Crédito: Artemio Sequera

Suspendieron las quimios y les dijeron que acudieran a Badán, pero ¿quién paga eso?

Jennifer Peña

Movida Positiva

Si hay dinero para hacer política también debe haber para capacitar al personal para las quimios.

Édgar Díaz

Familiar

No pueden llevar a los niños a que fallezcan, que las autoridades enfrenten el problema.

Milagro Seijas

FundaPov

El cáncer no espera y si nuestros niños no reciben las quimios estamos acabados.

Anny Sánchez

Familiar

Padres exigen reactivación de quimioterapias en el Pediátrico

Lorena Rojas | LA PRENSA DE LARA.- Una medida tomada por las autoridades del Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga de Barquisimeto ha dejado en vilo a 30 niños con cáncer. Y es que este lunes fue suspendido el servicio de quimioterapia, debido a la falta de personal para atender a estos pacientes, lo cual los deja en el aire y batallando por sus vidas.

Padres y representantes hicieron un llamado de conciencia a las autoridades sanitarias para que se aboquen a destinar el personal de salud adecuado para el servicio, debido a que antes de ser suspendido este sólo contaba con una enfermera.

"Para colocar las quimios hay dos licenciadas, una está de vacaciones y la otra se enfermó, no es posible que un área tan crítica como es la parte oncológica infantil no haya el suficiente personal capacitado para administrar las quimios, las cuales hacen que nuestros hijos continúen con vida, sin las quimios lamentablemente se nos van a ir", dijo Édgar Díaz, padre de uno de los pacientes.

A los padres que se encontraron con la noticia de que sus hijos no recibirían el tratamiento, les indicaron que podían realizárselas en Higea, pero allí tienen un valor de 15 dólares.

"Todos los padres no tenemos los 15 dólares diarios para ir hasta Higea y hacerse las quimios, hay que ponerse la mano en el corazón porque si existe dinero para hacer campaña política, también debe haber dinero para la salud de nuestros hijos", aseguró Díaz.

Milagros Seijas, directora de la Fundación de Pacientes Oncológicos de Venezuela, pidió a los entes gubernamentales no obviar el problema y resolverle a los niños que diariamente luchan por su vida.

Más tarde, Jennifer Peña, miembro de la fundación Movida Positiva, indicó que 14 de los 30 niños habían sido atendidos en el Hospital Doctor Pastor Oropeza.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias