Crédito: Archivo

Falta de insumos y de personal médico pasa factura a parturientas

Rojas/López | LA PRENSA DE LARA.- El servicio de obstetricia y maternidad en el Hospital Central de Barquisimeto se ha vuelto uno de los más temidos en el centro de salud, debido a las precarias condiciones en las que se encuentra trabajando sin insumos y sin personal de salud, lo que trae como consecuencia complicaciones de las parturientas y muertes maternas.

Esta realidad se ha visto en varias ocasiones y se volvió a presentar la semana del 6 al 12 de diciembre, cuando en apenas cinco días, cuatro parturientas fallecieron, presuntamente y aseguran familiares, se debió a negligencia médica.

El doctor Ruy Medina, exdirector de salud en Lara, explica que estas muertes se deben a las fallas de insumos y medicamentos para atender a las futuras madres.

"Se conoce que en el servicio no hay insumos, en el hospital les están pidiendo prácticamente todo, no es un centro de salud público porque si lo fuese no habría que comprar los insumos, ahora una embarazada que llegue necesitando de una cesárea debe llevar todo lo que requieran los médicos, en esto se puede gastar entre 80 y 100 dólares", dice.

Asimismo, resalta que hay intervenciones que deben hacerse de emergencia, pero al no tener insumos para atenderlas deben esperar que sus familiares consigan todo lo que necesitan por un lapso de tiempo el cual puede ser crucial para mantenerlas con vida.

"Mientras el tiempo va pasando buscando los insumos, sufre la madre y el bebé, considero que las muertes maternas son injustificables, porque mueren por falta de recursos", asegura.

El déficit de personal ha golpeado tanto a este servicio, que hay madres que tras dar a luz deciden retirarse de la maternidad por no recibir atención médica.

"Hay unas compañeras de cuarto de mi hija que ellas mismas hicieron una acta responsabilizándose para irse, porque en dos días no subía ni el pediatra ni el ginecólogo", dijo Yarisith Jaimes, familiar de una parturienta.

Jaimes aseguró que cuando su hija llegó al hospital necesitaba de una cesárea porque su pequeño había defecado dentro de la barriga y estaba complicada.

"Mi hija llevaba todo para la cesárea y me la pusieron a parir normal con maltratos y mala atención, cuando salió después de 6 horas de parto no tenía vía, ni siquiera la hidrataron, además que en recuperación tuvo que estar con otra muchacha en una sola camilla", comentó muy indignada.

Piden aclarar

Familiares de Katherine Rivero exigen que se aclaren las razones de su fallecimiento este jueves 9 de diciembre en el Hospital Central. La primera sospecha que manejan es que no le dieron el tratamiento pertinente y sólo tuvo el cupo para UCI, cuando estaba grave. Así lo denuncia su prima Adriányela Rivero, al condenar que hasta sufrió insuficiencia renal y ameritaba diálisis, además de sangrado.

Explica que la joven de 27 años llegó desde el caserío Requen de Urdaneta el pasado viernes y a casi una semana se la llevan muerta. "Le hicieron la cesárea y todo estuvo normal, hasta que el domingo fueron fuertes los dolores", señala y recuerda que pensaban que se debía a la esterilización, pero en la autopsia quedó descartado.

Señala que no tuvo la debida atención, porque esta madre de 3 niños estaba tan desesperada y quería retirarse. Firmó una autorización, pero en ese momento se complicó porque tenía 4 días sin orinar y esperando por un cupo en UCI, además que les alegaban que se trataba de un caso sospechoso de covid, cuando había dado negativo.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias