarrear los gastos de producción que se registran en un país con escasez de combustible, hiperinflación y una industria que labora al 20% de su capacidad.

Industria láctea sin recuperación

Aunque la industria de alimentos en el país ha frenado su caída este año y algunos sectores registran un moderado incremento del 20% en su producción, la industria láctea no ha logrado salir del abismo.

"En Venezuela tan sólo consumen 55 litros por persona al año, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda entre 130 y 150 litros per cápita", indicó Roger Figueroa, presidente de Cavilac.

Apuntó que la producción de leche diaria es de cuatro millones 500 mil litros, pero solamente la industria procesa el 12 por ciento.

"Desde hace dos años la industria acordó con el Gobierno nacional unos precios sobre tres productos: Leche en polvo, mantequilla y leche pasteurizada. La leche pasteurizada está fuera del mercado, muy poco se consigue porque los costos no dan para producirla, igual ocurre con la mantequilla que está desapareciendo", manifestó, esto debido a los altos costos de producción.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias