Diaacutelogo entre Maduro y Fedecaacutemaras incomoda al sector empresarial

Crédito: Cortesía

Maduro ha completado la tarea de Hugo Chávez de destruir la economía nacional, y ese desplome no será posible revertirlo mientras perdure esta tiranía en el poder.

Antonio Ledezma

Político

Mezclar a un gremio con temas políticos empieza por poner nervioso a los propios empresarios, y segundo termina afectando la legitimidad y reputación de la cúpula empresarial.

Benigno Alarcón

Politólogo

Los empresarios están transando con alguien que lo que te ofrece es violencia, el debate es bueno o cierro y me voy o sigo trabajando bajo la condiciones que me están imponiendo.

José Carrasquero

Politólogo

Los empresarios buscan sobrevivir en un ambiente hostil, pero lo único que puede ofrecer el régimen son acuerdos parciales y con eso no se va a recuperar el aparato productivo.

Tulio Álvarez

Abogado

Diálogo entre Maduro y Fedecámaras incomoda al sector empresarial

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- "Hoy tenemos más capacidades para neutralizarlos. He dado las órdenes de que los llamen a botón a uno por uno, no me importa el apellido que tengan porque algunos creen que tienen apellidos intocables". Esa fue la advertencia que Nicolás Maduro lanzó contra los empresarios el pasado jueves 29 de julio, para responsabilizarlos de la especulación que se ha dado con la moneda, y de las "perturbaciones económicas" que se registran en Venezuela.

Sus declaraciones se dieron tan sólo nueve días después de que la vicepresidente de la República, Delcy Rodríguez, participara en la 77° Asamblea Anual de Fedecámaras, en un nuevo intento de diálogo con el sector privado. Pero analistas políticos y algunos empresarios escépticos, consideran que el tono retador del mandatario echa por tierra cualquier posibilidad de mejora económica, y que su propósito fundamental es perjudicar la unidad y la reputación empresarial.

"Nosotros somos gente de diálogo, en situaciones de guerra o de conflicto lo único que conduce a una solución es un diálogo, las otras vías tienen resultados demasiados costosos. Buscamos debatir sobre la necesidad de mayor libertad económica; que se respete la propiedad privada y el derecho al trabajo", expresó Pablo Chirinos, presidente de Fedecámaras Lara. Desde marzo, el gremio ha tenido reuniones con la Asamblea Nacional (AN) del chavismo, en la denominada "Comisión de Paz, Diálogo y Reconciliación", que hasta ahora no ha dado resultados. La principal propuesta en esa ocasión fue un plan de vacunación anticovid para inmunizar a seis millones de personas gratuitamente, pero que Jorge Rodríguez, presidente de ese parlamento, rechazó un mes después.

A partir de allí ha surgido cualquier tipo de debates, entre los que creen que Fedecámaras le ha lavado la cara a un Gobierno desconocido por más de 60 países del mundo, y los que consideran que a pesar del zarandeo oficial los empresarios deben procurar la reconciliación ante un aparato productivo destruido, que hoy apenas representa el 17% de lo que era en 2013.

"Personalmente, no creo que vayamos por buen camino manteniendo actitudes pasivas con el régimen, cediendo no vamos a conquistar espacios. Hablando con el Gobierno sólo podremos lograr migajas. La lucha que hemos propuesto los agropecuarios es que ni siquiera nos acercamos al Gobierno a negociar un litro de gasolina. Hemos tratado de resolver la escasez de combustible e insumos de manera particular porque no perdemos tiempo con una dictadura que negocia con la bota en el cuello de los empresarios, sin producir cambios", exclamó Antonio Escalona, presidente de la Unión Agrícola y Ganadera De Los Andes (Unagandes).

Juan Pablo Olalquiaga, expresidente de Conindustria, también objetó el diálogo de la directiva de Fedecámaras, así lo dejó claro en una entrevista publicada por el portal web La Gran Aldea. "El que no se haya producido una transición política, obliga a buscar que en las condiciones en las que opera la economía se mejoren a través de algunas políticas públicas mínimas que el régimen puede ejecutar. Aunque es algo pequeño, ciertamente puede ser de ayuda; y eso es lo que quiere la directiva de Fedecámaras. Pero lo manejaron muy mal, porque cuando te tomas una foto pública con un representante del régimen de la importancia de Delcy Rodríguez, la legitima tanto a ella como al régimen sin obtener nada como contrapartida. Yo entiendo que en este momento pareciera que Maduro no va a caer, pero si tú quieres conseguir algo, primero negocias y después te tomas la foto, el error de Fedecámaras es que legitimó y lo hizo de gratis", expresó.

"Los ataques del Gobierno a los empresarios ha sido el día tras día de los últimos 22 años. Hay intentos de acercamiento, luego amenazas. Sin embargo, tenemos la disposición de colaborar en la solución de los problemas económicos del país, aunque hay que aclarar que todavía no nos hemos sentado en una mesa de diálogo formal con el Gobierno", dijo Mahomed Hussein, vicepresidente de Fedecámaras Lara.

Juego político

Analistas consideran que el acercamiento de Fedecámaras con el oficialismo ha generado tanto debate porque existen intenciones políticas en juego. Por eso, el discurso de la cúpula empresarial es más cordial contra el Ejecutivo, responsable de haber quebrado 9.050 industrias en dos décadas.

"Fedecámaras fue creada para negociar con el Gobierno y para proteger sus intereses. Otra cosa es cuando ese sector quiere jugar a hacer política, desde un sentido eso termina haciendo las cosas mucho más complicadas. Mezclar a un gremio con temas políticos empieza por poner nervioso a los propios empresarios, y en segundo lugar termina afectando la legitimidad y reputación de la cúpula empresarial", explicó Benigno Alarcón, especialista en negociación y resolución de conflictos.

Sostiene que cuando Nicolás Maduro dice que Fedecámaras va a integrar la mesa de diálogo en México que iniciará este mes con la oposición, es un claro ejemplo de que hay intereses políticos. "Hay un principio en la negociación y es que a mayor número de actores más difícil la cooperación y los acuerdos. Entonces, el Gobierno cuando dice algo que suena populista, seamos incluyentes, metamos a todo el mundo en la negociación, en realidad la apuesta es a dificultar a alcanzar algunos acuerdos. Entonces, cuando el organismo gremial inocentemente o no dice muy bien sentémonos en la mesa de negociación, vayamos todos a la mediación, bueno la realidad del asunto es que esto va a entorpecer de manera inevitable cualquier acuerdo que se pudiese alcanzar en lo político", mencionó.

Sin cambios cerca

Según indicó el economista Jesús Casique, en su cuenta en Twitter, los indicadores económicos de Venezuela son similares a las de naciones que han quedado devastadas por una guerra. "A lo largo de la historia nunca un Gobierno alguno había logrado una destrucción tan profunda de la economía y de la sociedad. Hiperinflación de 43 meses, caída del Producto Interno Bruto acumulado desde 2013 de 83,6%, desempleo que se ubica en 58,4%, y una pobreza total del 96,2%", reseñó en su red social.

Razón por la cual, analistas políticos y dirigentes de oposición consideran poco probable que los intentos de diálogo entre Gobierno y Fedecámaras produzcan un cambio que conduzcan a la recuperación de la economía, porque desde 2007 en el país el Gobierno ha estado a favor de la estatización, provocándole un daño irreparable a la nación y atentando contra la propiedad privada.

"Maduro ha completado la tarea de Chávez de destruir la economía nacional, y ese desplome no será posible revertirlo mientras perdure esta tiranía. Cualquier devaneo sólo servirá para que Maduro continúe su deslave financiero y monetario. Vean lo que entraña la llamada Ley Antibloqueo que yo llamo ley antimonopolio, no es otra cosa que el antifaz de la economía negra que están consolidando. El régimen vive del capital oscuro, ilegal, que sale de la explotación del oro y otros minerales del Arco Minero, sale del narcotráfico, de la corrupción. Sería bien iluso aquel que se deje engatusar por quien se ha encargado de demoler el parque industrial del país", opinó Antonio Ledezma, exalcalde mayor de Caracas.

El doctor en Ciencias Políticas, Luis Salamanca, indicó que desde 1999 cuando Hugo Chávez llegó al poder, la política de Estado ha estado orientada en aniquilar al sector privado. "Chávez y Maduro han tenido el firme propósito de desbancar al empresariado venezolano, cosa que lograron. Es lógico pensar que ya los empresarios están exhaustos y lo que quieren es arriesgar dentro del modelo político; es decir, cohabitar, convivir dentro del modelo político con el Gobierno, sin abandonar su idea de cambio político. Pero obviamente tratando de entenderse con el Gobierno para salvar sus negocios, para hacer lo que ellos saben hacer, que es trabajar en sus empresas y producir empleos. Ahora es tal el debilitamiento económico del país, que es bien difícil que algunas flexibilizaciones parciales puedan conllevar a un desarrollo importante de la economía", explicó.

Expertos ratifican que el debate central de cualquier diálogo con el Gobierno debe ser el cambio político, o de lo contrario Venezuela seguirá estancada. "Los empresarios buscan sobrevivir en un ambiente hostil, pero lo único que puede ofrecer el régimen son acuerdos parciales y con eso no se va a recuperar el aparato productivo", comunicó Tulio Álvarez, jefe de la cátedra de Derecho Constitucional de la Universidad Central de Venezuela.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias