Niño de tres años y su padre fueron arrollados en la calle 33

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- Exceso de velocidad y oscuridad casi causa tragedia. Un niño de tres años de edad y su padre, quienes iban a bordo de una moto, resultaron heridos tras ser arrollados por un carro que circulaba a exceso de velocidad por la calle 33 con avenida Libertador, tras el impacto ambos cayeron al pavimento golpeándose en varias partes de su cuerpo.

El lunes en la noche, José Ángel Gómez (25), iba a bordo de su moto Bera blanca junto a su hijo y cuando atravesaba la calle 33 e iba diagonal al Centro Comercial El Recreo, un carro a toda velocidad se los llevó por delante, el conductor, sin piedad, aceleró y se perdió de la zona.

Los vecinos escucharon el frenazo y luego un golpe, detallaron que era como una piedra cayendo fuertemente sobre el pavimento. Cuando salieron a ver qué ocurría, vieron a dos personas tiradas en el piso, corrieron a auxiliarlos y observaron que José Ángel estaba inconsciente.

El hombre estaba tirado bocarriba, movía sus brazos lentamente, pero no abría los ojos, mientras que su pequeño niño estaba con la cabeza encima del cuerpo de José Ángel, se quejaba del dolor, mientras los vecinos trataban de ayudarlo.

Los vecinos de inmediato llamaron a una ambulancia, debido a que los dos presentaban lesiones graves, pues el niño tuvo fractura abierta en una pierna.

Los paramédicos le colocaron a ambos collarín para poder montarlos en las ambulancias y trasladarlos hasta el Hospital Central y Pediátrico de Barquisimeto.

Durante la noche, una fotografía del niño en el Pediátrico comenzó a rodar por redes sociales, pues a la emergencia no habían llegado familiares por no saber sobre el accidente, pocos minutos después lograron localizarlos.

Ayer en la mañana, se pudo conocer que ambos se encuentran estables; sin embargo, José Ángel tuvo que ser intubado.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias