Se suicida médico del plasma hiperinmune contra el covid-19

LA PRENSA DE LARA | Agencias.- El neumólogo Giuseppe De Donno, de 54 años,se quitó la vida. El descubrimiento tuvo lugar a última hora de la tarde del martes 27 de julio, cuando se encontró el cuerpo sin vida del médico en su casa de Curtatone, cerca de Mantua, en Italia.

En estado de shock se encuentra la comunidad de Mantua y sus colegas médicos, que nunca esperaron que ocurriera un episodio similar. El médico no habría dejado mensajes, pero las causas deberían buscarse tanto en problemas de carácter personal como, quizás, laborales.

De Donno saltó a los titulares durante a finales de 2020, cuando con sus colegas del hospital Carlo Poma en Mantua había invertido energía y recursos en el tratamiento de Covid mediante plasma hiperinmune. Sin embargo, con el tiempo se ha ido abandonando el estudio de dicho tratamiento, incluso frente a investigaciones y estudios internacionales sobre el tema.

"El tratamiento funciona", aseguró entonces. "En todo este mes no hemos tenido muertes entre las personas tratadas. Solo los pacientes que han mejorado para sanar o se han estabilizado. Nadie empeoró. Ya no es anecdótico: tenemos testimonios e historias clínicas de muchos pacientes. Hemos enviado todo a la comunidad científica, estamos a la espera de su publicación. Pero me gustaría aclarar una cosa", explicó Donno en una entrevista al Corriere della Sera a finales de 2020.

Durante varias semanas, después de haber pasado años como jefe de neumología en el hospital de Mantua, había sido médico de cabecera en Porto Mantovano.

De Donno, de hecho, había dimitido del hospital de la ciudad prefiriendo dedicarse a la medicina familiar en el pueblo de las afueras de la ciudad.

"Estamos sinceramente atónitos", dice el director del Mantua Asst. "Le conocí en persona y me reuní más de una vez con De Donno y debo decir que era una persona verdaderamente exquisita: honesto hasta el final, siempre dando su vida por los demás. Durante la primera ola de Covid dio lo mejor de sí mismo y fue realmente apreciado tanto por sus colegas médicos como por los cientos de pacientes que han tenido que tratar con él. También había invertido mucho en la investigación del plasma, una cura que ahora ha sido abandonada pero que a pesar de todo ha dado sus frutos. El abandono del plasma para otros tratamientos fue sin duda un golpe muy difícil de manejar para él".

Fuente informativa: El Mundo.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
CoronaVirus

La UE no aprobará la vacuna Sputnik V antes de 2022

| comentarios