Asesinan a hermanos cuando pescaban

Crédito: Archivo/Referencial

Asesinan a hermanos cuando pescaban

Euseglimar González | LA PRENSA de Lara.- Salieron a pescar y no volvieron. Los hermanos Juan Ramón y Flavio Antonio Yépez Martínez, de 36 y 27 años, fueron hallados muertos y tiroteados en el caserío Pekín del municipio Crespo, un día después de estar desaparecidos.

Juan y Flavio salieron de sus casas en el caserío El Mamey, el domingo a las 8:00 de la mañana, pues iba a pescar en la laguna de Pekín, vía a Quebrada de Oro, ubicada a unos 15 minutos de la zona en donde residen. La esposa de Flavio, ayer en la mañana en morgue, contó que la preocupación comenzó al oscurecer y ellos no llegaban.

La dama preocupada decidió llamar a su suegra para informarle que ninguno de los dos hermanos volvió tras pescar y aunque salió de su casa a buscarlos no pudo hacer nada, pues ya era de noche. El lunes en la mañana la familia se fue a la comisaría de Polilara en Duaca para denunciar que estaban desaparecidos. Al regresar, se fueron nuevamente recorrer algunos sectores que ellos frecuentaban, pero no hubo rastros de ellos.

El lunes en la tarde habitantes del sector Agua Fría, vía hacia Quebrada de Oro, hallaron los dos cuerpos tirados en una zona boscosa. Flavio, quien vestía pantalón jean y franela con zapatos deportivos tenía una herida de arma de fuego en el hombro izquierdo y otra en el intercostado izquierdo, mientras que Juan, vestía una franela pantalón oscuro y botas de goma y presentó heridas en la espalda y otra en el intercostal izquierdo.

Los vecinos de una vez llamaron a los policías y llegaron al sitio para confirmar el hallazgo, luego se dirigieron a la casa de la familia de las víctimas y les dieron la noticia. La esposa de Flavio fue una de las primeras que llegó al sitio y lloraba desconsoladamente por su muerte.

Fuentes policiales presumen que a los hermanos los asesinaron el domingo en horas de la tarde, por el estado en el que se encontraban los cadáveres, pues ya estaban en el proceso de descomposición. La familia no saben qué pudo ocurrir y porqué los mataron, pues aseguraron que ellos no tenían problemas con nadie.

Los hermanos se dedicaban a la agricultura y sembraban caraotas y maíz. Ambos dejan a niños huérfanos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias