Los empresarios y la política

Después de ver la presencia de la señora Rodríguez en la asamblea anual de Fedecámaras se vino una ola de opiniones a favor y en contra. El ambiente de polarización política inhibe que las mayorías puedan ver las ventajas tácticas que supone el acercamiento. 

Entonces, desde esta tribuna intentaremos responde una interrogante que puede ayudar a contextualizar la opinión y ver más allá de las posturas de los actores políticos.

¿Importa la experiencia empresarial en el servicio público, especialmente en el contexto venezolano?

Lo primero que debemos destacar es que los dueños de empresas también son ciudadanos como usted o como yo, susceptibles de derechos y responsabilidades políticas. También, se ven afectados por la decadencia de los servicios públicos y se mantienen en el país porque en definitiva pueden hacer la diferencia.

También están los que se aíslan detrás de su capacidad financiera para evitar los problemas que tiene la gente común. Por último, están los que eligen mostrarse un poco más activos en política motivados por la voluntad de hacer.

Cuando los empresarios se acercan a la política y aportan ideas y energías al servicio publico tiene mucho que ver con la necesidad de tener mejores condiciones en el entorno para que ellos puedan producir y mostrar resultados medibles. Por otro lado, tenemos al establishment político venezolano que con frecuencia entrelazan conceptos empresariales en sus discursos para sonar un poco inteligentes. 

Para los empresarios que se mantienen en pie, es cuestión de vida o muerte, debido a que las empresas que no avanzan sobre resultados medibles: fracasan.

Transparencia y responsabilidad son demandas que existen en la política y la empresa privada, así como la rendición de cuentas. Pero hay grandes diferencias entre empresarios y políticos con respecto de esa conducta. Para los primeros, tiene que ver con satisfacer las expectativas de los accionistas de la empresa y para los segundos, supone una buena herramienta para sus discursos, pero una traba a la hora de ejecutar políticas públicas.

Lo anterior deja en el tapete la gran cantidad de actores políticos que motivados por sus complejos de superioridad piensan que tienen el derecho divino para gobernar y cuando se ven involucrados en algún acto de corrupción, en lugar de sentirse humillados, responden con arrogancia con la típica frase: se trata de persecución política o amedrentamiento comunicacional.

Para los empresarios es de importancia capital construir redes para el fortalecimiento de sus iniciativas, distinto a las estructuras políticas que se hacen del gobierno. La fuente Latino barómetro dice que una de las debilidades de políticos y organizaciones políticas es que no son proclives a trabajar en equipo.

Beneficios del acercamiento.

Las personas de negocios saben muy bien que en contextos de crisis como el que vivimos en Venezuela trae consigo oportunidades que deben ser abordadas con criterio fuera de la caja. Es decir, formas mas creativas para que otras personas también puedan hacer negocios y compartir la sostenibilidad de las empresas.

Desde la óptica anterior, aplicar un mínimo de profesionalismo a la política inmediatamente envía un mensaje positivo para la sociedad, llamando la atención de lo que no puede dejar de hacerse, como por ejemplo que la participación y el liderazgo no se pide, se ejerce.

Desde otra óptica, también hay que decir que la participación de empresarios en la cosa pública y política deja un flanco abierto que tiene que ver con "legitimidad política" que puede convertirse en un problema a la hora de buscar cooperación de sectores clave en la esfera nacional. 

El otro gran desafío para los actores denominados outsiders en política tiene que ver con los intereses de cada actor político y sus organizaciones cuya conducta los llevaran a intentar socavar cada esfuerzo fuera de los rediles políticos.

Para terminar y atendiendo al "debate" suscitado por la cercanía entre la cúpula empresarial venezolana y la coalición de poder que representa Nicolas Maduro dejare una reflexión final.

Usted puede creer en cualquier sector político, empresarial e inclusive analistas en el país, eso esta muy bien. Lo que no esta bien, es que los demás tengamos que creer a fuerza lo que tú crees.

Escrito por: Doriam González, politólogo 

Twitter: @Doriam_gon

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

Dictadura mediática del régimen

| comentarios

Opinion

Megaelecciones desde las encuestas (parte 2)

| comentarios