Abatidos sobre las tumbas

González/Sequera | LA PRENSA de Lara.- A José David Véliz Mota (38), apodado el "Cumanés" y a José Leonel Rivero Vizcaya (26), alias el "Joseíto" los hirieron muy cerca de unas tumbas ubicadas en el Cementerio Municipal de la avenida Florencio Jiménez, cuando presuntamente abrieron fuego contra funcionarios de la Brigada Motorizada de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Según el reporte policial, ayer casi a las 6:00 de la mañana, supuestamente, los dos hombres estaban por la avenida Florencio Jiménez y cuando vieron a los uniformados salieron corriendo y se metieron al camposanto. Detalla la minuta que en ese momento se inició una persecución desde la carrera 1 con calle 1 del cementerio, que terminó cerca del barrio Las Tinajitas, que colinda con el espacio municipal.

Aparentemente, cuando estaban sobre las tumbas se formó un tiroteo con los policías, en donde el "Cumanés" y "Joseíto" recibieron impactos de balas en el tórax. Al sitio del suceso llegaron más funcionarios de apoyo y en una patrulla trasladaron a los dos hombres hasta la emergencia del Hospital Central, quienes fueron ingresados sin signos vitales.

La calle del camposanto quedó teñida de sangre de "Joseíto" y "Cumanés" y metros más lejos quedaron dos escopetas, con las que supuestamente, se enfrentaron a los uniformados. Una fuente policial contó que José David y José Leonel, presuntamente, pertenecían a la banda del "Cumanés", dedicada al hurto, robo a mano armada, desvalijamiento de viviendas y robo a unidades de transporte público.

José David tenía dos registros policiales desde el año 2016 por el delito de drogas, mientras que José Leonel por robo genérico desde 2012 y por el cual pagó cana en la cárcel David Viloria, pero hace cuatro años salió en libertad. El otro registro del hombre de 26 años fue hace un año cuando fue detenido por porte ilícito de arma de fuego.

Durante la mañana funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc llegaron hasta el sitio del suceso para realizar las experticias sobre el caso y colectar las evidencias, entre esas las dos armas. Luego se dirigieron a la morgue del Hospital Central para hacer otras investigaciones sobre el caso de los dos abatidos.

Los familiares de ambos hombres no llegaron ni al sitio ni a la morgue durante la mañana, pues no fue sino hasta después del mediodía que la madre y la hermana de José Leonel se enteraron que los chamos, quienes eran cuñados, estaban muertos.

Con la muerte de los dos cuñados ascienden a ocho personas muertas en manos de cuerpos policiales en lo que va de agosto, sólo el fin de semana murieron 5 en diferentes sectores de Barquisimeto.

Plomos en tumbas

No es la primera vez en este año que ocurre un tiroteo dentro de los camposantos. En mayo Jhon Alberto Álvarez Guillén, de 28 años, supuestamente, se enfrentó a las FAES tras resistirse a su detención.

Supuestamente el chamo pertenecía a una banda delictiva que se dedicaba al robo y extorsiones y los uniformados estaban en labores de investigaciones por Las Tinajitas y sectores aledaños al cementerio en busca de los integrantes del grupo delictivo y fue cuando ubicaron a Jhon.

Ese día se pudo conocer por fuentes policiales que el hombre huyó y se metió al cementerio y fue allí donde ocurrió el tiroteo, caso similar al de ayer en donde murieron José David y José Leonel.

"A esa gente (funcionarios) parece que les gusta echar tiros aquí, porque no es la primera vez que esto pasa aquí", comentó una señora, que reside en la invasión cerca del cementerio municipal.

A finales de junio Niuman Eliézer Ocando resultó abatido en presunto enfrentamiento contra funcionarios de la Brigada de Inteligencia, adscritos a las FAES dentro del Cementerio Bella Vista, ubicado en la calle 42.

Según reporte policial señalaron a Niuman como supuesto miembro de la banda de los "Profanadores", dedicada al hurto de las tumbas, así como robo a mano armada a las personas, aunque familiares desmintieron al cuerpo policial y aseguraron que él no estaba en el camposanto.

Otras Noticias