10 presos políticos murieron bajo custodia en los últimos 7 años

Ismar Álvarez G. | LA PRENSA DE LARA.- El general Raúl Isaías Baduel murió el martes, 12 de octubre. Con el deceso del militar, se elevó a 10 la cifra de presos políticos fallecidos bajo custodia del Estado venezolano. 

La ONG Foro Penal, reveló que las muertes han ocurrido durante los últimos siete años (2014-2021). 

"La responsabilidad sobre la vida y la salud de cualquier detenido recae sobre el Estado. Se exige continuamente tratamiento médico para los presos. Casi nunca hay respuesta adecuada" dijo Gonzalo Himiob, vicepresidente de la ONG.

1- Rodolfo González Martínez, "El aviador" (2015)

Es la primera de las muertes documentadas de presos políticos durante el gobierno de Nicolás Maduro.

González, de 64 años, fue un piloto de aviación detenido desde el 26 de abril del año 2014 en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) por su participación en las manifestaciones antigubernamentales de 2014 en Venezuela.

Miguel Rodríguez Torres, exministro de Interior, Justicia y Paz, lo señaló de actuar como operador logístico de las protestas. "El aviador" fue acusado de "asociación para delinquir, tenencia de explosivos y tráfico de armas de fuego", cargos negados por él y su familia.

El 12 de marzo de 2015, "el aviador" fue encontrado ahorcado en su celda en El Helicoide. La hipótesis manejada fue el suicidio. El acta de defunción señala que la causa de su muerte fue estrangulamiento y asfixia. 

Según la información brindada, Rodolfo se ahorcó luego de que sus custodios le notificaran que lo trasladarían a la cárcel de Yare, en el estado Miranda, razón por la cual se encontraba deprimido, dijeron sus familiares. 

Fue enterrado en el Cementerio del Este el 15 de marzo de 2015. Al funeral asistieron Jesús Torrealba, María Corina Machado, Lilian Tintori y miembros del Movimiento estudiantil venezolano.

2- Carlos Andrés García (2017)

Carlos Andrés García, concejal del municipio Guasdualito del estado Apure, estuvo encarcelado desde diciembre de 2016 en la sede del SEBIN, después de que funcionarios de este cuerpo de seguridad allanaran su casa.

García fue detenido por presuntamente estar vinculado a actos vandálicos y saqueos ocurridos en Guasdualito en diciembre de 2016. Luis Lippa, ?diputado por Apure también fue detenido "para protegerlo", sim embargo fue liberado poco tiempo después.

Permaneció detenido acusado por los delitos de hurto calificado, instigación pública e incendio sin que se iniciara un juicio en su contra. Murió el 18 de septiembre de 2017 en un calabozo del SEBIN tras sufrir un accidente cerebrovascular (ACV).  

"Estando detenido ilegalmente a Carlos Andrés le dio un ACV y le fue negado cualquier tipo de atención médica", aseguró Primero Justicia, partido en el que militaba García. Además PJ acusó que el político "solo fue trasladado a un centro de salud cuando ya no había posibilidades de hacer nada para mejorar su salud".

3- Rafael Arreaza Soto (2017)

El teniente de la Guardia Nacional Bolivariana, Rafael Arreaza Soto, murió a los 28 años en noviembre de 2017 en un presunto intento de fuga cuando lo trasladaban desde la cárcel militar de Ramo Verde, en el estado Miranda, hacia Fuerte Tiuna, en Caracas.

El militar recibió dos disparos, uno en la pierna y otro en el abdomen, durante un enfrentamiento. Falleció en el Hospital Victorino Santaella de la ciudad de Los Teques.

Según versión oficial, Arreaza protagonizó el intento de fuga junto a ocho compañeros, recluidos por presunta conspiración. 

4- Fernando Albán (2018)

Fernando Alberto Albán Salazar, exconcejal de Primero Justicia en el municipio Libertador de Caracas, murió el 8 de octubre de 2018 en la sede del SEBIN en Plaza Venezuela. Al principio, el Gobierno nacional informó que el opositor se habría suicidado, pero tres años después, el Estado reconoció que su muerte consistió en un asesinato.

Albán permaneció menos de tres días en manos del SEBIN. Tomás Guanipa, actual candidato a la alcaldía de Libertador, denunció que Albán fue víctima de desaparición forzada, pues transcurrieron 48 horas sin conocer su paradero. 

El abogado Joel García pudo conocer que los delitos que le serían imputados estaban relacionados con el atentando con drones contra el presidente Nicolás Maduro en agosto de 2018. Le cargos serían terrorismo, traición a la patria, homicidio calificado frustrado en la persona del primer mandatario y del alto mando militar, y asociación para delinquir.

Irregularidades se mostraron al informar la muerte de Albán, pues oficialistas presentaron dos versiones. El fiscal general  Tarek William Saab indicó que el exconcejal "solicitó ir al baño y estando allí se lanzó al vacío desde el piso 10" de la sede del Sebin, mientras que el exministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, contradijo lo dicho por Saab y señaló: "Encontrándose en la sala de espera del Sebin, se lanzó por una ventana de las instalaciones cayendo al vacío, ocasionándole la muerte".

El 24 de octubre de 2018, Joel García, informó el diferimiento para el 5 de noviembre de la audiencia de imputación de dos funcionarios del SEBIN, Keiberth Cirelli y Miguel Dos Santos, custodios de Albán.

El 1 de mayo de 2021, Tarek William Saab solicitó orden de aprehensión contra los dos funcionarios por los delitos de homicidio culposo, quebrantamiento de normas de custodia, agavillamiento y favorecimiento de fuga de detenido.

5- Nelson Martínez (2018)

Nelson Martínez, expresidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), murió tras un año de arresto en la cárcel por presunta corrupción en la refinanciación de la deuda de Citgo, filial de la petrolera en Estados Unidos, sin permiso del Ejecutivo.

El hombre de 67 años falleció sin haber sido condenado por un tribunal, además padecía una enfermedad crónica que empeoró en prisión. Se encontraba detenido en la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar, en Caracas, desde el 30 de noviembre de 2017.

Según la información brindada por el Ministerio Público, Martínez no murió en la cárcel, pues debido a la enfermedad fue referido a un centro de salud. "Hasta el último momento recibió el tratamiento y la atención médica requerida en un centro de salud donde permanecía internado". 

La periodista Sebastiana Barráez informó que el preso político sufría del corazón, por falta de atención médica se le contaminó una válvula que tenía y sufrió una septicemia con falla renal, hepática, cardíaca, cerebral y circulatoria.

6- Rafael Acosta Arévalo (2019)

El capitán de corbeta de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Rafael Ramón Acosta Arévalo, murió el 29 de junio de 2019 bajo custodia de funcionarios del Estado venezolano.

Acosta Arévalo fue arrestado el 22 de junio de 2019. El 26 de junio su detención fue anunciada por el exministro de comunicación e información Jorge Rodríguez, quien lo acusó de incurrir en los delitos "de terrorismo, conspiración y traición a la patria" por presuntamente haber formado parte de un grupo subversivo liderado por Juan Guaidó que habría paleado un golpe de Estado.

Un día antes de morir, cuando iba a su audiencia de presentación, el militar no podía ponerse en pie, por lo que fue trasladado en una silla de ruedas con graves lesiones por las torturas a las que había sido sometido, pues cuando le preguntaron si había sido torturado por la Dgcim; el funcionario asintió con la cabeza. 

El juez ordenó que el capitán fuera trasladado al Hospital Militar del Ejército Dr. Vicente Salias Sanoja para recibir atención, pero horas después murió.

Su esposa Waleswka Pérez de Acosta, comunicó la tortura a la que fue sometido el capitán. 

"Se lo llevaron a una casa clandestina, perteneciente al DGCIM, a las afueras de Caracas. Fue colgado de una viga, con sus brazos atados atrás. En su cara le pusieron una carpeta, fuertemente apretada con una cinta adhesiva. Le fracturaron 16 costillas, el tabique nasal, y un tobillo. Le practicaron descargas eléctricas; lo golpearon con tabla; lo asfixiaron con bolsas plásticas. Le echaron por todo su cuerpo ácido con agua fría. Así permaneció hasta el día 28 de junio que lo presentaron ante los tribunales, moribundo, no se podía parar. Lo presentaron en silla de ruedas. No podía articular ninguna palabra. Sus húmeros los tenía rotados. Sus ojos los tenía brotados. A su abogado lo único que le pudo decir fue pedirle auxilio. Pido justicia en nombre de él, de mis hijos y mío" dijo.

7- Pedro Pablo Santana Carballo (2020)

Falleció cuando tenía 75 años, el 14 de agosto de 2020. Lo acusaron de planear presuntos actos terroristas con explosivos contra la sede del Palacio de Justicia. 

Fue detenido el 29 de agosto de 2019 por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar en su casa en El Rosal, Caracas.

8- Salvador Franco (2021)

Murió el 03 de enero de 2021. El indígena pemón falleció tras no recibir atención médica en la cárcel de El Rodeo II, debido a que a pesar de que un Tribunal había ordenado su traslado a un centro de salud, esto no se cumplió.

La ONG Foro Penal señaló que según el certificado de defunción, murió a causa de edema cerebral, shock séptico y otras reacciones producto de la tuberculosis y desnutrición. 

Franco era uno de los 13 pemones detenidos a finales de 2019, por participar en el asalto a dos instalaciones militares en el estado Bolívar.

9- Gabriel Medina Díaz (2021)

El 29 de agosto de 2021 la ONG Foro Penal informó la muerte del recluso de Gabriel Medina Díaz, de 39 años, tras sufrir un paro respiratorio por "la falta de atención médica que necesitaba" ante un presunto cuadro de tuberculosis.

El preso político permanecía bajo prisión preventiva "sin condena" desde el 24 de abril de 2020, cuando fue detenido junto a otras ocho personas acusadas de planear un supuesto secuestro contra el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello.

El hombre estaba detenido en el anexo Nelson Mandela de la Cárcel de La Pica, en el estado Monagas.

10- Raúl Isaías Baduel (2021)

Raúl Isaías Baduel tuvo gran ascendencia y liderazgo en la Fuerza Armada, además fue una pieza clave durante el gobierno del expresidente Hugo Chávez. En 2002 encabezó la operación cívico-militar que restituyó en el poder a Chávez en el Golpe de Estado. 

El fiscal general Tarek William Saab anunció la tarde del martes, 12 de octubre, el fallecimiento del general Raúl Isaías Baduel, tras sufrir un paro cardiorrespiratorio por complicaciones asociadas al coronavirus.

 La muerte del militar venezolano de más alto rango encarcelado, ocurrió "mientras se le aplicaban los cuidados médicos correspondientes" y tras haber recibido "la primera dosis de la vacuna" contra el virus, dijo Saab. 

El general y exministro de Defensa cumplió 12 años de prisión. Fue detenido en 2009 por presunta sustracción de dinero de la FANB y por "abuso de poder". El militar negó los cargos y sostuvo que todo era parte de una persecución en su contra por oponerse al Gobierno chavista. 

En 2015, tras más de seis años en la cárcel militar de Ramo Verde, recibe medida sustitutiva de libertad condicional con restricción de salida del estado Aragua, prohibición de declarar a los medios y régimen de presentación, pero en 2017 le retiraron la medida y fue encarcelado nuevamente al ser acusado de traición a la patria e instigación a la rebelión. 

Desde 2017 Baduel se encontraba bajo custodia del Sebin. En febrero de 2018, el mandatario Nicolás Maduro lo destituyó y lo degradó de la FANB.

Baduel estuvo recluido en la sede de Plaza Venezuela, Caracas, en el calabozo conocido como "la Tumba", pero el pasado 29 de septiembre de 2021, sus familiares denunciaron su traslado a El Helicoide.

"Al general Raúl Baduel lo asesinó la dictadura. Lo secuestró, lo torturó y le negó atención médica. Tras 12 años de brutal sufrimiento, Baduel es el décimo preso político que muere en manos del régimen. Hoy más de 250 venezolanos continúan en riesgo como rehenes de la dictadura" expresó Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, tras la confirmación de la muerte del general. 

Para Iván Simonovis, investigador criminal y exprisionero político, "se repite la historia en la sede del SEBIN", haciendo referencia a la muerte de Fernando Albán. "Ahora le toca al general Raúl Baduel, la piedra en el zapato de Padrino López" aseveró. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias