Crédito: Archivo

En San Vicente, Bella Vista, Santo Domingo no llega el agua.

Nelson Galíndez

Afectado

No se justifica que en algunas partes llegue y en otras no.

Doris Sequera

Afectada

Tenemos la necesidad de agua potable desde hace 28 días.

Jenny Galíndez

Afectada

Hemos tenido que comprar la pipa de agua en 1 dólar.

Carmen Hernández

Afectada

Tenemos que rendir hasta la última gota de agua que tengamos.

Carmen Rodríguez

Afectada

En mi caso tengo que ir a buscar agua en un pozo.

María Orellana

Afectada

Déficit en servicio de agua potable se agudiza en Iribarren

Lorena Rojas | LA PRENSA DE LARA.- Desesperados. Así se encuentran los guaros debido a la grave escasez de agua potable que se ha registrado en los últimos 21 días en el municipio Iribarren, lo cual ha ocasionado que habitantes en sus comunidades tengan que rendir hasta la última gota para cubrir sus necesidades básicas e intentar no comprar el vital líquido a camiones cisternas.

En comunidades como Santo Domingo, Nuevo Barrio, Barrio Unión, San Vicente, Brisas del Aeropuerto y Ruiz Pineda, habitantes aseguran que es inhumano que de los grifos no les salga agua estando en medio de una pandemia, por lo que tienen que reusar el agua sucia.

"Estamos cansados de tener que rendir el agua, para bañarnos hay que meternos dentro de una ponchera para que el agua que cae echarla en la poceta, no se justifica que en unas casas llegue y en otras casas no", dijo Doris Sequera, señalando que la compra del vital líquido a camiones cisternas no es una opción viable, ya que una pipa cuesta 1 dólar y un tanque de mil litros 5 dólares.

En el caso de la comunidad de Santo Domingo, vecinos aseguran que no les ha quedado más remedio que ir a buscar el agua en el Río Turbio y exponerse a las enfermedades por usar agua no tratada, ya que no tienen el dinero para comprar agua potable.

"Cargamos agua del río, lavamos con esa agua y hasta la consumimos, mi mamá es una señora de 82 años que hasta le ha tocado hacer café con esa agua que se le lleva, no nos mandan cisternas porque nos dicen que tenemos agua por tubería ¿Pero dónde está?, esa no llega, al Gobierno le debería dar pena esta situación que vivimos", dijo Gloria Pérez.

Larenses aseguran que estos días han sido un calvario, pues han pasado las noches en vela esperando que les llegue el suministro y así llenar sus tanques, ya lavar la ropa y bañarse se ha convertido en un lujo difícil de costear.

Llegaría el fin

El gobernador, Adolfo Pereira, en su balance diario aseguró que para el fin de semana el agua estaría llegando a las zonas de Iribarren.

"Nos comprometimos para este fin semana activar la distribución de agua", aseguró, detallando que los trabajos que se vienen realizando en el Sistema Alto Tocuyo "no son de un solo día", ya que de los cinco motores que deberían estar activos, sólo están funcionando dos, por lo que hay una baja presión en sus surtidores.

Asimismo, detalló que para Pueblo Nuevo, Santo Domingo y zona norte estaría activando un plan cisterna para cubrir su necesidad.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias