Fallas en servicios públicos condena a pacientes renales

Agencias | LA PRENSA LARA.- La falta de agua, transporte y combustible afecta la posibilidad de que los pacientes renales puedan recibir su tratamiento de diálisis de manera adecuada. Así lo reseñó El Carabobeño.

Raymer Villamizar, presidente de la asociación Amigos Trasplantados de Venezuela denunció el hecho, durante unas declaraciones que suministró al programa En Contexto, de Unión Radio, donde indicó además que la situación afecta la calidad de vida de los pacientes renales.

Villamizar aseguró que en las unidades de diálisis de Carabobo se presenta con frecuencia el problema de la escasez de agua. Eso obliga a los pacientes renales a hacer colectas para contratar cisternas que se las pueda llevar.

Aseguró que cuando logran que alguna alcaldía les apruebe el camión cisterna para llevar el agua, por lo general los vehículos no cuentan con combustible y tienen que hacer otra colecta para comprarlo.

Asimismo señaló que las fallas frecuentes en el sistema eléctrico, también afecta el tratamiento que reciben los pacientes, ya que si están conectados a las máquinas y se va la luz, el proceso de dialización queda a medias.

La escasez de transporte es otro de los detonantes en los pacientes crónicos, tal es el caso de Valencia, donde la situación impacta a quienes deben viajar desde otros municipios o estados, para recibir el tratamiento.

Reiteró que los pacientes renales deben recibir cuatro horas de diálisis, tres veces a la semana, pero en la actualidad la mayoría solo recibe dos horas y media en promedio, lo cual disminuye su calidad de vida.

Fuente: El Carabobeño

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Nacionales

Venezuela y Colombia reabrieron sus fronteras

| comentarios