¿El aborto sería una solución?

LA PRENSA DE LARA.- El aborto, es un tema complejo y sensible para la sociedad venezolana. Las diversas opiniones son tan radicales que chocan entre sí hasta el punto de llegar a la violencia en muchos lugares en el mundo.

¿En qué momento se puede considerar un ser en gestación dentro del vientre materno como una persona?

La posición más radical sobre este tema se divide en 2 corrientes principales: Los PRO VIDA y al otro extremo, los PRO ELECCION.

   El primero considera que una persona existe desde el momento de la concepción, es decir, si se interrumpe el embarazo en cualquiera de sus etapas, es un asesinato.

   Al otro extremo, se encuentran las personas que consideran que es elección de la mujer si interrumpe o no el embarazo en cualquiera de sus etapas, basándose en su derecho a elegir sobre su propio cuerpo. 

   Dicho esto, en países como España, es legal la interrupción voluntaria del embarazo hasta las catorce semanas, sin solicitar explicaciones ni motivos, siempre y cuando la mujer sea mayor de 18 años y el procedimiento sea realizado por un médico especialista. 

    En varios países de Latinoamérica se han realizado propuestas y llegado a cambios en la legislación para la legalización del aborto. Venezuela no es una excepción, ya que el 28 de septiembre del año en curso se realizó en Caracas una marcha con motivo al "Día de Acción Global por el Acceso al Aborto Legal", exigiendo la derogación inmediata de varios artículos del código penal relacionados a la penalización del aborto. 

     Desde una perspectiva personal, no estoy de acuerdo con una ley que permita el aborto; me inclino por la vida, sin embargo, a pesar de mi posición y respetando las otras posturas sobre el tema, considero que se debe realizar una investigación profunda que tome muy en cuenta las voces de las mujeres y esté liderada por especialistas que abarquen un amplio espectro de causas por las cuales se ponga en práctica el aborto, por ejemplo, la sexualidad irresponsable, inviabilidad del feto, interrupción de un embarazo producto de una violación, el incesto, riesgo de la vida de la embarazada, etc.  

   La finalidad de este estudio de envergadura es realizar un debate objetivo y sin juicio, del cual se puedan generar políticas publicas sensatas que posiciones al aborto como la última opción.

   Casos excepcionales como embarazos producto de una violación son en extremo complejos. Luego de pasar por un hecho como este, es sin duda la víctima quien deba tomar una decisión al respecto por su propia salud física y emocional. 

   Promover el aborto como un derecho humano va en contra del derecho a la vida, sobre todo si no se enfoca como prioridad la prevención del embarazo no deseado.

   Educar en valores y sexualidad responsable es lo que realmente se debería promover, en lugar de desechar algo porque el Estado no garantiza métodos de control reproductivo, fallas en los métodos anticonceptivos o la irresponsabilidad sexual.

   La sociedad en general debe involucrarse en estos temas que sin duda marcarán el futuro de nuestra nación. 

   Quiero dejar esta pregunta para su reflexión: 

¿Por qué la mujer es la única responsable si el acto de concebir es de hombre y mujer? 

Por: Abogada Emilin Piña Mogollón. Presidenta de Fundación Mujer Tu Voz Tiene Poder

Instagram: @mujertuvoztienepoder

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

El 21N y las puertas de Maduro

| comentarios

Opinion

Temas parlamentarios: Barinas

| comentarios