Crédito: Cortesía

Temas parlamentarios: Barinas

LA PRENSA DE LARA.- No hay duda que lo ocurrido el 21N con la realización de las elecciones para cargos de elección regionales y municipales tuvo una importancia que no puede ser soslayada por ninguno de los detractores de la participación en el mismo, so pena de incurrir en una extrema posición que no ayuda en absoluto en la recomposición de las fuerzas reales de la oposición en Venezuela

No podemos obviar como positivo la presencia de la MOE de la Unión Europea, quienes expresaron en su Informe Preliminar lo siguiente: "El marco jurídico electoral venezolano cumple con la mayoría de estándares electorales internacionales básicos. Sin embargo, algunas leyes, en particular la ley de 2002 que permite al Contralor General suspender el derecho fundamental de los candidatos a participar en las elecciones mediante un procedimiento administrativo, la falta de independencia judicial y el irrespeto al Estado de Derecho afectaron desfavorablemente a la igualdad de condiciones y a la equidad y transparencia de las elecciones. En estas elecciones, la suspensión del derecho de los candidatos afectó principalmente al Partido Comunista de Venezuela (PCV) y a los partidos disidentes de la coalición gobernante". 

Esto elevado a la enésima potencia fue lo que ocurrió en Barinas: Freddy Superlano gana la Gobernación contra todo pronóstico y la dictadura arrebata y desconoce la soberanía popular, mediante una decisión irrita e inconstitucional del máximo tribunal que se ha convertido en el patio trasero del régimen, pasando por encima del C.N.E y violando principios fundamentales como es el debido proceso y la aplicación a capricho de leyes con el solo propósito de desconocer un triunfo. Sin participar esto no se puede verificar y comprobar.   

Otro tema importante es que el esfuerzo unitario debe ir más allá de las organizaciones políticas para lograr la mayor amplitud posible en la definición estratégica del enfrentamiento a la dictadura para avanzar en el rescate de la democracia y la libertad

Lo otro que debemos anotar es que los resultados han arrojado una gran enseñanza: no se puede imponer candidaturas, lo que indica que es necesario modificar el mecanismo para la escogencia de los candidatos que tengan mayor aceptación o que reúnan un consenso que no deje lugar a dudas del liderazgo. En Lara tenemos dos claros ejemplos con el triunfo de Javier Oropeza en Torres y Daniel Quiñonez en Andrés Eloy Blanco y seguro hay más en el país que reflejan la realidad de lo que aspira el pueblo.

Escrito por Guillermo Palacios.

*La Prensa de Lara no se hace responsable de las opiniones emitidas en los artículos, suyo contenido es de entera responsabilidad de sus autores*. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

¿Por qué hay drogadictos? Tercera parte

| comentarios

Opinion

Entorno en viñetas: Pa' arriba

| comentarios