Pacientes renales piden unidad de diálisis en Sanare

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- Se levanta a las 3:30 am y a las 4:30 am empieza a conducir su moto desde La Flor de Sanare hasta El Tocuyo. Cuenta el paciente Antonio García que se trata de casi 90 minutos en carretera, incluso hasta llegando empapado en esos trayectos bajo la lluvia. Denuncia que ese desgaste lo viven la mayoría de pacientes, quienes claman por la instalación de una unidad de diálisis en el municipio Andrés Eloy Blanco.

"Se planteó la solicitud y la problemática a Daniel Quiñónez, siendo candidato a la alcaldía. Tiene conocimiento", expresó este paciente que lleva 2 años dependiendo del riñón artificial y con las esperanzas que el recién proclamado alcalde escuche la problemática de quienes deben hacer esfuerzos para ser atendidos interdiario.

También precisa que se les presenta la desventaja de las fallas en el combustible, considerando que deben asegurarlo porque la ruta hospitalaria no es suficiente para cubrir las necesidades de estos pacientes provenientes desde lo alto de Sanare.

Lo más práctico es adelantar con las motos. "Ya es fastidioso y molesto cuando se trata de un largo trayecto entre las vibraciones de lo deteriorado de esta principal vía agrícola", se lamenta y recuerda que luego de tanto madrugar con el bolso contentivo de comida y sábana, les toca regresar por la tarde y soportar ese decaimiento de la reacción de la diálisis hasta seguir el rumbo a Sanare. "Uno llega cansado y mojaíto, en pleno aguacero", rezonga.

En el afán por buscar soluciones, comenta que han planteado que hasta se acondicione un espacio en el municipio Jiménez y así evitar ese recorrido hacia El Tocuyo. "Es que de esta manera se pueden descongestionar y así agilizar con los turnos de atención con sus respectivas 4 horas", precisa y reitera que dejarían de recibir sólo 3 horas. Menos pacientes y más tiempo en cada diálisis.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias