Duque se mostroacute esceacuteptico sobre diaacutelogo entre gobierno-oposicioacuten

Crédito: Cortesía

Duque se mostró escéptico sobre diálogo entre gobierno-oposición

EFE | LA PRENSA DE LARA.- El presidente de Colombia, Iván Duque, afirmó este martes en su discurso ante la Asamblea General de la ONU que los diálogos que tienen lugar en México entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición son esperanzadores pero no hay que ser ingenuos con los resultados que puedan arrojar.

«Los diálogos entre el gobierno interino de Venezuela, que encarna la resistencia democrática, y la narcodictadura, si bien dan alguna esperanza, no nos permiten ser ingenuos. El único desenlace efectivo de ese encuentro es la convocatoria cuanto antes de una elección presidencial, libre, transparente y con una minuciosa observación internacional», manifestó.

El pasado 13 de agosto en México se iniciaron unas rondas de diálogos, que tienen a Rusia y a Países Bajos como acompañantes y a Noruega como mediador, proceso cuya tercera ronda se llevará entre el viernes y el lunes próximos.

Duque, que intervino por última vez como presidente de Colombia ante la Asamblea General de la ONU, ya que su mandato termina en agosto de 2022, dedicó parte de su discurso a la crisis de Venezuela. En su intervención reiteró su postura de que la única salida posible para ella es el cambio de gobierno en el país.

«El fin de la dictadura es el único camino viable para el bienestar del pueblo venezolano y debe ser el propósito de la acción internacional«, expresó.

Duque reiteró de esta forma lo expresado el pasado viernes en Madrid en una entrevista con la presidenta de Efe, Gabriela Cañas, en la que mostró su escepticismo con respecto a los posibles resultados de los diálogos en México.

Desastre humanitario

El mandatario colombiano aseguró en la ONU, sin mencionar expresamente a Maduro, que mientras más dure este en el poder, más graves serán las consecuencias de la crisis.

«Cualquier salida que perpetúe el oprobio dictatorial y le permita al régimen ganar tiempo, agudizará el mayor desastre humanitario que conozca nuestro continente», afirmó.

En ese sentido recordó que además de la pandemia de covid-19, Colombia tuvo que enfrentar la peor crisis migratoria que golpea al planeta: "La crisis de millones de venezolanos que huyen de la narcodictadura y de la infamia», señaló.

Los datos del gobierno colombiano señalan que en el país hay más de 1,8 millones de migrantes venezolanos, a los cuales se les ofreció el Estatus de Protección Temporal para que regularicen su situación en el país por un periodo de 10 años.

«Asumimos este reto sin ser un país rico y con un enorme costo fiscal. Esta situación requiere que, a través de las mesas de donantes establecidas, se movilicen los desembolsos de los compromisos de la comunidad mundial, por lo que hago un llamado en ese sentido», afirmó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias