Tras 17 años: Oposición reconquista alcaldías de Torres y A.E.B

Agatha Reyes | LA PRENSA DE LARA.- Pasaron 17 años para que la oposición reconquistara territorio que estaba bajo el dominio del chavismo. Los municipios Torres y Andrés Eloy Blanco ahora están en manos de dos hombres que durante los comicios del 21 de noviembre fueron apoyados por la Mesa de la Unidad Democrática y el partido independiente Fuerza Vecinal.

La razón que suelta el politólogo, Orlando Álvarez, para este cambio luego que el estado estuviese vestido de rojo en su totalidad durante 4 años, es la falta de respuesta al deterioro en la calidad de vida de los ciudadanos por parte de quienes han asumido las riendas en ambos municipios.

"El 21 de noviembre reinó el voto castigo contra el Gobierno y la dirección de Édgar Carrasco. Una gestión mala, que se ve doblemente mala a nivel popular porque las cosas que no hizo el alcalde tampoco las cubrió el gobernador", dijo Álvarez, al analizar el escenario del municipio Torres, donde resultó ganador Javier Oropeza con 31.132 votos (42,87%), mientras que el candidato del Gran Polo Patriótico (GPP) apenas alcanzó los 27.285 votos (37,57%), es decir, 39,2% menos que los votos que contabilizó Édgar Carrasco en las elecciones regionales del 2017 (44.929 votos).

"La crisis de los servicios públicos es mortal para cualquier gobernante, es un voto castigo contra la gestión municipal del PSUV", explicó. En el período 2000-2004, Oropeza logró la alcaldía respaldado en aquel entonces por el movimiento V República, el período siguiente estuvo en manos de Julio Chávez, hermano del fallecido presidente Hugo Chávez y desde el 2013 hasta el 2021 la municipalidad quedó a cargo de Édgar Carrasco, militante del PSUV.

En el caso de Oropeza, tendrá que ejercer como alcalde con un concejo municipal adverso, pues de los 9 concejales 7 pertenecen al PSUV y 2 a la Alianza Democrática.

Este retorno de la oposición a dos municipios bastiones del chavismo, también está ligado al reconocimiento de "verdaderos liderazgos", según explica el politólogo, Radamés Graterol, quien además señala que a ese reconocimiento se suma una combinación de "carisma, experiencia política y hasta una especie de rebeldía".

En el caso de Andrés Eloy Blanco, Daniel Quiñónez logró un total de 10.369 votos a favor, lo que representa el 54,81% los votos escrutados, mientras que Asbel Noriega, candidato del PSUV, sumó 4.656 votos (24,61%). Esta cifra del PSUV es 60,71% menor a los capitalizados por Dilia Mendoza durante las elecciones del 2017 cuando fue electa como alcaldesa con 11.852 votos.

Daniel Quiñónez, conocido técnico radiólogo y caficultor, también cumplió funciones de alcalde durante el período 2000-2004 respaldado por Copei. Luego asumió como alcalde Alfredo Orozco, en un primer período junto a MVR, su mandato siguió por dos períodos adicionales (2008 - 2017) junto al PSUV y en 2017 entregó el testigo a Dilia Mendoza, quien en las primarias de la tolda roja no pasó la prueba y fue electo como candidato Asbel Noriega.

En Andrés Eloy Blanco, la cámara municipal es afín a quien resultó electo como candidato, pues de los siete concejales seis son de Fuerza Vecinal y uno del PSUV.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias