Crédito: Cortesía

A los migrantes venezolanos los hace vulnerable la condición del régimen venezolano. Al no ser reconocido por los principales países que son países de acogida

Alexander Campos

Experto en migración

Encrucijada política impulsa migración en Venezuela

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- Las proyecciones que dio el Grupo de Trabajo de la OEA el 29 de julio sobre la posibilidad de que en diciembre Venezuela supere la cifra de siete millones de desplazados, sobrepasando a la de países en guerra como Siria, se quedan cortas para Alexander Campos, experto en migración y director del Centro de Investigaciones Populares. Asegura que lo que caracteriza a la cuarta ola de migrantes connacionales que se registra desde agosto de 2020 por los pasos ilegales de la frontera colombo venezolana, es el grado de vulnerabilidad en que caminan familias enteras que llevan desde el niño de pocos días de nacido, hasta los abuelos que saben que al llegar a otro país no estarán en condiciones de trabajar, pero sí de tener mejor calidad de vida.

"El migrante sabe que cada vez está empeorando más la situación de los servicios públicos, cada vez la violencia se está pareciendo más a una guerra. Ese migrante se da cuenta que aunque envíe las remesas para apoyar a los familiares que dejaron en el país, el dinero no les alcanza para hacer un mercado o para tener agua, electricidad", expresó.

¿Qué características tiene la migración venezolana que la hace más vulnerable que la de naciones en guerra como Siria o Afganistán?

El mundo está acostumbrado a migraciones producto de hambrunas notorias por guerra y no tanto de poblaciones como las venezolanas, que no vive una situación de guerra aunque supere a los desplazados de esos países. Legalmente, los venezolanos no son denominados refugiados ni por la legislación internacional ni por los países y eso los deja en vulnerabilidad. La comunidad internacional tiene una deuda muy grande con los venezolanos. Las cifras de reconocimientos de refugiados venezolanos por Colombia, Perú, Ecuador, Argentina son ridículas.

Es decir, ¿La comunidad internacional no ha entendido la magnitud de la catástrofe en Venezuela?

Acnur ha pedido que los venezolanos se cataloguen de refugiados, pero los países sencillamente se niegan a hacerlo, no lo hacen porque eso implicaría acelerar una serie de dispositivos y no están en condiciones. Colombia tiene más de un millón 700 mil migrantes venezolanos, pero su economía es pobre, no estaba preparada para recibir esta avalancha de gente. Los organismos multilaterales nos catalogan de refugiados, pero no bajan los recursos para que los países atiendan a los migrantes, entonces es un tira y encoge.

¿Qué tanta ayuda reciben los venezolanos en los refugios? La OEA informó que un refugiado sirio recibe 5000 dólares al año, pero un venezolano apenas 480 dólares.

Los refugios que se han hecho para los venezolanos no son con carácter de permanencia, mientras un sirio depende completamente de los organismos internacionales, una de las motivaciones por las que el venezolano migra es para mantener a su familia, quedándose en un refugio no va a poder trabajar.

¿Cuántos movimientos migratorios se han dado en Venezuela?

Cuatro desde 2002. Comenzó cuando Hugo Chávez despidió a 20 mil trabajadores de Pdvsa. Alrededor de esa fecha fueron saliendo profesionales clase media hacia Europa y Estados Unidos. Fueron denominados los balseros del aire, porque viajaron en avión. La segunda ola comenzó cinco años después cuando empezaron a salir profesionales de sectores populares. La migración fue por autobús, tenían para pagar 300 o 400 dólares para llegar a Bogotá, a Quito. La tercera ola sí impacta y comienza a vaciar los barrios. Se inició en 2015 tras las elecciones presidenciales entre Henrique Capriles y Maduro.

¿Y qué tenemos ahora?

Ahora tenemos los llamados caminantes, personas muy pobres que se van sin estudio, sin ningún dinero, sin nadie que los reciba. Eso se paraliza con la pandemia hasta agosto de 2020, cuando comienza a salir el núcleo familiar, es la cuarta ola migratoria, a pesar que se encuentran cerrados los pasos fronterizas no se ve el paso por el puente, se diluye en los distintos pasos ilegales que hay en las fronteras venezolanas, pero es constante, pasan entre 700 y 900 venezolanos diariamente, por las trochas.

¿Se están yendo hasta los ancianos?

Sí, años atrás dejaban los adultos mayores, se quedaban cuidando a los niños. Ahora el migrante sabe que cada vez está empeorando la situación de los servicios públicos, la violencia es de tipo de guerra, de enfrentamientos y eso hace muy vulnerable a la población.

¿Qué tipos de migrantes venezolanos son los que están cruzando ilegalmente la frontera de EE. UU.?

Allí se reafirma la tendencia mundial que quien puede viajar hacia EE. UU., algún tipo de posibilidades económicas tiene o podría llegar a conseguir. Porque las mismas características geográficas hacen imposible un viaje que no sea costoso. Es decir, tú no puedes atravesar el Darién panameño si no tienes dinero, o vas a Colombia y de allí a México, y de México a Monterrey hasta Río Grande. Ha ido creciendo esta migración que no se detiene, más cuando el Estatus de Protección Temporal (TPS) lo han pospuesto hasta septiembre de 2022. Las cifras son interesantes: En enero, sólo por El Río Bravo salieron 85 personas, pero en mayo pasaron 5.465 venezolanos por sólo ese punto, y sólo en la frontera sur que implica los estados California, Nuevo México y Arizona, de enero a mayo pasaron 10.645 venezolanos.

¿La explotación sexual, la trata de personas, el abuso sexual y el tráfico humano son delitos que se están normalizando en la frontera bajo la mirada complaciente de funcionarios de seguridad nacional?

No sé si bajo la mirada complaciente o la mirada cómplice. Lamentablemente, lo que uno percibe en la frontera es que los principales sujetos delincuenciales están muy vinculados con los grupos criminales. Hasta Colombia se asombró por la noticia que dio la policía colombiana diciendo que ellos tenían indicios que el Koki está en la zona metropolitana de Cúcuta, pero para todos los que trabajamos sobre violencia criminal en el país, esa noticia no tiene nada de extraño, porque el Tren de Aragua domina todas las fronteras de Táchira y tiene vínculos con muchas de la trochas. Entonces pongamos las cosas sobre la mesa, el que suceda eso sólo se puede dar porque ya hay un ambiente criminal que lo ha favorecido el régimen.

¿La población que se está yendo para salvar su vida del hambre ya percibe que el poder no está en manos de Maduro, sino que ha sido cedido a criminales?

Los estudios indican que la percepción de la gente es que el territorio está fragmentado, y que el régimen tiene dominio sobre la disidencia política, pero no sobre los grupos delincuenciales. En algunos casos por conveniencia.

Dentro de las afecciones mentales que pueda tener un migrante venezolano ¿Está el desarraigo por Venezuela?

Digamos que la vocación de retorno, el migrante que sale pero con intenciones de regresar cada vez es menor. Ojo, no alarmante hasta ahora, pero sí vemos que es una intención progresiva; es decir, salen ya sin esperanzas de volver al país. Y no porque vean que allá me va a ir mejor, sino porque aquí no hay solución, y esas son dos cosas distintas, porque una cosa es la migración porque estás seguro que vas a conseguir una cosa mejor que en la que tú estás, y otra cosa es migrar porque estás convencido que aquí sencillamente no hay solución, en cambio allá es posible alguna solución.

¿Hay capacidad de reacción todavía en los venezolanos que quedan en el país para exigir sus derechos fundamentales a través de protestas?

A mí eso no me queda la menor duda, y no por un simple voluntarismo, porque lo que uno ve en campo es que así como el que se va está convencido de que aquí no hay solución, el que se queda cada vez se está convenciendo más de que hay que hacer algo para tener solución. Y esa posición es importante; es decir, la posición de aquel que dice hay que actuar, necesitamos actuar. Es decir, de aquel que tiene disposición a actuar está creciendo. Allí hay un universo político importantísimo. El que se está quedando no se queda resignado, ahora las maneras de luchar, eso es otra cosa.

¿Cuál es la solución viable para frenar la migración en Venezuela?

En este momento mientras el país no vea en el horizonte una solución política, la migración va a ser una solución legítima, y va a ser indetenible. Porque nuestra migración en realidad no tiene un carácter original económico, esa es una de las causas, pero la causa final es realmente política.

¿Qué tanta responsabilidad tiene el Gobierno que promueve la migración y además no la reconoce, y qué tanta responsabilidad tiene la oposición?

Evidentemente que la responsabilidad es de quien la causa, que es el régimen; sin embargo, los políticos de oposición deberían presentar una narrativa en la cual el venezolano se vea esperanzado, y si no se lo presenta pues entonces buscará otro tipo de solución. No se trata de dar un mayor o menor porcentaje a uno u otro, porque en realidad la culpa última es del régimen, pero sí se trata de poner en su sitio a la oposición porque tiene la responsabilidad con el país.

"Chile comete un delito al deportar"

Alexander Campos, quien además es filósofo, historiador y da clases en la Universidad Central de Venezuela en la escuela de Sociología, rechazó las deportaciones que algunos países de Latinoamérica han hecho con los migrantes venezolanos, como el caso de Chile, que hasta junio había deportado a más de 60 connacionales.

"Aunque a un migrante venezolano no lo hayan declarado como refugiado, la legislación internacional establece la prohibición de las deportaciones por la razón que sea. Si no se abre un juicio legal, estas deportaciones exprés son ilegales. Es vergonzoso lo que estamos viviendo, se trata legalmente en Chile mucho mejor a un ladrón, a un venezolano que haya cometido un delito, cualquiera que sea, antes que un migrante, un movilizado, porque a ese lo someten primero a un juicio y pasa por todas las instancias legales, en cambio el migrante, sencillamente por el hecho de serlo pareciera ser que está desposeído de todos sus derechos y de una lo montan en un avión, bueno evidentemente ya uno está viendo que los llevan a unos refugios sin respetar sus derechos", expresó el experto en migración.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Nacionales

Un sismo de magnitud 4.3 sacude Mérida sin daños

| comentarios